América Latina presidentes

¿Cuántos años debe gobernar un presidente?

Infolatam

Las claves

  • La mayoría de los países han optado por periodos de 4 años con reelección continua.

Bandazos en los periodos

“El sorpresivo anuncio del presidente Santos, en medio del tenso ambiente de la cumbre de alcaldes en Cartagena, en el sentido de que si decidiera presentarse a la reelección sería solo por dos años, unificando en seis todos los periodos, puso otra vez al descubierto cómo este tema, a menudo coyuntural, ha incidido muchas veces en nuestra historia política”. (El Tiempo. Colombia)

(Especial para Infolatam por Rogelio Núñez)-. Juan Manuel Santos acaba de proponer que el periodo presidencial en Colombia aumente de 4 a 6 años. Una idea que ha causado controversia pero que no es nueva en la región donde desde la independencia se han ensayado todo tipo de periodos presidenciales: desde gobiernos de dos años a los vitalicios.

El Presidente colombiano ha utilizado para impulsar esta propuesta una vieja reflexión que apunta a que el primer año de gobierno el mandatario lo utiliza para aprender y el último para despedirse debilitado por el “síndrome del pato cojo” o para buscar la reelección. Por lo tanto, en realidad, solo cuenta con dos años de gobierno efectivo.

En palabras de Santos: “un alcalde se demora un año en preparar su plan de desarrollo y en aprender a ejecutar; lo mismo el Gobierno nacional, un año, en el fondo al segundo año comienza uno a ejecutar y realmente es el tercer año cuando le da y el cuarto año viene la reelección … cuatro años para los alcaldes es muy poco tiempo …  si yo me llego a presentar a la reelección, que el periodo del próximo presidente sea solamente de 2 años y a partir de ese momento de 6; si me presento yo a la reelección que sea de 2 años y de ahí en adelante que sea de 6 años”.

La idea de Santos parece novedosa pero en realidad la región lleva experimentando con la duración de los periodos presidenciales desde la independencia y en estos más o menos 200 años se ha visto de todo.

De la presidencia vitalicia a la de dos años

América latina en general y cada país en particular han demostrado ser muy heterogéneo y variable en el tema de la duración de los periodos presidenciales. Empezando por la propia Colombia que ha ensayado periodos presidenciales de solo 2 años (entre 1863 y 1886), de 6 (entre 1886 y 1910), de 4 (entre 1910 y 2006) y de 4 con posibilidad de unas reelección continua desde 2006.

BOGOTÁ (COLOMBIA), 15/04/2013.- EFE/LEONARDO MUÑOZ

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, propone presidencias de 6 años

Guatemala y Paraguay son casos extremos pues probaron con la presidencia vitalicia en el siglo XIX en las figuras de Rafael Carrera (1851-1865) y José Garpar Rodríguez de Francia (1814-1840) -quien inspiró la novela de Augusto Roa Bastos “Yo, El Supremo”-, muertos ambos de muerte natural y ocupando la presidencia.

De los que sí se sometían a renovación periódica de su gobierno destacan los siete años de presidencia, al estilo de la República francesa, de Juan Vicente Gómez en Venezuela (1915-1935) o los seis de la última época de Porfirio Díaz (1904-1911). En ambos casos se buscaba consolidar un poder fuerte y autoritario al frente de la nación. Gómez gobernó directa o indirectamente 27 años y Díaz 34.

Ese fue un camino que siguió Augusto Pinochet pues de haber triunfado en el plebiscito de 1988 hubiera gobernado durante otros ocho años tras haber completado otros ocho desde 1981.

Sin embargo, en otros casos, repúblicas liberales y luego democráticas como Argentina establecieron presidencias de 6 años. Bajo esos supuestos gobernaron presidentes salidos del voto fraudulento hasta 1916 o jefes de estado surgidos del voto popular como Hipólito Yrigoyen o el propio Juan Domingo Perón.

