Papa rehusa vehículos blindados en Brasil

Reuters
Ciudad del Vaticano, 17 de julio de 2013

Las claves

  • El Papa argentino, que llegará a Brasil el lunes en su primer viaje oficial fuera de Italia, usará los mismos vehículos sin techo que ha elegido emplear en sus audiencias generales en la Plaza San Pedro, que le permiten entrar en contacto con los fieles cuando lo desea.
  • Francisco, que ha dicho que quiere hacer de la preocupación por los pobres una característica central de su papado, visitará la favela Manguinhos en Río de Janeiro en el cuarto día de su viaje al país con mayor cantidad de católicos del mundo.

El Papa Francisco no usará automóviles a prueba de balas en su visita a Brasil la semana próxima para poder tener un contacto más directo con las multitudes, a pesar de los riesgos de seguridad, dijo el miércoles el Vaticano.

El Papa argentino, que llegará a Brasil el lunes en su primer viaje oficial fuera de Italia, usará los mismos vehículos sin techo que ha elegido emplear en sus audiencias generales en la Plaza San Pedro, que le permiten entrar en contacto con los fieles cuando lo desea.

“Siente que, para él, comunicarse directamente con las personas es mejor de esa manera”, indicó el portavoz del Vaticano, el sacerdote Federico Lombardi, en una conferencia de prensa. “Decidió hacerlo de esta forma porque es una continuidad con la manera en que lo hace aquí”, añadió.

La Santa Sede cuenta con una flota de vehículos vidriados, con aire acondicionado y a prueba de balas para cuando los papas viajan fuera de Roma.

Este tipo de automóviles blindados fueron introducidos luego de que el Papa Juan Pablo II casi muere el 13 de mayo de 1981, cuando el turco Mehmet Ali Agca le disparó mientras transitaba en una camioneta abierta por la Plaza San Pedro.

Francisco pasará una semana en Río de Janeiro para presidir la celebración del Día de la Juventud de la Iglesia Católica, una reunión que se realiza cada dos años en una ciudad del mundo diferente.

El Sumo Pontífice también visitará una favela y se reunirá con jóvenes prisioneros.

Francisco, que ha dicho que quiere hacer de la preocupación por los pobres una característica central de su papado, visitará la favela Manguinhos en Río de Janeiro en el cuarto día de su viaje al país con mayor cantidad de católicos del mundo.

El Vaticano dijo que caminará por las calles de la humilde barriada e ingresará por lo menos en una casa antes de presentarse ante la comunidad completa en un campo deportivo.

El 24 de julio, volará en helicóptero a la ciudad de Aparecida, unos 240 kilómetros al sudoeste de Río de Janeiro, para visitar el santuario nacional de Nuestra Señora de Aparecida, a quien la iglesia honra como patrona de Brasil.

Lombardi dijo que la presidenta Dilma Rousseff había invitado a otros mandatarios latinoamericanos a Brasil para rendir homenaje al primer pontífice de la región durante la visita papal.

El portavoz dijo que no sabía cuáles de los mandatarios habían aceptado la invitación.

Francisco también planea dar un discurso frente a líderes políticos y empresarios de Brasil durante su estadía en el país.

Se prevé que la visita a territorio brasileño sea el único viaje del Papa al exterior este año. El ex cardenal Jorge Bergoglio de Buenos Aires visitaría su tierra natal a comienzos del 2014.

Comentar esta noticia

*