Argentina petróleo

Petroleras invertirán 5.000 millones en gas no convencional argentino en 2017

Yacimiento de Vaca Muerta

Yacimiento de Vaca Muerta, Argentina.

Infolatam/Efe
Buenos Aires, 10 de enero de 2017

Las claves

  • Macri aseguró que el proyecto permitirá que "decenas de miles de familias" se muden "a la zona de desarrollo".

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, anunció un acuerdo con empresas petroleras y sindicatos para la explotación de gas en la gran formación de hidrocarburos no convencionales de Vaca Muerta, en el oeste del país, que supondrá una inversión de 5.000 millones de dólares solo en 2017.

“Las empresas se han comprometido a un proceso virtuoso de inversiones que será de 5.000 millones de dólares” para 2017 y que se duplicará en los años siguientes, reveló el mandatario en un acto realizado en la Casa Rosada, sede del Ejecutivo argentino.

Según informaron a Efe desde Presidencia argentina, las empresas se comprometieron a aumentar la inversión hasta los 10.000 millones de dólares en 2018, una cifra que irá subiendo hasta alcanzar los 15.000 millones anuales.

Macri aseguró que el proyecto permitirá que “decenas de miles de familias” se muden “a la zona de desarrollo”.

El acuerdo anunciado este martes fue suscrito por el Gobierno nacional y el de la provincia de Neuquén, una de las provincias en las que se ubica Vaca Muerta, así como los sindicatos del sector y las petroleras Pan American Energy, la francesa Total, la anglo-holandesa Shell, las estadounidenses Chevron y Dow, y la estatal YPF, que tiene el 50 % de la superficie del yacimiento.

A su vez, el Gobierno de la provincia no aumentará los impuestos para garantizar la estabilidad presupuestaria de los inversores y mejorará la infraestructura vial en la región, algo a lo que también contribuirá el Ejecutivo nacional.

Macri también reveló hoy que extenderá el Plan Gas hasta 2020 (su vigencia terminaba en diciembre de este año) para garantizar un precio mínimo a los productores de gas.

Por su parte, los representantes de los trabajadores aceptaron incluir mejoras de productividad en sus convenios colectivos.

En declaraciones a los medios realizadas tras el acto del presidente argentino, el titular del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa que lideró las negociaciones del gremio, Guillermo Pereyra, aseguró que el acuerdo permitirá “mejorar” las condiciones de los trabajadores y negó que vaya a suponer una “flexibilización laboral”.

Macri afirmó que el proyecto abre “una etapa de futuro” para el desarrollo de la energía en el país austral y destacó que sin ella, “no se crece”, no hay desarrollo y no se puede reducir la pobreza.

Según dijo, Vaca Muerta representa la segunda reserva mundial de gas no convencional y la cuarta de petróleo no convencional, por lo que el acuerdo puede “revertir” un proceso iniciado por anteriores Gobiernos que mediante “corrupción” y “no inversión” transformaron a una Argentina “de energía abundante, barata y exportable” en “un país con escasez de energía, cara y que tenemos que importar”.

El mandatario también anunció que no va a aplicar retenciones a la exportación en la zona porque “para estas provincias la energía es la posibilidad primaria de desarrollo”.

La gigantesca formación es duramente criticada por ambientalistas, agricultores e indígenas de Neuquén, quienes denuncian la liberación de grandes cantidades de gas metano y la contaminación de los acuíferos de la región.

Comentar esta noticia

*