Peter Hakim: China y América latina

China y Latinoamérica: profundizando relaciones

Infolatam
febrero 2015
Por Peter Hakim

Anunciada hace unos 15 años, la iniciativa China “Going Out” abrió el camino para la rápida construcción de lazos económicos y para un creciente asociación comercial con Latinoamérica en muchas áreas. Año a año, las relaciones de China con América latina han aumentado y se han profundizado, hasta hacerse cada vez más normales. Dado el importante papel que juegan en América latina, las actividades chinas continuan captando bastante la atención, pero ya no hay grandes sorpresas cuando China anuncia nuevas inversiones en la zona, la expansión de los tratados con diferentes países, visitas de alto nivel a la región o la participación regular en los foros regionales. Hoy, China es vista como un elemento vital y permanente para las economías latinoamericanas y sus relaciones exteriores.

El compromiso de China con América latina fue particularmente intenso el pasado año, destacado por la prolongada visita del presidente Xi a la región en julio. Pero también 2014 fue un año de desaceleración económica para la mayoría de los países latinoamericanos, incluso de serio retroceso para algunas y de una continua disminución para la economía china. Estas tendencias, de persistir, podrían alterar los lazos económicos entre China y Latam en aspectos fundamentales. Ya están apareciendo algunos cambios importantes.

La primera parada del presidente Xi en Latinoamérica fue Fortaleza, Brasil. Fue recibido por la presidente Dilma Rousseff quien, pocos días antes, había sido anfitriona de la final del Mundial de Futbol 2014.

El lider chino llegó a Brasil para participar en la sexta cumbre del grupo de los BRICS, que resultó ser la más productiva hasta el momento. Claramente destacada fue la creciente influencia global de esta asociación de cinco naciones de un grupo particularmente poderoso de países en desarrollo, que junto a China y Brasil, incluye a India, Rusia y Sudáfrica. Los países miembros hicieron un fuerte progreso para establecerse como un genuino bloque o alianza. Al crear un nuevo Banco BRICS para financiar inciativas internacionales de desarrollo, y un fondo especial de reservas para enfrentar futuras crisis financieras, los BRICS están tratando de abrir un nuevo capítulo en la evolución de los acuerdos económicos globales. La mayor parte de los fondos para estas instituciones vendrá de China, al menos en su inicio.

Después el presidente Xi viajó a Brasilia, donde la presidente Rousseff le honró con una impresionante y bien orquestada visita de estado. Los dos líderes firmaron una serie de acuerdos que se espera conduzcan a nuevas y sustanciales inversiones chinas en los sectores de transporte, energía, minería y agricultura brasileños, y que además expanda el comercio entre ambos países. Quizá, el proyecto más ambicioso de la agenda sea el Ferrocarril Bioceánico que uniría los puertos de Brasil y del Perú en el Pacífico. Este nuevo ferrocarril reduciría sustancialmente el tiempo y los costes de la exportación de los granos de las inmensos campos brasileños a los consumidores chinos.

En Brasilia, el presidente chino y otros lídres de los BRICS, participaron en una larga mesa redonda con cada uno de los doce presidentes sudamericanos, y posteriormente se reunieron indivualmente con la mayoría de ellos. Un encuentro particularmente significativo fue organizado entre Xi y la cúpula de la CELAC, la Comunidad de de los 33 estados de Latinoamérica y el Caribe. Se espera que esta reunión de China con los directores de la CELAC continue regularmente, y sirva como un amplio foro regional en el que construir varios lazos, políticos y económicos, de China con América latina y el Caribe. La próxima sesión se celebrará este enero en Beijing.

Los siguientes cinco días en Brasil, Xi viajó a otros tres países latinoamericanos, Argentina, Venezuela y Cuba, y fue también honrado con visitas de estado en cada uno de ellos. Esta serie de homenajes son una evidencia de la alta prioridad que las naciones latinoamericanas le asignan a sus relaciones con China.

Estos tres países enfrentan hoy desafíos económicos excepcionalmente difíciles. La economía brasileña también ha estado tambaleante, pero su situación macroeconómica está, en general, mucho mejor que la de las otras tres naciones visitadas por Xi.

– Venezuela está al borde del colapso económico. Junto a años de mala gestión, la abrupta caída del precio sdel petróleo (que supone sobre el 95% de las exportaciones del país) ha devastado su economía. La inflación de Venezuela es la más alta en el mundo, su calificación de crédito está entre las más bajas, y las predicciones de un default inminente soin cada vez más frecuentes.

– Argentina, ya tecnicamente en default, también está sufriendo una escasez de inversión extranjera y de divisas, además de un inflación muy alta. No parece que ninguno de estos problemas vaya a resolverse antes de las elecciones presidenciales del próximo octubre.

– La reducida economía de Cuba y sus exiguos niveles de vida están en considerable peligro de ir a peor si Venezuela, por sus propios problemas económicos, se ve forzada a reducir su asistencia a la isla. Sin embargo, el aumento de perspectivas sobre una creciente normalización de las relaciones con EE.UU. podría ayudar ahora a Cuba.

