Chile reforma tributaria

Chile: reforma de Piñera para financiar educación incluye bajar impuesto a gasolinas

Infolatam/Efe
Santiago de Chile, 26 de abril de 2012

Las claves

  • El proyecto, según lo señalado por quienes se reunieron con Piñera, busca aumentar la recaudación tributaria en unos 700 millones de dólares anuales combinando aumentos a la tributación de las empresas con rebajas de impuestos personales y una disminución del impuesto a los combustibles.
  • El proyecto incluye, según lo trascendido, la posibilidad de que las familias descuenten de sus impuestos hasta un millón de pesos anuales (unos 2.080 dólares) por sus gastos en educación, lo que favorecería a 1,5 millones de personas.

La reforma tributaria con la que el Gobierno chileno busca financiar reformas del sistema educativo incluirá una rebaja del impuesto a los combustibles, adelantaron fuentes políticas. Una buena parte del contenido del proyecto, que el presidente Sebastián Piñera dará a conocer este jueves, salió al trasluz luego de que el mandatario lo diera a conocer a dirigentes y parlamentarios de la coalición oficialista.

Los estudiantes universitarios y secundarios salieron masivamente a las calles este miércoles, en demanda de una educación pública gratuita y de calidad, la misma que el año pasado los mantuvo movilizados durante ocho meses.

Piñera aseguró, también ayer, que todos los recursos que genere la reforma tributaria irán a financiar cambios en el sistema educativo.

El proyecto, según lo señalado por quienes se reunieron con Piñera, busca aumentar la recaudación tributaria en unos 700 millones de dólares anuales combinando aumentos a la tributación de las empresas con rebajas de impuestos personales y una disminución del impuesto a los combustibles.

Esta última había sido planteada por la Unión Demócrata Independiente (UDI), el mayor de los partidos oficialistas, casi como una condición para apoyar las demás medidas.

Dicho impuesto genera unos 2.000 millones de dólares al año y representa alrededor del 35 % del valor de las gasolinas, cuyo promedio sobrepasa los 810 pesos (1,70 dólares) por litro.

La recaudación que espera el gobierno con la reforma equivale a no más del 0,3 % del PIB chileno, por lo que la oposición ha elaborado un proyecto alternativo que prevé un aumento de 7.000 millones de dólares anuales de recaudación.

El proyecto incluye, según lo trascendido, la posibilidad de que las familias descuenten de sus impuestos hasta un millón de pesos anuales (unos 2.080 dólares) por sus gastos en educación, lo que favorecería a 1,5 millones de personas.

También deja en un 20 % el impuesto a las ganancias de las empresas, que era del 17 % hasta el 2010 y se subió de forma transitoria a raíz del terremoto de ese año para financiar la reconstrucción.

Dicho tributo bajó al 18,5 % este año y debía regresar al original 17 % en 2013.

En cuanto a los impuestos personales, hoy existen tasas progresivas de entre un 5,0 y un 40 %, que pagan alrededor de un 18 % de los chilenos, pues el 82 % restante están exentos por tener rentas mensuales inferiores a 534 mil pesos (1.112,5 dólares).

Según el proyecto, las personas exentas seguirán siéndolo y para los demás se rebajará la escala hasta una tasa máxima del 35 %.

También el gobierno incluirá tributos para desincentivar la contaminación y promover el reciclaje, para lo cual se barajan varias alternativas.

Respecto de las Pymes, se busca rebajarles el llamado “impuesto de timbres y estampillas”, que grava con un 0,6 % los créditos que contratan empresas y personas.

Comentar esta noticia

 

Cambiar a versión móvil