Argentina, nuevo presidente

Argentina regresa al mundo de la mano de Maurio Macri

Infolatam
Madrid, 25 de febrero de 2016

Una visita que ayuda a Macri… y a Obama

El análisis
Carlos Pagni

Carlos Pagni

(La Nación. Argentina)-. “La agenda diplomática oficial demuestra el interés que despierta el doble experimento que se cursa en la Argentina, con un significado de alcance regional: la transición de un régimen autoritario a otro pluralista, y de una economía Estado-céntrica a otra más competitiva”.

(Infolatam, por Rogelio Núñez)-. El cambio más profundo que se ha producido con la llegada de Mauricio Macri a la Casa Rosada ha sido que Argentina ha dejado de ser un país marginado en el contexto regional y mundial. La reconciliación con Uruguay, la próxima visita de Barack Obama y el inminente acuerdo con los”fondos buitre” devuelven al país a la normalidad perdida durante la hegemonía kirchnerista (2003-2015).

Contrasta la decisión de ir paso a paso en política interior (la opción gradualista en la lucha contra la inflación) con los cambios realmente sustanciales y profundos en política exterior. La idea en el ámbito interno, más allá de decisiones rápidas como fue el poner fin al “cepo cambiario”, es manejarse con extrema prudencia.

“Estamos combatiendo la inflación para cuidar el bolsillo de los trabajadores. Sabemos que éste es un problema que afecta primero a los que menos tienen, y es fundamental resolverlo para lograr que cada argentino pueda tener la calidad de vida que merece. No va a ser de un día para el otro, pero de a poco y con pasos concretos lo estamos solucionando”, sostiene Macri.

A escala internacional los ritmos son diferentes. Macri ya ha logrado reconstruir los puentes rotos con varios países de la región (en especial Uruguay) y mantener buenas relaciones con los que más alejados están ideológicamente (Bolivia) – siendo la única excepción Venezuela. Además, ha conseguido reconciliarse con EEUU y volver a resultar atractivo a los países de la UE.

El colofón es el ya inminente acuerdo con los fondos buitre lo cual abrirá las puertas a Argentina a la financiación internacional.

El nuevo giro a la relaciones exteriores

Desde que anunció que Susana Malcorra sería su canciller, Macri mandó un claro mensaje de que las cosas en materia de política exterior iban a cambiar de forma muy marcada con respecto a sus predecesores.

La agenda de Malcorra se apoya en diez grandes objetivos, comos señaló en entrevista al diario La Nación siendo el más significativo el de reconciliar a Argentina con el mundo: “Volver a nuestro rol histórico de estar presentes en todos los foros y tener relación con todos. Es importante mantener nuestro rol de puente de construcción y solución de problemas, con un diálogo maduro y sin dejar a nadie afuera de nuestro tablero”.

Mauricio Macri con Tabaré Vázquez

Mauricio Macri con Tabaré Vázquez

“Construir una relación inteligente y madura con EE.UU. Pensarse como país no teniendo una relación con la primera potencia del mundo es una oportunidad perdida…. Tratar de plasmar nuestra presencia en la ONU, la OEA, el Mercosur, la Unasur, la Celac, estableciendo una política de integración y apertura”, concluye la canciller.

Desde el minuto uno Macri se ha esforzado por reconstuir los puentes dañados durante la época kirchnerista.m Y lo ha hecho con Uruguay, la UE y los EEUU:

Ha conseguido bajar al mínimo los roces con Uruguay cuyas relaciones con Argentina estuvieron a punto de romperse durante el gobierno de los Kirchner por “la crisis de las pasteras”.

El mandatario uruguayo, Tabaré Vázquez, afirmó que durante el encuentro “los dos gobiernos hemos asumido que tenemos que estar a la altura de nuestro pueblo en su relacionamiento, algo profundo, fraterno, de verdaderos hermanos”, y se refirió a “acuerdos que son trascendentales”.

Durante la época de los Kirchner las relaciones con la UE se deterioran con iniciativas como la expropiación de Repsol o la dura postura argentina en la negociación con la UE sobre el tratado de libre comercio. En estos dos meses de presidencia ya han pasado por el país el primer ministro italiano, Mateo Renzi, y el Presidente de la República francesa, Francois Hollande.