No es una noticia sorprendente el hecho de que estos tres países se hayan dirigido a China para buscar ayuda financiera. Y varios otros países latinoamericanos que enfrentan reveses económicos, como Ecuador, por ejemplo, tambié se vuelven hacia China. Lo que no está claro es hasta qué punto va a responder China a estas necesidades. Hay informes de que China ha ayudado a Venezuela tanto aplazando pagos de crédito a futuro como posiblemnete ofreciendo nuevos préstamos. Hay indicios de que China está aumentando moderadamente la inversión en Cuba y mandando nuevos capitales de inversión a Argentina. Los escépticos, sin embargo, sugieren que los esfuerzos de China se dirigen principalmente a proteger sus inversiones y contratos y que es poco probable que China esté preparado para asumir mayores riesgos si estas economías vulnerables continúan deteriorándose.

Venezuela, Argentina y Cuba son las economías más profundamente dañadas de América latina. Son casos especiales. Pero muchas otras economías de la región tambien se están debilitando y varias están cayendo en picado. En los últimos cuatro años, por ejemplo, la economía de Brasil se ha estancado y la inflación ha crecido. Se está produciendo un cambio importante en el contexto económico subyacente de las relaciones China-América latina. Es un cambio que podría afectar profundamente futuras alianzas.

En general, los lazos entre China y América latina se desarrollaron durante un periodo de éxito económico. El crecimiento fue fuerte para ambos. Hoy, la mayoría de los países de Latinoamérica, incluyendo a 5 de las 6 mayores economías de la región, sufren un lento o crecimiento o no crecen y enfrentan varios obstáculos estructurales para la reactivación de la economía. El rápido crecimiento chino que ayudó a engrasar las ganancias de América latina manteniendo la demanda y los precios de los commodities en alza, ha descendido por debjao del 7 por ciento. La pregunta crucial y sin respuesta es cuál será el efecto que tendrá este cambio de circunstancias económicas en esas relaciones. ¿Cómo evolucionarán durante un período en que el crecimiento y la prosperidad de ambos está en riesgo y en que los fuertes intereses económicos mutuos que los unían se están debilitando? ¿Qué sucederá con las relaciones cuando tanto China como Latinoamérica no sigan siendo un fuerte mercado para sus mutuas exportaciones?

Mirando hacia el futuro, han surgido recientemente otros dos temas que pueden afectar fuertemente el curso de las relaciones chinas con América latina.

Una concierne a la evolución de la relación entre China y México, que ha crecido fuertemente en los últimos años, particularmente después de la visita del presidente Xi a México en 2013. Sin embargo al final del pasado año, se produjo un revés cuando el presidente de México, a raíz de los rumores de un dudoso proceso de licitación, decidió cancelar un contrato multimillonario con una compañía china para la construcción de un tren de alta velocidad. Aunque China se molestó claramente por la decisión, las consecuencias son aún inciertas, particularmente porque los chinos pueden volver a presentarse a la licitación y pueden readjudicarse el contrato en un nuevo concurso.

En segundo lugar, en diciembre, Nicaragua puso la primera piedra para la construcción de un nuevo canal bioceánico en su territorio. El proyecto de US$ 100.000 millones está dirigido por un rico empresario chino. Hay una creciente especulación, pero poca información real, sobre el rol y los objetivos del gobierno de China en el desarrollo del canal. El proyecto del canal es una empresa enorme y arriesgada que se ha vuelto cada vez más controvertida y puede tener un efecto más amplio en las relaciones entre China y América latina.

China es hoy un actor extremadamente activo e influyente en las economías de América latina, y parece probablemente que será más que una presencia en los años por venir. Las relaciones de China con América latina se volverán seguramente más complejas, extendiéndose más allá de la esfera económica. En algunos casos podría producirse un aumento en la tensión y las disputas, particularmente a la luz de las cada vez más problemáticas condiciones de las economías latinoamericanas y la evolución de las perspectivas económicas chinas. Al mismo tiempo, sin embargo, China y América latina  tiene una experiencia considerable en trabajar juntos y están ahora mejor equipados que nunca para encontrar soluciones pragmáticas a los problemas que se plantean.

(Traducido por Infolatam)

3 comentarios a “China y Latinoamérica: profundizando relaciones”

  1. ANGEL dijo:

    YA ERA HORA DE DEJAR DE SER ” EL PATIO TRASERO DE USA”. AHORA PODEMOS NEGOCIAR CON CHINA INDIA RUSIA ETC QUE NOS OFRECEN PRESTAMOS SIN CONDICIONAMIENTOS NI SUMISIONES COMO USA Y EURUPA.

  2. Titulares de Infolatam: Dilma en apuros, Brasil en problemas | Latinoamérica Noticias dijo:

    […] por Rogelio Núñez)-. China ha pasado de ser uno de los principales factores que explicaban el viento de cola econó… durante la década de oro (2003-2013) a convertirse en uno de los factores queralentiza el […]

  3. Titulares de Infolatam: Dilma en apuros, Brasil en problemas | El Noticiero Mundial dijo:

    […] por Rogelio Núñez)-. China ha pasado de ser uno de los principales factores que explicaban el viento de cola económico p… durante la década de oro (2003-2013) a convertirse en uno de los factores queralentiza el avance […]

Comentar esta noticia

*