Colombia: jefe antidrogas dice que narcos “se sienten seguros” en Argentina

Infolatam/Efe
Buenos Aires, 29 de abril de 2012

Las claves

  • Pérez Albarán citó el caso del presunto traficante colombiano Ignacio Alvarez Meyendorff, apresado a las afueras de Buenos Aires a la espera de su extradición a Estados Unidos, que en Argentina "fundó varias empresas y está siendo investigado por lavado de dinero",
  • "El inconveniente que tenemos nosotros consiste en que ellos llegan (a Argentina) en muchos casos con identidades falsas. Eso les posibilita desenvolverse sin ningún problema", comentó el general colombiano.

El narcotraficante colombiano “se siente seguro” en Argentina porque “es un lugar neutral, un refugio donde poder escapar”, asegura el jefe antinarcóticos de la Policía de Colombia, el general Luis Alberto Pérez Albarán.

“Suponen que no van a tener mayores contratiempos. Buscan un lugar donde pueden estar tranquilos e incluso desarrollar actividades lícitas”, apuntó en una entrevista que publica el diario Clarín de Buenos Aires.

Pérez Albarán citó el caso del presunto traficante colombiano Ignacio Alvarez Meyendorff, apresado a las afueras de Buenos Aires a la espera de su extradición a Estados Unidos, que en Argentina “fundó varias empresas y está siendo investigado por lavado de dinero”,

Alvarez Meyendorff “no sólo vino a descansar”, señaló Pérez Albarán al indicar que debería haber “un intercambio de información” para determinar qué bienes de colombianos en Argentina “pueden provenir del dinero de la droga”.

“El inconveniente que tenemos nosotros consiste en que ellos llegan (a Argentina) en muchos casos con identidades falsas. Eso les posibilita desenvolverse sin ningún problema”, comentó.

“Sin embargo, nosotros no diríamos que estén utilizando Argentina como un sitio para establecerse como narcotraficantes. Argentina es un país de refugio y no de asentamiento”, agregó el jefe antidrogas colombiano.

En los últimos años, varios colombianos han sido asesinados en Buenos Aires y su periferia al parecer por ajustes de cuentas entre narcotraficantes.

El pasado 17 de abril, el colombiano Jairo Saldarriaga, apodado “Mojarro” y presunto sicario del narcotraficante Daniel “El Loco” Barrera, fue abatido a tiros en el residencial Barrio Norte de Buenos Aires, adonde había llegado con identidad falsa.

Pérez Albarán consideró que “es posible, por la manera en que ocurrió”, que el asesinato de Saldarriaga haya sido una venganza del narcotráfico colombiano.

Comentar esta noticia

 

Cambiar a versión móvil