Chile estudiantes

Chile: gobierno destaca carácter pacifico de marcha estudiantil

Santiago de Chile, 25 abril 2012

Las claves

  • La marcha estudiantil convocada por la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) se desarrolló de manera pacífica y recién cuando ésta había terminado, un grupo de encapuchados generó algunos incidentes que motivaron la intervención de las Fuerzas Especiales de Carabineros.

El negociado de la educación superior

El análisis
Mario Waissbluth

Mario Waissbluth

“De 1 millón de estudiantes, aproximadamente 400 mil terminan desertando y endeudados… El endeudado tiene por lo  general dos padres y un hermano. Súmele los estafados por La Polar y otros abusos varios y…  tuvimos cerca de un millón de personas en la calle. Si no se arregla, los seguiremos teniendo”. (La Tercera. Chile)

El Gobierno chileno destacó hoy el carácter pacífico que tuvo la multitudinaria marcha estudiantil que al mediodía de esta jornada reunió, según sus organizadores, a cerca de 80.000 jóvenes, que demandan, al igual que en 2011, una mejor educación pública.

“Una movilización cuando es pacífica o cuando la violencia ha sido menor, y comparativamente menor respecto a otras oportunidades, nos deja a todos tranquilos”, señaló a periodistas el ministro portavoz de Gobierno, Andrés Chadwick.

Pese a algunos incidentes aislados, Chadwick se mostró satisfecho de poder tener estas “expresiones sin necesidad de que se recurra a la violencia”, al referirse a la marcha en Santiago, en la que participaron, durante unas dos horas y media, unos 80.000 estudiantes, según sus organizadores (inicialmente informaron de 50.000 personas), y 25.000, según la Policía.

También hubo manifestaciones en algunas ciudades de provincia, como Concepción y Valparaíso, pero con asistencias considerablemente menores, que no sobrepasaron las 3.000 personas, de acuerdo con medios locales.

En sus declaraciones a los periodistas, el ministro también tuvo palabras de reconocimiento para los convocantes de la marcha, que en su opinión actuaron de “manera responsable en esta jornada”.

También manifestó su respaldo al accionar de carabineros, que si bien resguardó la marcha durante el recorrido se mantuvo distante de la columna de manifestantes.

En este sentido, Chadwick afirmó que en la medida en que la marcha se desarrolló en forma pacífica y los estudiantes cumplieron con las instrucciones de la Intendencia (Gobernación) Metropolitana de Santiago acerca del recorrido, “naturalmente no fue necesario que Carabineros actuara”.

En tanto, la intendenta de la región metropolitana de Santiago, Cecilia Pérez, informó de 69 detenidos tras los disturbios que se generaron una vez finalizada la marcha estudiantil.

Indicó que durante la tarde se registraron algunos incidentes en el Paseo Ahumada, el frontis de la Universidad de Chile, el Paseo Bulnes con Alonso de Ovalle, cerca de la sede del Ejecutivo y en la Universidad Central.

Pérez dijo que haber solicitado la autorización en los plazos legales, respetar el recorrido acordado, instalar el escenario anunciado y finalizar la actividad en el horario comprometido “son todas señales de la normalidad y que reflejan un liderazgo responsable que esperamos se mantenga en el tiempo”.

La intendenta responsabilizó de los hechos de violencia ocurridos tras la manifestación al “vandalismo de los encapuchados, a quienes nos les interesa cuidar Chile ni defender ideas” y se solidarizó con un equipo de periodistas de Canal 13 atacados por estos agresores.

Carabineros informó que desde las ciudades de Valdivia y Temuco, en el sur de Chile, se informó de algunos enfrentamientos entre la policía y los encapuchados, aunque no entregó cifra de detenidos ni de lesionados.

La marcha estudiantil convocada por la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) se desarrolló de manera pacífica y recién cuando ésta había terminado, un grupo de encapuchados generó algunos incidentes que motivaron la intervención de las Fuerzas Especiales de Carabineros.

Los hechos delictivos se originaron cerca del Mercado Central, a unas diez manzanas al norte del Palacio de La Moneda, sede del Ejecutivo, donde unos muchachos incendiaron una caseta de seguridad ciudadana.

También intentaron cortar el tráfico en la Alameda, la principal arteria de la capital chilena, pero la policía lo impidió utilizando el carro lanza agua (guanaco).

Los dirigentes estudiantiles condenaron los hechos de violencia y llamaron al Gobierno, tras el término de la manifestación, a que destacara lo positivo de la iniciativa, lo que ocurrió precisamente más tarde con la declaraciones del ministro Chadwick.

Comentar esta noticia

 

Cambiar a versión móvil