Ecuador Elecciones

Lenin Moreno o Jorge Glass: el correísmo busca al sucesor de Rafael Correa

Infolatam
Madrid, 28 de septiembre de 2016

Las claves

  • Alianza País (el correísmo) elige en octubre candidato presidencial para 2017

(Infolatam, por Rogelio Núñez)-. Alianza País, la coalición que agrupa a las diferentes fuerzas que forman el correísmo, afronta las elecciones presidenciales de 2017 sin su líder carismático: Rafael Correa. Por eso, ha iniciado un arduo trabajo, el de encontrar a quién sustituya a una figura insustituible como Correa.

El sábado en la Convención Nacional de Alianza País (AP)se decidirá el binomio que representará al partido oficialista en las elecciones de febrero de 2017.

La fortuna para AP es que la oposición se encuentra desunida y mucha de las fuerzas anticorreístas no tienen aún definido sus propios liderazgos. Guillermo Lasso es una de las figuras relevantes de la oposición pero no lograr crecer más allá de la derecha y el centroderecha. La coalición Unidad debe aún decidir si su líder será Cynthia Viteri o Paul Carrasco.

En el correísmo, en el poder desde 2007, también hay dudas sobre quién debe ser el hombres que ocupe el lugar del líder carismático. Y ese puesto aspiran dos vicepresidentes: Lenin Moreno, que lo fue entre 2007 y 2013, y Jorge Glass que lo es desde 2013 hasta la actualidad.

El correísmo, entre Lenin y Glass

El anuncio de que Rafael Correa no concurrirá parece definitivo lo cual ha desencadenado la actual carrera electoral entre Lenin Moreno y Jorge Glass.

En esa carrera Moreno parte con ventaja porque es mucho más popular que Glass: su minusvalía y su carácter abierto favorecen su capacidad de llegada a la población. Además frente a la imagen tecnocrática de Glass, Moreno destaca por todo lo contrario, por su perfil social e imagen de superación.

Lenin Moreno

Lenin Moreno

Lenin Moreno, nacido en 1953, quedó paralítico en 1998 cuando tenía 48 años, al recibir un disparo en un atraco lo que le provocó que perdiera la movilidad en las piernas.

Sun espíritu de superación se trasluce en sus discursos: “Busco luchadores de la paz y la vida. La misión es ahora no solamente para las personas con discapacidad, sino para los niños y los ancianos. Queridos amigos, la misión continúa. Ahora la misión es todo el Ecuador y para eso bienvenidos luchadores de la paz y de la vida”.

Ha estado un año en Ginebra como enviado especial del Secretario General de las Naciones Unidas para las personas con discapacidad y, por lo tanto, alejado de la política del día a día y al margen del deterioro económico que sufre el país.

Eso le puede beneficiar y también afectar. Simón Pachano subraya que “Lenin Moreno cuenta con la ventaja que le da una larga ausencia física y mediática, pero esta puede consumirse en las primeras semanas de una campaña que tendrá como telón de fondo a una economía en franca caída. Además, difícilmente podrá desprenderse de la omnipresencia del líder, lo que hará más probable el contagio de la mala calificación”.

El exvicepresidente de la República, Lenín Moreno, sostiene que aceptará una candidatura presidencial si el movimiento oficialista Alianza PAIS se lo pide en su convención nacional de octubre próximo. Moreno encarna a sectores moderados dentro del corereismo aunque se declara fiel a la Revolución Ciudadana: “Hace 10 años con el compañero Rafael Correa y que ha tenido importantes logros para el bienestar de todos los ecuatorianos”.

Frente a la simpatía y el don de gentes de Moreno, se alza Jorge Glass que en su calidad de tecnócrata no reúne esas características. A su poca capacidad de liderazgo se une su escasa vinculación con  las bases del correísmo y que su imagen está ligada a los problemas macroeconómicos que arrastre el régimen en los últimos tiempos.

Todo ello coloca como favorito a Lenin Moreno quien en las diferentes encuentas derrotaría a sus rivales aunque con una gran diferencia con respecto a Correa: el actual presidente ganó en 2009 y 2013 en primer vuelta superando el 50% de los votos. Moreno apenas superaría el 40% y debería enfrentarse a una segunda vuelta.

Así pues, todo indica que el binomio Lenin Moreno-Jorge Glass sería la opción más competitiva para Alianza País que no solo va sin su líder carismático sino que debe hacer frente a liderazgos emergentes (Paul Carrasco) y a figuras con fuerte implantación (Guillermo Lasso y Paco Moncayo).

Comentar esta noticia

*