Guatemala corrupción

Cicig: sin reformas judiciales las mafias volverán con más fuerza a Guatemala

CIUDAD DE GUATEMALA (GUATEMALA), 28/10/2015.- EFE/Esteban Biba

El presidente de Guatemala Jimmy Morales

Infolatam/Efe
Guatemala, 24 de noviembre de 2016

La Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) alertó que sin reformas judiciales las mafias pueden volver con más fuerza en el país y exhortó a la población a perder el miedo y denunciar la corrupción.


“Si no se cambian las reglas del sistema el pasado volverá con más fuerza”, advirtió el comisionado de la Cicig, el colombiano Iván Velásquez, al presentar el noveno informe de labores del organismo de las Naciones Unidas ante autoridades, sociedad civil y la comunidad internacional.

Enfatizó que “hoy es el momento para levantar la voz y decir sí al cambio, sí a una nueva Guatemala”.

Velásquez dijo que 2015 fue el año del “parteaguas” que impulsó al país a buscar los cambios tras la efervescencia y los sentimientos de indignación que provocó la lucha contra la corrupción.

Agregó que las lecciones aprendidas en la desarticulación de las redes criminales, entre ellas “La Línea” dedicada a la defraudación en aduanas y que estaba encabezada por el expresidente Otto Pérez Molina y la ex vicepresidenta Roxana Baldetti, ambos en prisión, permitió dar un salto cualitativo en la persecución del fenómeno de la “macrocriminalidad”.

“El 2015 tiene que ser visto como un proceso irreversible de cambio” porque “La Línea” solo es “el inicio de una compleja investigación” que luego llevó a la desarticulación de otras estructuras como “Cooptación del Estado” y “TCQ”, mencionó.

Estas redes también estaban encabezadas por el exbinomio presidencial.

“Si Guatemala quiere construir un futuro en el que prevalezca el bien común para todos sus habitantes sin excepciones y sin exclusiones, tiene que comprometerse a erradicar la corrupción”, sostuvo.

Velásquez comentó que las metas de 2016 fueron identificar la “realidad perversa” de las redes y desarticularlas, y formular propuestas de reformas jurídicas y constitucionales para que lo que sucedió en el 2015 no continúe.

Recordó que las redes, integradas por funcionarios, empresarios y particulares, se habían organizado alrededor del Estado para saquear los recursos, lo cual es “inadmisible”.

En el informe, la Cicig también incluyó la detección de plazas fantasmas en el Congreso, en el Organismo Judicial (OJ) y en la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), entre otros.

El comisionado manifestó que existe la necesidad de realizar “profundas reformas al sistema de justicia” porque sin ello “no se puede pretender hacer cambios”.

“Siempre existe la amenaza de la regresión de la impunidad” y “se necesitarán más fiscales y más jueces valientes para que el cambio sea posible”, resaltó.

Velásquez hizo un llamado público para que en Guatemala se restaure la moral y se pierda el miedo a la denuncia.

“No más silencio, no más temores, una nueva ciudadanía los respalda”, dijo a las autoridades y a la sociedad.

Por su parte, la fiscal general de Guatemala, Thelma Aldana, sostuvo durante el acto celebrado en la sede del Ministerio Público (MP) en la capital, que no hay persona ni organización tan grande que la ley no pueda alcanzar.

Aldana ratificó su compromiso de continuar la batalla en favor de la justicia “sin importar contra quien nos enfrentemos”.

“La batalla tiene que ser por la justicia y la paz para eliminar de una vez por todas la corrupción, la impunidad, la pobreza, el racismo y la discriminación”, sentenció.

Comentar esta noticia

*