Juan Domingo Perón solo logró completar un periodo de seis años, 1946-52

Lo más normal, de todas formas, es que los periodos presidenciales fueran de 4 ó 5 años aunque exite una excepción llamativa, la de los radicales (liberales extremos) colombianos. La desconfianza que tenían hacia un poder central fuerte y autoritario les llevó a introducir en la constitución de 1863 una presidencia de tan solo 2 años y un régimen federal que acotaba los poderes presidenciales.

Fue una “constitución para ángeles”, como la denominó el escritor francés Víctor Hugo, poco apegada a la realidad colombiana del momento.

Buscaba según el historiador José Orlando Melo debilitar “decididamente el poder del presidente, al que obligaba a actuar de acuerdo con el legislativo, al obligarlo a someter a la aprobación del congreso el nombramiento de los secretarios de Estado, de los diplomáticos y de los jefes militares. Y en buena parte para evitarse una larga presidencia de Mosquera, quien tarde o temprano tendría que ser elegido, se fijó un periodo presidencial de sólo dos años, en vez de los cuatro que establecía la carta de 1858”.

La tendencia desde 1990 a la actualidad

En los últimos 20 años la tendencia regional, en líneas generales, ha sido hacia periodos presidenciales de 4 años con posibilidad de reelección. En los años 80 en América latina predominaban los periodos presidenciales de 5 años. Ocho países (Guatemala, Nicaragua, El Salvador, Venezuela, Perú Paraguay, Brasil y Uruguay) fijaban ese lapso en sus constituciones frente a 6 que lo situaban en 4 años y solo 3 (México, Chile y Argentina) con periodos de 6.

Cardoso y Lula gobernaron 2 periodos de 4 años cada uno

La evolución que se ha podido ver desde los 80 hasta 2013 es que ahora la mayoría de los países (10) tienen periodos presidenciales de 4 años. En 6 con posibilidad de una reelección continua (Colombia, Brasil, Ecuador, Bolivia, Argentina y República Dominicana), en otro con reelección alterna (Chile) y tres sin posibilidad de reelección (Guatemala, Honduras y Panamá).

México sigue apegada a su tradición (seis años sin reelección) pero acompañado ahora solo por Venezuela que tiene periodos de seis años también pero con reelección indefinida ya que Hugo Chávez soñaba con gobernar hasta el bicentenario de la muerte de Simón Bolívar. Chile y Argentina abandonaron ya los periodos sexenales.

Donde mayor merma ha habido es en los países que fijaban periodos de cinco años. Había 8 en los 80 y ahora solo son cinco (Uruguay, Paraguay, Perú, El Salvador y Nicaragua) los que permanecen en esta cifra. Paralelamente, si bien es verdad que muchos países han reducido los periodos de 6 ó 5 años a 4, a la vez han crecido los que permiten la reelección.

Como viene señalando el analista y académico Daniel Zovatto: “en 15 años, América latina pasó de ser antirreeleccionista a ser prorreelección, entendida esta como “el derecho de un ciudadano (y no de un partido) que ha sido elegido y ha ejercido una función pública con renovación periódica de postular y de ser elegido una segunda vez o indefinidamente para el mismo cargo: titular del Ejecutivo”. Hoy, la reelección está permitida en 14 de 18 países, y solo cuatro la prohíben: Guatemala, Honduras, México y Paraguay”.

La propuesta de Santos, por el momento paralizada, a primera vista original, como se ve hunde sus raíces en las propias costumbres políticas latinoamericanas siempre tan fructíferas a la hora de buscar soluciones mágicas a problemas concretos.

2 comentarios a “¿Cuántos años debe gobernar un presidente?”

  1. Salvador Santana Salas dijo:

    El periodo de 4 años, sin reelección, es el mas adecuado. Asegura las generaciones de relevo dentro de los partido políticos; evitando la búsqueda, o fabricación, del líder carismático o populista que asegure la continuidad en el poder al cual se está tentado al ser mas de 4 años y con reelecciones. Condenando las ideologías y las instituciones y fortaleciendo la palabra del líder demagogo.

  2. Salvador Santana Salas dijo:

    ¡Por favor no lo hagan!
    En Venezuela ¡TODOS! los partidos son populistas por ello.

Comentar esta noticia

*