Guatemala elecciones

La corrupción provoca una crisis institucional en Guatemala

Infolatam
Madrid, 16 de julio de 2015

Las claves

  • Ya ha caído la vicepresidenta Roxana Baldetti y el presidente Pérez Molina está muy cuestionado.

(Infolatam, por Rogelio Núñez)-. La corrupción es un compañero de viaje de Guatemala que no ha abandonado a este país desde la época colonial hasta la actual fase democrática, pasando por los diferentes periodos autoritarios y dictatoriales. Sin embargo, la actual situación bordea los límites de una crisis institucional.

Los escándalos de corrupción que han estallado en los últimos meses han provocado un terremoto institucional: han colocado al presidente Otto Pérez Molina en la picota y muy cuestionado, a su vicepresidenta, Roxana Baldetti, fuera del gobierno tras presentar su dimisión; al candidato del partido oficial (el Partido Patriota), Alejandro Sinibaldi, fuera de esta organización y al principal líder opositor, Manuel Baldizón, con su vicepresidenciable vinculado a una red de lavado de dinero.

El desapego y decepción hacia las instituciones, los partidos y el sistema democrático tradicionalmente muy bajo ahora se encuentra en mínimos.

Edgar Gutiérez, analista en el diario El Periódico, señala que “la clase política no se ha enterado que está en crisis. El MP y la CICIG finalmente la ha pillado con las manos en la masa y la gente se ha indignado. Es una indignación profunda y extendida que los políticos menosprecian. En un país normal la mayoría calificada del Congreso ya habría renunciado, igual que el presidente de la República y la mayoría de quienes integran su gabinete… La crisis camina con su propio combustible, no importa que nos encontremos en un callejón sin salida. Los bandos están abiertamente definidos: la sociedad vs. las mafias”.

Crisis institucionales que se repiten: 2003, 2011 y 2015

Guatemala es un país de constantes históricas que se repiten. Por ejemplo, que ningún partido que ha alcanzado el poder ha conseguido volver al gobierno.

CIUDAD DE GUATEMALA (GUATEMALA), 24/05/2013.-EFE/Saúl Martínez

Alfonso Portillo llego a estar encarcelado por corrupción en EEUU y en Guatemala

La maldición que pesa sobre los oficialismos en Guatemala parece que se va a cumplir una vez más.

Nunca un partido en el poder en este país centroamericano ha conseguido encadenar dos periodos presidenciales seguidos y ni siquiera ha logrado nunca volver a la presidencia.

Así al democratacristiano Vinicio Cerezo (1986-91) le sucedió el evangélico Jorge Serrano Elías (1991-93) del MAS y a éste el centroderechista Álvaro Arzú del PAN (1996-2000).

Luego vinieron Alfonso Portillo del FRG (2000-2004), Óscar Berger de la GANA (2004-2008) y, por último, Álvaro Colom de la UNE (2008-2012).

Incluso, hay casos como el de la UNE con Álvaro Colom que no pudieron presentar candidato en 2011 ya que su esposa Sandra Torres no pudo competir en los comicios de hace cuatro años porque estaba inhabilitada.

Ahora otra constante histórica que ha afectado a tres de los últimos cuatro gobiernoos es que cada presidencia acaba en medio de crisis institucionales que hacen peligrar la gobernabilidad.

La gestión de Portillo (2000-2004) terminó con los sucesos del llamado “jueves negro” cuando el oficialismo logró imponer la candidatura incostitucional de Efraín Ríos Montt tras ejercer presión sobre el Tribunal Supremo Electoral.

La de Álvaro Colom finalizó con la sombra del caso Rosenberg y el intento de burlar la institucionalidad para que su esposa (en ese momento reciente exesposa) fuese candidata presidencial.

Otto Pérez Molina, seis meses de infierno

A la actual administración encabezada por Otto Pérez Molina dede 2012 le restan solo seis meses que, sin embargo, se antojan un infernal desierto.

Pérez Molina y la vicepresidenta visitando la zona del terremoto

Pérez Molina junto a su exvicepresidenta Roxana Baldetti

El escándalo de La Línea acabó con su vicepresidente, y mucho más que mano derecha, Roxana Baldetti, y dejó herido políticamente al propio presidente a quien los manifestantes que desde hace meses se concentran cada sábado en el Parque Central pide la dimisión.

La situación del presidente se ha complicado aún más después de que el pasado 10 de julio la Fiscalía de Guatemala confirmara la captura de Gustavo Martínez, yerno de Pérez Molina, quien ocupó el cargo de secretario general de la Presidencia y está acusado de asociación ilícita y tráfico de influencias.

El exfuncionario guatemalteco integraba una red que intercambiaba favores con empresas a través del Ministerio de Energía y Minas y de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT). En concreto, Martínez se pudo haber beneficiado de un contrato de 120.000 dólares pagados por la empresa Jaguar Energy, según los investigadores.

El presidente tuvo que salir a desmentir que fuera a dimitir, tras conocer la detención de su exsecretario privado y esposo de su hija: “Algunos me preguntan si voy a renunciar, yo les digo, lo más fácil para mí hubiera sido renunciar desde el principio pero estoy cumpliendo un mandato constitucional que fue otorgado por el pueblo y lo voy a respetar. No voy a renunciar, voy a seguir en la lucha, aunque me quiten la inmunidad…”.

Mientras, el Congreso debe decidir sobre la inmunidad de Pérez Molina, después de que una comisión legislativa recomendara retirarle el fuero para investigarle por los casos que forzaron la dimisión su vicepresidenta Roxana Baldetti, varios ministros y otros cercanos colaboradores.

