Cumbre Iberoamericana de Cádiz

Cumbre Iberoamericana podría abordar legislación sobre inversiones, dice ministro chileno

Infolatam/Efe
Madrid, 8 mayo 2012

Las claves

  • Larroulet dijo que, para Chile, las expropiaciones de las acciones de Repsol en la petrolera argentina YPF y de una filial de Red Eléctrica de España (REE) en Bolivia "son relaciones bilaterales entre España y Argentina y entre España y Bolivia".

El fortalecimiento de la legislación internacional sobre la protección jurídica de las inversiones podría ser uno de los temas de debate cuando se reúnan los jefes de Estado y de Gobierno iberoamericanos en la Cumbre de Cádiz el próximo noviembre, según el ministro secretario general de la presidencia de Chile, Cristián Larroulet.

En entrevista con Efe, al ser preguntado acerca de las recientes medidas de nacionalización de empresas adoptadas por los gobiernos de Argentina y Bolivia y si se requiere la adopción de algún código de conducta por parte de los países latinoamericanos, el ministro recordó que ya existe una legislación internacional en este aspecto.

“Existe una legislación internacional, estamos también en conversaciones y diálogos entre todos los países latinoamericanos a propósito de la Constitución de Cádiz, y perfeccionar la legislación internacional en la materia puede ser un tema de conversación cuando se reúnan los jefes de Estado con ocasión de los 22 años de la Constitución”, afirmó Larroulet en la sede de Casa América.

El ministro chileno se encuentra en Madrid, donde participó ayer y hoy en una reunión preparatoria de la Cumbre Iberoamericana de Cádiz.

Larroulet dijo que, para Chile, las expropiaciones de las acciones de Repsol en la petrolera argentina YPF y de una filial de Red Eléctrica de España (REE) en Bolivia “son relaciones bilaterales entre España y Argentina y entre España y Bolivia”. “Esperamos que en el ámbito del derecho internacional y de las buenas relaciones entre países iberoamericanos se puedan resolver las diferencias que hay”, insistió.

El ministro no consideró que el temor de los inversores pueda extenderse a Chile porque -dijo – “tiene unas instituciones y una estrategia de integración al mundo desde la perspectiva de comercio y de las inversiones que es perfectamente conocida y va a mantenerse inalterable en el futuro”.

Preguntado acerca de la fuerte caída de la popularidad del presidente de centroderecha Sebastián Piñera en los dos años de mandato que lleva, el ministro de la Presidencia consideró que “las encuestas a veces muestran una baja, otra veces un alza, pero lo que importa es seguir trabajando para cumplir los compromisos”.

Uno de ellos, el de lograr que Chile sea el primer país latinoamericano que alcance el desarrollo, con una renta per cápita en torno a los 22.000 dólares, lo que aspiran lograr en 2018.

“Chile lleva ya dos años creciendo al 6 por ciento. Está generando oportunidades de empleo como hace 15 años que no ocurría -hasta 700.000 puestos en dos años- y avanza en el perfeccionamiento de sus instituciones democráticas”, señaló.

Por ello, confió en que “eso se va a reflejar favorablemente cuando el ciudadano chileno emita su voto” en las distintas elecciones, municipales el próximo octubre y legislativas y presidenciales en noviembre de 2013.

No obstante, reconoció que “hay factores momentáneos que tienen que ver con un país que ha avanzado muy rápidamente, y a veces la sociedad hace demandas, quiere soluciones más rápidas a los problemas”.

Sin embargo, el responsable chileno, aún subrayando la necesidad de seguir implementando y mejorando las políticas sociales y otras reformas que se ha impuesto el gobierno para reducir la pobreza, aseguró que Chile, a diferencia de Europa, “nunca cometerá el error de equivocarnos en el equilibrio fiscal”.

“El equilibrio fiscal es una condición fundamental para darle estabilidad al progreso. Nosotros no queremos un progreso efímero, queremos un progreso sostenido, y en ese sentido la responsabilidad en la conducción macroeconómica, que ha sido siempre una característica de Chile, la vamos a mantener”, afirmó.

Y subrayó que no se debe “subir el gasto abruptamente para luego recortarlo. Creemos que la estabilidad, y la seriedad en las políticas es la base para el progreso sostenido en los países”.

Comentar esta noticia

 

Cambiar a versión móvil