Brasil corrupción

Acuerdo para reducir sentencia de senador en Brasil implica a Rousseff y a Lula

El senador brasileño Delcido do Amaral.

Reuters
Brasilia, 3 de marzo de 2016

Las claves

  • O Estado no identificó a las fuentes de su información pero dijo que Amaral nombró a Lula y que podría revelar sórdidos tratos en la compra de la refinería estadounidense Pasadena por parte de la estatal Petrobras.
  • El senador Delcidio Amaral, exjefe del oficialismo brasileño en el Senado e investigado por las corruptelas en la estatal Petrobras, dijo hoy que no confirma las denuncias que le atribuyó una revista contra la presidenta Dilma Rousseff y su antecesor Luiz Inácio Lula da Silva.

El senador del oficialismo brasileño Delcido do Amaral, detenido en noviembre por obstrucción a la justicia, llegó a un acuerdo con fiscales que implica a la presidenta Dilma Rousseff y al ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva en el escándalo de corrupción de Petrobras, dijeron el jueves medios locales.

El senador Delcidio Amaral, exjefe del oficialismo brasileño en el Senado e investigado por las corruptelas en la estatal Petrobras, dijo hoy que no confirma las denuncias que le atribuyó una revista contra la presidenta Dilma Rousseff y su antecesor Luiz Inácio Lula da Silva.

Según una nota firmada por el senador, “en principio, ni el senador Delcidio ni su defensa confirman el contenido del reportaje” publicado hoy por la revista Istoé, según la cual Amaral acordó cooperar con la Justicia a cambio de una futura reducción de pena e hizo graves acusaciones contra Rousseff y Lula.

La versión en internet del diario brasileño O Estado de S.Paulo dijo que Amaral, que fue liberado de la cárcel en febrero con algunas restricciones, entregó un testimonio preliminar a los fiscales públicos que podría ser revelado si se le concede indulgencia en un acuerdo formal de delación compensada.

O Estado no identificó a las fuentes de su información pero dijo que Amaral nombró a Lula y que podría revelar sórdidos tratos en la compra de la refinería estadounidense Pasadena por parte de la estatal Petrobras.

La petrolera brasileña ha estado en el centro del escándalo de sobornos y cobros excesivos por servicios que los fiscales han estado investigando durante dos años.

El abogado de Amaral había dicho previamente que su cliente no accedería al acuerdo para reducir penas. Los intentos por contactar a autoridades que siguen el tema fueron infructuosos el jueves.

La fiscalía pública declinó hacer comentarios.

La revista IstoE también señaló el jueves que el senador testificó bajo los términos del acuerdo con la fiscalía y dijo que Rousseff empleó su influencia para mantener en sus cargos a gerentes de Petrobras acusados de corrupción.

El palacio de Planalto se negó a emitir declaraciones sobre los reportes.

Comentar esta noticia

*