Uruguay: polémica por pedido de Primera Dama de crear FF.AA “fieles” a su partido

7098G_Lucia_Topolansky

La senadora Lucía Topolansky.

Infolatam/Efe
Montevideo, 6 de mayo de 2012

Las claves

  • Topolansky expresó en una entrevista en Argentina su deseo de tener ideológicamente a su lado "por lo menos a un tercio de la oficialidad y la mitad de la tropa".
  • Las palabras de Topolansky fueron dura e inmediatamente condenadas por el ministro de Defensa Eleuterio Fernández Huidobro, quien en un escueto comunicado dijo "no compartir" los conceptos vertidos en la entrevista a Topolansky y negó la existencia de un plan de fidelizar a las FF.AA.

El pedido de la senadora oficialista y esposa del presidente José Mujica de construir unas Fuerzas Armadas “fieles” al proyecto político del oficialista Frente Amplio desató una fuerte polémica en Uruguay y protestas tanto de militares como del Gobierno y la oposición.

Lucía Topolansky, quien fue elegida como la senadora más votada del país en las elecciones de 2009 y que en calidad de presidenta del Senado ocupó ocasionalmente la Presidencia del país en ausencia de su marido y del vicepresidente Danilo Astori, expresó en una entrevista en Argentina su deseo de tener ideológicamente a su lado “por lo menos a un tercio de la oficialidad y la mitad de la tropa”.

Según dijo la senadora, esta idea es la única posible para asegurar “el nunca más” a la dictadura y surgió del aprendizaje del golpe de estado de 2002 contra Hugo Chávez en Venezuela en el que “un puñado de militares fueron decisivos” para desbaratar la intentona.

En ese sentido, la mujer del presidente apuntó que el nombramiento del general Pedro Aguerre como jefe del Ejército, hijo de un militar contrario a la dictadura, y del general Daniel Castellá como jefe del Estado Mayor de la Defensa, cuyo hermano era militante del Frente Amplio, han sido pasos en dirección a “un camino distinto” en el seno de las Fuerzas Armadas.

Esas palabras de Topolansky fueron dura e inmediatamente condenadas por el ministro de Defensa Eleuterio Fernández Huidobro, un exguerrillero tupamaro que pasó varios años en prisión durante la dictadura, quien en un escueto comunicado dijo “no compartir” los conceptos vertidos en la entrevista a Topolansky y negó la existencia de un plan de fidelizar a las FF.AA.

“En este ministerio trabajan en total armonía personas provenientes de distintas fuerzas del espectro político nacional. Todo ello enmarcado estrictamente en lo que mandan la Constitución y las leyes”, dijo Fernández, al tiempo que señaló que los ascensos de Aguerre y Castellá se debió a sus méritos profesionales y no a sus “vínculos familiares”.

Según informa el diario El País, los propios militares expresaron sus quejas al ministro al conocer las palabras de la primera dama.

Por su parte, el expresidente Luis Alberto Lacalle (1990-1995), del conservador Partido Nacional, criticó en un editorial las palabras de Topolansky y al gobierno del Frente Amplio y, según dijo, “no hay barbaridad conceptual, grosería verbal o ataque a las normas legales que no ensayen”.

Comentar esta noticia

 

Cambiar a versión móvil