Una campaña golpeada por la corrupción

A comienzos del año todo indicaba que la lucha por la presidencia sería un duelo entre el presidenciable oficialista, Alejandro Sinibaldi, y el opositor Manuel Baldizón.

Manuel Baldizón

Manuel Baldizón, favorito para ganar las elecciones presidenciales

Sin embargo, el derrumbe de la administración Pérez Molina se llevó por delate al PP y Sinibaldi abandonó el barco enfrentado con Baltetti, que era la figura más poderosa en el Partido Patriota.

Ahora un nuevo escándalo golpea a la clase política y en concreto a los dos referentes opositores, al vicepresidenciable de Baldizón y a la propia Sandra Torres.

El expresidente del Banco Central de Guatemala y candidato opositor a la Vicepresidencia del país, Edgar Barquín, ha sido acusado de formar parte de una red de blanqueo de dinero, según el diario guatemalteco ‘Prensa Libre’.

La Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) ha señalado que en la red participaban además el diputado Manuel Barquín –hermano de Edgar–, y el también diputado Jaime Martínez Lohayza.

El jefe del organismo, Iván Velásquez, y el Ministerio Público han solicitado la apertura de tres antejuicios contra estas tres personas, miembro todas ellas del opositor Líder, por asociación ilícita, blanqueo de dinero y financiación electoral ilícita.

Asimismo, ha confirmado la detención de Francisco Morales Guerra, alias ‘Chico Dólar’, quien presuntamente encabezó una red de blanqueo de dinero entre 2008 y 2011.

El caso podría dañar la candidatura de Manuel Baldizón, quien se había beneficiado por los escándalos que salpicaron al círculo de confianza del presidente Otto Pérez Molina.

Colom y Sandra Torres Guatemala

La opositora Sandra Torres, segunda en los sondeos, también podría verse implicada en el escándalo

La opositora Sandra Torres, segunda en los sondeos, también podría verse implicada en el escándalo, después de que los investigadores dijeran que al menos dos millones de dólares financiaron ilegalmente al extinto partido Gran Alianza Nacional (GANA), del que ella fue candidata en 2012.

Toda esta situación ha provocado que los ciudadanos que se movilizan semanalmente pidan que se aplacen las elecciones a fin de llevar a cabo una purga. Algo que finalmente no se ha conseguido porque va contra lo que marca la constitución.

Juan Luis Font, en la revista Contrapoder, señala que lo que se pretendía era “que las elecciones se pospongan dos meses… que las elecciones se realicen bajo una nueva Ley Electoral… la cual contemplaría transformaciones clave para el sistema político… La reforma no garantizaría de manera automática el saneamiento del sistema político nacional, pero abriría las puertas para la participación de grupos ciudadanos que hasta ahora han preferido mantenerse ajenos a la función pública. Los partidos perderían el monopolio de la postulación al Congreso y a la Presidencia. Una convocatoria posterior, en manos de la próxima legislatura, a una asamblea nacional constituyente podría realizarse sin que el peso del partido oficial o de ningún poder de hecho sea necesariamente asfixiante para definir el futuro texto constitucional”.

 

3 comentarios a “La corrupción provoca una crisis institucional en Guatemala”

  1. Cendrero dijo:

    En realidad Baldizón es favorito de sus propias encuestas y por la masiva y millonaria propaganda que viene desarrollando desde hace muchos meses en clara violación a las prohibiciones legales del TSE de publicidad electoral anticipada. Patriota, Líder y UNE, son tres partidos endinos que tienen historiales comprobables de una corrupción a toda prueba. Pero todavía no pueden cantar victoria, lo que nunca había sucedido en Guatemala, la CICIG y el Ministerio Público cada día están develando con sus respectivas pruebas, numerosos casos de increíble corrupción continuada. Sus políticos innombrables que migran según sus intereses de un partido a otro ahora son una carga. Aproximadamente el 30% de los diputados actuales del Partido Líder, son tránsfugas de otras agrupaciones políticas. En una reciente encuesta realizada por una Agencia especializada, se determinó que un conocido Humorista metido a candidato por un Partido Político, tiene la intención de voto que lo sitúa como segundo entre la docena de aspirantes a la Presidencia. Por eso es aventurado decir que Baldizón es el favorito a ganar la carrera electoral, y con todas las colas que le han descubierto, cada vez las cosas se le ponen más cuesta arriba. El voto de castigo puede ser una tragedia para él.

  2. Titulares de Infolatam: Guatemala: ¿por qué se hundió Perez Molina?TuGuiaOnline dijo:

    […] (Infolatam, por Rogelio Núñez)-. La crisis institucional que padece Guatemala empezó a tocar fondo con la dimisión primero y detención después de la exvicepresidenta de la República, Roxana Baldetti. El punto culminante ha sido la dimisión del ya ex presidente Otto Pérez Molina al que los indicios sitúan como parte de toda esa trama de corrupción que se hizo con el poder en 2012. […]

  3. Titulares de Infolatam: Guatemala: ¿por qué se hundió Perez Molina? | La Noticia dijo:

    […] (Infolatam, por Rogelio Núñez)-. La crisis institucional que padece Guatemala empezó a tocar fondo con la dimisión primero y detención después de la exvicepresidenta de la República, Roxana Baldetti. El punto culminante ha sido la dimisión del ya ex presidente Otto Pérez Molina al que los indicios sitúan como parte de toda esa trama de corrupción que se hizo con el poder en…. […]

Comentar esta noticia

*