Guatemala, EEUU

La embajada de EEUU en Guatemala, contra la corrupción

Infolatam
Madrid, 20 de noviembre de 2016

Las claves

  • Todd Robinson: "Yo no mando en el país; no fui elegido por los votantes de Guatemala. Entonces es muy evidente que yo no mando en el país, nunca he mandado en el país y no voy a mandar en el país".

(Infolatam , por Rogelio Núñez)-. El papel de la embajada de EEUU en Guatemala ha cobrado una inusitada importancia en especial desde 2015. La representación del gobierno de Washington ha visto además realzado su papel en medio de la crisis institucional que vivió el país centroamericao en 2015 y la debilidad que ha mostrado el actual mandatario Jimmy Morales.

El nombre del embajador estadounidense, Todd Robinson, está en boca de todos y es rara la ocasión en la que no se le pregunta por su influencia. A ello además contribuye su constante presencia en los medios de comunicación.

En alguna entrevista ha debido aclarar cuál es su rol: “Yo no mando en el país; no fui elegido por los votantes de Guatemala. Entonces es muy evidente que yo no mando en el país, nunca he mandado en el país y no voy a mandar en el país”.

EEUU y la lucha contra la corrupción en Guatemala

Lo que no cabe duda es que el papel del embajador es visto por algunos como un símbolo de un nuevo intervencionismo e injerencia de EEUU en la política interna. Para otros es un intervencionismo positivo ya que ha contribuido a combatir la corrupción.

En ese sentido, Estados Unidos ha aportado desde el 2008 alrededor de US$36 millones (unos Q288 millones) en la lucha contra la corrupción en Guatemala financiando a la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

Todd Robinson junto a Otto Pérez Molina

Todd Robinson junto a Otto Pérez Molina

Y no solo la financia sino que legitima su funcionamiento frente a aquellos que la ven como una invasión externa. El acuerdo que dio origen a la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) fue suscrito el 12 de diciembre de 2006 entre el Secretario General de Naciones Unidas y el gobierno de Guatemala.  En un principio establecido por dos años, su mandato ha sido prorrogado tres veces. En la actualidad este se encuentra vigente hasta 2017.

La CICIG es uno de varios tribunales mixtos o híbridos establecidos por la cooperación internacional para ayudar a que se haga justicia en países con instituciones débiles. Al combinar jurisdicción nacional con apoyo internacional estos tribunales hacen posible que se haga justicia al tiempo que se contribuye a fortalecer la institucionalidad local.

Robinson ha destacado que la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) es necesaria en el país ya que “como Gobierno de Estados Unidos, y en la comunidad internacional, pensamos que sí es necesaria la institución (CICIG) para combatir la corrupción”.

El organismo desarticuló en abril de 2015 una estructura criminal dentro del Estado de Guatemala, llamada “La Línea” y que, según la Fiscalía y la CICIG, estaba liderada por el expresidente de Guatemala Otto Pérez Molina y la exvicepresidenta de ese país Roxana Baldetti, ambos en prisión preventiva a la espera de juicio.

“La CICIG ha demostrado que es posible combatir la corrupción y la impunidad, incluso a los funcionarios de los niveles más altos que no son intocables”, consideró el subsecretario de Estado adjunto para América Central y el Caribe, Francisco Palmieri, durante un debate en el centro de estudios Wilson Center, en Washington.

Curiosamente, en enero de 2015 Pérez Molina trató de acabar con la Cicig dando por concluidas las labores: “La fase de trabajo de la Cicig ya terminó y lo que no pudo hacer en ocho años seguramente no lo va a poder hacer en uno o dos años más”. Sin embargo, durante  una visita a Guatemala, el vicepresidente de EEUU Joe Biden sostuvo que: “La Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala debe ser prorrogada; claro que es una decisión soberana pero debe ser prorrogada si alguien espera que el congreso de EE.UU. se vaya a sumar a la iniciativa haciendo compromisos de miles de millones de dólares (…). La continuidad de Cicig es muy, muy, muy importante”.

La intervención de Biden tuvo un impacto crucial: “Desde el momento en el que el vicepresidente Biden comenzó a hablar en contra de la corrupción y a favor de la Cicig, ésta se convirtió en el centro de una gran discusión en Guatemala que llevó a Pérez Molina a tener que aceptar la renovación del mandato de esa comisión de la ONU”, sostiene Gustavo Berganza, analista político y columnista del semanario guatemalteco Contrapoder.

El temor a Baldizón y el apoyo a Jimmy Morales

Si bien es cierto que no existen pruebas, todo indica que EEUU y su embajada hicieron una apuesta política: evitar que Manuel Baldizón ganara las elecciones presidenciales de 2015.

En plena campaña electoral apareció un documento al que tuvo acceso Infolatam. Un informe especializado de Inteligencia proveniente de EEUU en el que se llevaBA a cabo un minucioso análisis político y psicológico de Baldizón, prototipo de líder populista latinoamericano: “políticamente hábil, manipulador experto  y con capacidad de fingir emociones”.

Todd Robinson junto a Jimmy Morales

Todd Robinson junto a Jimmy Morales

Ello les llevó a acabar respaldando y ahora tratando de consolidar a Jimmy Morales.

La embajada de Estados Unidos ha defendido los logros del presidente de Guatemala y su administración en los primeros seis meses que lleva en el cargo.

Además, ha reiterado el respaldo de ese país a los cambios que busca la nación centroamericano para un mejor futuro.

“La tasa de criminalidad ha disminuido de forma real y significativa. La recaudación de ingresos está en marcha y el gasto gubernamental en desembolsos administrativos se ha reducido”, expresó la misión diplomática en un comunicado.

Destacó que la calificación de crédito de la compañía Moody’s para Guatemala “ha aumentado” y que el avance en el Plan de la Alianza para la Prosperidad (en el Triángulo Norte de Centroamérica que integran Guatemala, El Salvador y Honduras) ha iniciado con la formación del Grupo Consultivo y las reuniones con grupos fuera de la capital.

“Los tribunales se están dedicando a los casos importantes en contraste con lo que previamente era intocable. El Ejército ha mejorado las carreteras y ha donado útiles escolares. Y el respeto internacional por el liderazgo de Guatemala contra la corrupción ha mejorado”, resaltó.

La misión diplomática sostuvo que “Estados Unidos está con Guatemala en el camino hacia un mejor futuro”.

Incluso, el propio embajador de los Estados Unidos en Guatemala, Todd Robinson, se ha referido a la gestión del presidente Jimmy Morales manifestando que, en términos generales, la actual administración “ha trabajado mucho”: “Mi trabajo aquí es ayudar al Gobierno, sea quien sea; Jimmy Morales recibió 2 millones de votos y nosotros aceptamos esa decisión y seguimos trabajando con él”.

 

 

Comentar esta noticia

*