Hollande ha reconocido el cambio que encarna Macri: “Usted abrió un nuevo capítulo en la Argentina, y Francia quiere ayudarlo… Queremos apoyar a la Argentina en su reintegración a la comunidad financiera internacional. Francia apoya la candidatura de la Argentina en la OCDE [Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos]. Deseamos que puedan encontrar una solución a la gestión de sus deudas soberanas, y nuestra presencia en las instancias financieras internacionales permitirá encontrar una solución”.

Holanda y Macri en la Casa Rosada

Holanda y Macri en la Casa Rosada

Y Renzi lanzó gestos aún más significativos: “América latina necesita de la Argentina como Europa necesita de Italia… Con el Presidente Macri vamos a poder hacer un serio trabajo en conjunto”.

A diferencia de Cristina Kirchner, Macri ha apostado por reconstruir los vínculos con la UE.

Como Martín di Natale subraya en La Nación “el relanzamiento de los vínculos de la Argentina y la UE va más allá de las relaciones bilaterales. El Presidente busca ansioso la resolución definitiva de la eterna negociación por un acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la UE… Más allá de las inclinaciones de Macri con mayor peso por Estados Unidos o por Europa lo concreto es que una vez más la diplomacia argentina se muestra en un reiterado camino pendular que las relaciones internacionales no siempre aconsejan”.

Pronto, además, Macri viajará a España para poner fin a las tensiones que Cristina Kirchner protagonizó con el gobierno de Mariano Rajoy y también para reparar los desplantes que recibió en rey Juan Carlos I.

Como subraya Ramón Puerta, embajador argentino en España: “Las relaciones con España sufrieron un deterioro absurdo. El Gobierno anterior confrontó incluso con Uruguay. Esas relaciones se van a recomponer fácilmente. Macri busca el entendimiento de Argentina con el mundo, y si hay un lugar donde se va a dar rápidamente eso es España. Argentina fue el principal destino inversor de España entre 1992 y 2012. En los últimos tres años todo se paró. Con Kirchner recuerdo que una vez visitamos España y le hicimos esperar 45 minutos al Rey. Todo eso va a cambiar para bien”.

El acercamiento a EEUU

Y en este giro copernicano de la política exterior argentina, lo más llamativo ha sido el acercamiento a EEUU y el inminente acuerdo con los “fondos bruitre”.

President Barack Obama talks with Secretary of State John Kerry in the Oval Office, Nov. 1, 2013. (Official White House Photo by Pete Souza)

Barack Obama con  John Kerry

Barack Obama anunció este mes que viajará al país el 23 y 24 de marzo próximo, en una visita que buscará redefinir la relación bilateral.

Según un comunicado difundido en Buenos Aires “Obama y su familia se reunirán con el nuevo presidente Mauricio Macri para conversar sobre la agenda de reformas de Macri y reconocer su defensa de los derechos humanos en la región”.

Susan Segal, presidenta del Consejo de las Américas, apunta a que “la decisión del presidente Obama de visitar la Argentina es un reflejo de la mejora en las relaciones entre los dos países después de la elección del presidente Mauricio Macri. Este viaje, el primero en casi dos décadas, reafirma la determinación del presidente Macri para reintegrar a la comunidad internacional y tomar un liderazgo en el hemisferio”.

Y finalmente, Argentina está a punto de romper su aislamiento internacional en materia financiera llegando a un acuerdo con los “fondos buitre”.

El Gobierno de Argentina está cerca de llegar a un acuerdo multimillonario con los dos principales fondos buitre querellantes: NML y Aurelius. De acuerdo con La Nación, un abogado de Elliot Management (NML) y Aurelius Capital, Matthew McGill, acordaron los “términos económicos” de un ocasional trato con el Gobierno argentino para dar fin al litigio de la deuda, sin embargo, esta versión fue desmentida por el ministerio de Hacienda.

En definitiva, como señala el embajador argentino en Estados Unidos, Martín Lousteau “lo primero que significa no solo la visita de Obama sino la visita de Hollande y de Renzi es que Argentina está en la agenda internacional y fuertemente”.

Comentar esta noticia

*