Aprueban Ley General del Servicio Profesional Docente

Notimex Infolatam
México DF, 2 septiembre 2013

Las claves

  • Líderes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) calificaron como "alta traición" la aprobación de la Ley General del Servicio Profesional Docente, en la Cámara de Diputados.
  • Con la aprobación de dicha ley sumada a las anteriores como son la Ley General de Educación y la Ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, estaría completa la Reforma Educativa impulsada por el Gobierno de Peña Nieto a partir del “Pacto por Mexico”, integrado por las dirigencias nacionales de PAN, PRD y PRI.

¡Con pulso quirúrgico se impuso el estado!

El análisis
Ricardo Alemán

Ricardo Alemán

“Al final se impuso el Estado y los gobiernos de Miguel Mancera y Enrique Peña recuperaron parte del crédito perdido. Y hoy el informe tiene un nuevo ingrediente; la victoria del Estado”. (Blog La Otra Opinión. México)

La Ley General del Servicio Profesional Docente fue aprobada con un total de 463 votos, 390 a favor, 69 en contra y cuatro abstenciones en sesión ordinaria del Primer Periodo Ordinario de Sesiones del Segundo Año de Ejercicio de la LXII Legislatura.

La Ley General del Servicio Profesional Docente establece el reconocimiento de los maestros como pieza fundamental del proceso educativo, a partir del establecimiento de herramientas que asegurarían su reconocimiento y superación.

Lo más importante es que regula los procesos para el ingreso, promoción, reconocimiento y permanencia, con base en evaluaciones transparentes, tomando en cuenta los diferentes entornos que enfrentan los maestros en su quehacer diario, circunstancia que obviamente rechaza la CNTE.

Dicha ley secundaria garantiza el respeto a los derechos y estabilidad laboral de quienes trabajan en el Sistema Educativo Nacional pero además establece la obligatoriedad de ofrecer programas y cursos de formación continua en función de las necesidades que se vayan detectando en las evaluaciones.

Con la aprobación de dicha ley sumada a las anteriores como son la Ley General de Educación y la Ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, estaría completa la Reforma Educativa impulsada por el Gobierno de Peña Nieto a partir del “Pacto por Mexico”, integrado por las dirigencias nacionales de PAN, PRD y PRI.

La Ley General del Servicio Profesional Docente es la tercer ley secundaria de la Reforma Educativa, aunque viene la discusión de los artículos reservados, donde los legisladores de izquierda pretenden modificaciones al dictamen correspondiente en las próximas horas.

A la media noche iniciaba la discusión en lo particular de unas 28 reservas presentadas por legisladores del PRD, PT y MC.

El dictamen de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos establece la evaluación educativa como el principal instrumento para el ingreso, permanencia y promoción a labores de docencia, dirección y supervisión en los niveles básico y medio superior.

La Ley General del Servicio Profesional Docente fue abordada en la primera sesión del periodo ordinario este domingo primero de septiembre, luego de que en el pasado periodo extraordinario de agosto, se decidió postergar su discusión para buscar un mayor consenso y resolver diferencias con los actores involucrados.

La norma es la única de las tres leyes reglamentarias de la reforma educativa que faltaba de aprobarse en ambas cámaras, luego de que en el periodo extraordinario avalaron la Ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) y la Ley General de Educación.

Al inicio de la discusión, el presidente de la Comisión de Educación Pública, Jorge de la Vega Membrillo (PRD), presentó un adéndum al dictamen que surgió de las reuniones que sostuvieron esta semana diputados y senadores con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Afirmó que las modificaciones, consensuadas al interior de la Comisión de Educación, fortalecen el dictamen, sobre todo en lo referente a la procuración de los derechos constitucionales de los trabajadores de la educación y garantías “para que no se den acciones punitivas a través de la evaluación”.

Entre los cambios al documento figuran que en la educación básica y media superior, el ingreso a una plaza docente se convertirá en nombramiento definitivo de base después de seis meses de servicios, cuando se proponía que dicho nombramiento estuviera sujeto a un periodo de inducción de dos años ininterrumpidos.

A nivel directivo, no se penalizará al personal que incumpla con el periodo de inducción al servicio y sólo se le negará el nombramiento definitivo cuando en la evaluación se identifique la insuficiencia en el nivel de desempeño, y volverá a su puesto como docente.

La propuesta de la Comisión de Educación para modificar el dictamen fue aprobada por la mayoría de los diputados en votación económica, alrededor de las 20:40 horas.

Enseguida, los diputados Ricardo Medía Berdeja (MC), Carol Antonio Altamirano (PRD), Silvano Blanco Deaquino (PRD) y Javier Orihuela García (PRD) presentaron mociones suspensivas, mismas que fueron rechazadas por la asamblea.

En la ronda de posicionamientos se pronunciaron los diputados Dora Talamante Lemas (NA), Héctor Hugo Roblero Gordillo (PT), Nelly del Carmen Vargas Pérez (MC), Judit Magdalena Guerrero López (PVEM), Agustín Miguel Alonso Raya (PRD), Ernesto Alfonso Robledo Leal (PAN) y Arnoldo Ochoa González (PRI).

Al finalizar la ronda, se expresaron a favor del dictamen los legisladores Fernando Belaunzarán Méndez (PRD), Arturo Escobar y Vega (PVEM), Roy Gómez Olguín (PRI) y Miguel Ángel Aguayo López (PRI).

En contra hablaron Roxana Luna Porquillo (PRD), Ricardo Monreal Ávila (MC), Ricardo Cantú Garza (PT), Luisa María Alcalde Luján (MC), Silvano Blanco Deaquino (PRD), Manuel Huerta Ladrón de Guevara (PT) y Socorro Ceseñas Chapa (PRD).

Tras la aprobación del dictamen en lo general, el Pleno inició la discusión en lo particular de unas 28 reservas presentadas por legisladores del PRD, PT y MC.

Comentar esta noticia

 

Cambiar a versión móvil