México violencia

México: el Gobierno descarta declarar un estado de excepción en Michoacán

Infolatam/Efe
México D.F., 23 de mayo de 2013

Las claves

  • "Hasta este momento no se hace necesario invocar alguna de estas figuras que están contempladas en la Constitución", dijo en una entrevista telefónica con Efe el portavoz del Gobierno mexicano en seguridad, Eduardo Sánchez.
  • Reconoció que las Fuerzas Armadas están "en una etapa de recuperación de territorio" en un estado donde en 19 de los 113 municipios había presencia criminal, en 8 grupos de autodefensa, y en 12 más se daban ambos problemas, según datos del Grupo Milenio.

El Gobierno mexicano descartó declarar el estado de excepción en Michoacán, donde un amplio despliegue militar pretende poner fin a la violencia del crimen organizado y devolver a los miembros de los grupos de autodefensa a su “posición de ciudadanos”.

“Hasta este momento no se hace necesario invocar alguna de estas figuras que están contempladas en la Constitución”, dijo en una entrevista telefónica con Efe el portavoz del Gobierno mexicano en seguridad, Eduardo Sánchez.

Destacó que el Gobierno de Enrique Peña Nieto tiene “objetivos muy concretos y plazos” que debe ir cumpliendo para pacificar Michoacán, un estado del occidente de México donde hace años operan grupos del crimen organizado.

Fue en ese estado donde en diciembre de 2006, días después de asumir la Presidencia, Felipe Calderón sacó al Ejército a las calles para combatir a organizaciones criminales como La Familia Michoacana y Los Zetas.

Este último grupo, que en sus orígenes entrenó en tierras michoacanas, perpetró en Morelia, la capital del estado, uno de los peores atentados en la historia reciente de México al lanzar granadas que causaron la muerte de ocho personas y heridas a más de un centenar.

Ahora el Gobierno de Peña Nieto optó por reforzar la presencia militar en el estado en coordinación con las autoridades estatales, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el mismo que el del presidente, “porque hay un problema de delincuencia muy importante”, reconoció Sánchez.

El también subsecretario de Normatividad y Medios de la Secretaría de Gobernación (Interior) admitió que “las fuerzas policíacas de Michoacán no tienen hoy las características que se requieren para enfrentar un problema de esta naturaleza”.

Por cuestiones de seguridad, consideró “irresponsable” abundar en detalles sobre el operativo, como el número de marinos, soldados y policías federales que han sido desplegados o la cifra de municipios militarizados en un estado que tiene 4,3 millones de habitantes.

Sin embargo, se mostró convencido de que el resultado será positivo: “Estimamos que la estrategia que estamos llevando a cabo, y que hoy afortunadamente está teniendo avances en el estado de Michoacán, nos garantiza el éxito”.

Las diferencias con la estrategia de Calderón son que ahora existe una verdadera “coordinación” entre las corporaciones y las autoridades del estado, un “trabajo de inteligencia” que permite saber “dónde están las personas que queremos aprehender”, y una “alianza con la sociedad”, precisó.

En el momento en que la sociedad “se involucre con nosotros”, van a mejorar mucho los resultados, dijo el portavoz del gabinete de Seguridad.

Reconoció que las Fuerzas Armadas están “en una etapa de recuperación de territorio” en un estado donde en 19 de los 113 municipios había presencia criminal, en 8 grupos de autodefensa, y en 12 más se daban ambos problemas, según datos del Grupo Milenio.

Respecto a los grupos de gente armada y a veces embozada, señaló que hay un plan diferenciado para manejarlos, ya que algunos están “genuinamente” integrados por los ciudadanos que han asumido labores de seguridad pública ante “la ausencia de la capacidad de las autoridades para brindarles protección”

Comentar esta noticia

 

Cambiar a versión móvil