R. Dominicana Haiti: explotación infantil

Trafico de niños de Haití a R. Dominicana para explotación laboral

Infolatam Efe
Santiago (R. Dominicana), 5 octubre 2013

Las claves

  • Muchos de esos niños cuando llegan a la República Dominicana, sobre todo a Santiago (norte), Santo Domingo y otras importantes ciudades dominicanas, son usados por los mismos traficantes para la mendicidad y el trabajo infantil, quienes los despojan de gran parte del dinero que consiguen.

El tráfico de niños haitianos se ha incrementado significativamente en los últimos días por la frontera dominicano-haitiana, lo que preocupa a autoridades, organismos de derechos humanos y organizaciones de la sociedad civil del país.

Un responsable de Migración, informó hoy a Efe que algunos de los niños y adolescentes que son traficados desde Haití hasta República Dominicana, llegan con signos de desnutrición, descalzos y harapientos.

El funcionario, que pidió reservas de su nombre, se quejó del grave problema que enfrenta la República Dominicana con esa situación, porque luego que esos niños llegan al país, no se les puede repatriar, porque hay organismos de protección de la niñez que se oponen.

Mientras, el jurista Dionisio Jérez, presidente de la Comisión de los Derechos Humanos en la zona norte de República Dominicana, en declaraciones a la agencia Efe, sostuvo que el Estado dominicano es el responsable de la trata de personas, muchas de ellos niños que se presenta en la frontera dominicano-haitiana.

“Por esa frontera pasa de todo y el Estado dominicano no hace nada para controlar la problemática; a Haití hay que poco que exigirle, tiene demasiados problemas y sus instituciones son muy débiles, entonces corresponde al Estado dominicano, protegerse de esa trata de humanos que hay en esa zona fronteriza”, explicó.

Jérez sostiene que muchos de esos niños cuando llegan a la República Dominicana, sobre todo a Santiago (norte), Santo Domingo y otras importantes ciudades dominicanas, son usados por los mismos traficantes para la mendicidad y el trabajo infantil, quienes los despojan de gran parte del dinero que consiguen.

“El Gobierno dominicano está en el deber de cumplir con las leyes que castigan la trata de personas y proteger los derechos de la niñez, como establecen los convenios internacionales”, advirtió el representante de derechos humanos.

“Después que llegan al país desde Haití, a esos niños, no se les puede deportar, es más preferible que lo impidan en la frontera”, agregó.

Dionisio Jérez comentó que muchos problemas ha tenido el país, principalmente con la Corte Interamericana de Derechos Humanos, donde ha sido condenado varias veces, para seguir aceptando ese inhumano tráfico de personas, principalmente de niños en la línea divisoria de los dos países caribeños.

Subrayó que muchos de esos menores, como se encuentran en las calles indefensos y desamparados, alimentan el morbo maligno de los pederastas.

Mientras, el portavoz de la Coordinadora de Organizaciones Comunitarias del sur de Santiago, José Alberto Peña, dijo a Efe, que en la frontera entre ambos países hay que establecer controles transparentes y estrictos para evitar el tráfico de personas desde Haití, principalmente de niños.

Peña reveló que hace tres meses dirigentes comunitarios de la parte sur de la ciudad, rescataron a ocho niños que eran mantenidos encerrados en una casucha por tres haitianos indocumentados que los usaban para pedir limosnas en las calles y luego los despojaban de gran parte del dinero que conseguían.

El dirigente comunitario y abogado explicó que las madres de esos menores fueron localizadas por ellos y que las organizaciones los inscribieron en la escuela donde les ofrecen protección para que no vuelvan a ser víctimas de redes que después que los traen al país los explotan en las calles.

Comentar esta noticia

 

Cambiar a versión móvil