Bolvia Referendum

Bolivia dice No a Evo Morales con un 54 por ciento, en el referéndum para reelección

Infolatam Efe
La Paz, 22 febrero 2016

Bolivia y su referéndum: una incógnita todavía no despejada

El análisis
Carlos Malamud

Carlos Malamud

(Infolatam).- “¿Cómo impactará el resultado de esta elección en la discusión en torno a un cambio de ciclo político en América Latina? Esta idea comenzó a desarrollarse a partir de los triunfos electorales de la oposición en Argentina, presidenciales, y en Venezuela, sólo parlamentarias.Si se consolida el NO en el referéndum, la oposición boliviana habrá obtenido un triunfo más que singular y con importantes efectos demostración en el resto del continente. Esto implica, aunque en una forma algo más sutil, que el desenlace de los comicios bolivianos pueda influir en ciertas elecciones que se celebren en el futuro inmediato en el resto del continente, como ya habría ocurrido con los resultados argentinos y venezolanos”.

El 54,01 % de bolivianos votó No a reformar la Constitución para permitir una nueva candidatura del presidente Evo Morales en 2019, según el escrutinio oficial del Tribunal Supremo Electoral, que muestra un avance del 87,6 %.  El obtuvo el 45,99 % de apoyo, equivalente a cerca de 1,9 millones de votos. Los bolivianos residentes en el extranjero  apoyaron mayoritariamente la opción del No con un 68,33 % de los sufragios válidos.

El porcentaje de votos en Bolivia representa más de 2,3 millones de los sufragios, de un total de 4,2 millones de votos registrados hasta ahora en el recuento publicado en la web del TSE.

Los sondeos por recuento rápido difundidos el domingo al término del referendo constitucional también daban la victoria al No con un porcentaje del 51 % al 52,3 % frente un 47,7 y un 49 % del Sí, pero el Gobierno habló de “empate técnico” y pidió esperar a los resultados oficiales.

Los resultados oficiales confirman el triunfo del No anticipado pos las encuestas de Ipsos y Equipos Mori el domingo, cuatro horas después del cierre de los recintos electorales.

En los procesos electorales en Bolivia tradicionalmente se da por válido el resultado de los sondeos a pie de urna y por recuento rápido en la noche electoral debido a la habitual tardanza del escrutinio oficial definitivo, que suele demorar varios días.

El presidente Morales pidió hoy esperar “con serenidad” los datos oficiales y reiteró que respetará el resultado porque “esa es la democracia”.

En una comparecencia ante los medios de comunicación en La Paz, la primera tras la jornada de votación, el mandatario confió en que el voto de las zonas rurales podría revertir el veredicto adelantado por las encuestas, porque así ocurrió en otros procesos electorales en Bolivia.

Los bolivianos residentes en el extranjero  apoyaron mayoritariamente la opción del No, según datos provisionales del Tribunal Supremo Electoral (TSE).  Con casi la mitad de los votos de las circunscripciones extranjeras escrutados, un 68,25 % de los sufragios válidos -que no incluyen votos en blanco ni nulos- fue para el No, según datos que corresponden a 530 de las 1.143 actas recibidas desde los 33 países donde los emigrantes bolivianos pudieron votar.

Los bolivianos acudieron el domingo a las urnas para decidir sobre una modificación constitucional que permitiera a Morales presentarse a las elecciones del 2019 en busca de un cuarto mandato consecutivo.

El voto extranjero representa el 4,15 % del padrón boliviano, con 258.990 electores habilitados. De los siete países que cuentan con más de mil electores bolivianos, según lo escrutado hasta ahora el No gana en Chile (62,9 %), Estados Unidos (82,42 %), España (79,53 %), el Reino Unido (77,41 %) e Italia (79,16 %). Por contra, el Sí a modificar la Carta Magna se impone en Brasil con un 76,05 %.

El TSE aún no ha publicado en su página web datos sobre el recuento del sufragio en Argentina, la mayor circunscripción extranjera con 116.568 bolivianos habilitados para el voto.

El voto inmigrante, en particular de Brasil (31.370 electores) y Argentina, era una de las esperanzas del Gobierno para revertir los resultados adelantados por los sondeos difundidos anoche tras el cierre de la votación, en los que no se computa el sufragio de los residentes en el extranjero.

Más de 6,5 millones de bolivianos estaban llamados a votar el domingo en el referendo, en el que se consultó sobre una reforma constitucional para ampliar de dos a tres los mandatos presidenciales consecutivos permitidos, lo que posibilitaría que Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera pudieran volver a ser candidatos en 2019

El mandatario y su vicepresidente iniciaron su primera gestión en 2006, la segunda en 2010 y la tercera en 2015.

Aunque la Constitución permite solo dos mandatos consecutivos, Morales y García Linera pudieron presentarse a los comicios de 2014 gracias a un fallo del Tribunal Constitucional que avaló que su primer mandato (2006-2010) no cuenta porque el país fue refundado como Estado Plurinacional en 2009.

Comentar esta noticia

*