América Latina: proteccionismo vs librecomercio, la nueva pugna que divide a la región

Infolatam
Guatemala, 23 de abril de 2012

Las claves

  • Felipe Calderón: "Si quieres tener un competidor, hazlo competir. Entonces es fundamental este debate que se presenta en América, porque hay intereses proteccionistas en Estados Unidos, pero también hay proteccionismo en muchos de nuestros países, en todos y en algunos sectores de gobierno”.

(Especial para Infolatam por Rogelio Núñez)-. La brecha ideológica que divide a América latina desde hace más de una década se ha reavivado en estos últimos años: mientras que la mayoría de los países del Pacífico apuesta por el libre cambio, los principales del Atlántico se inclinan por el proteccionismo.

Esa pugna quedó muy patente durante la pasada cumbre de las Américas en el enfrentamiento entre los dos gigantes regionales. México, como adalid del librecambio, y Brasil del proteccionismo.

La postura mexicana es compartida por los países de la fachada del Pacífico (Chile, Perú y Colombia así como por los centroamericanos). Por contra, los dos gigantes sudamericanos, Brasil y Argentina, impulsan medidas de claro corte proteccionista.

Como reconocía Andrés Oppenheimmer en el diario Nuevo Herald, “a puertas cerradas, la mayoría de los presidentes habló sobre levantar las barreras comerciales que varios países latinoamericanos —especialmente Brasil y Argentina— están erigiendo para proteger sus industrias, dijeron altos funcionarios de EEUU y América Latina. Las nuevas medidas de estos y otros países para restringir las importaciones están causando una creciente preocupación en el hemisferio”.

De hecho, existe una general preocupación ante el incremento de las tendencia proteccionistas en la región. Para Nicolás Eyzaguirre, director del Fondo Monetario Internacional (FMI) para el Hemisferio Occidental, defensas comerciales artificiales sólo pueden ser útiles a corto plazo: “el proteccionismo puede ser un buen resorte para salvar algún empleo en el corto plazo. Pero para nuestra región (…) es simplemente el mayor enemigo que nosotros tenemos”.

Los líderes del librecambio: México, Colombia, Chile y Perú

El presidente mexicano Felipe Calderón se ha alzado como el principal portavoz de las tesis librecambistas

El presidente mexicano Felipe Calderón se ha alzado como el  principal portavoz de las tesis librecambistas que, en su opinión, fundamentan el progreso de su país: “hemos perseverado en nuestro esfuerzo de apertura comercial y eso está permitiendo que la industria pueda integrar cadenas multinacionales”.

Además, las ve como un ejemplo a seguir en la región: “si tú quieres tener un hijo que camine, no le prohíbas caminar. Si quieres tener un competidor, hazlo competir. Entonces es fundamental este debate que se presenta en América, porque hay intereses proteccionistas en Estados Unidos, pero también hay proteccionismo en muchos de nuestros países, en todos y en algunos sectores de gobierno”.

El destinatario de estas palabras parece ser siempre el mismo, el Brasil de Dilma Rousseff: “estamos intentando hacer más acuerdos comerciales. Para mí es vital un acuerdo de libre comercio con Brasil. Desgraciadamente lo que estamos encontrando más bien es una tendencia y una presión interna al revés y esperamos que eso se revierta porque lo necesitamos los dos”.

México no está solo en su apuesta aperturista. El colombiano Juan Manuel Santos es un decidido partidario como se hizo evidente tras la aprobación del TLC con Estados Unidos, el cual según él “va a impulsar la creación de más de 500.000 empleos en Colombia, y un crecimiento de entre 0,5% y 1% del PIB de forma permanente … Es un sueño que teníamos hace mucho tiempo”.

Juan Manuel Santos en una entrevista al diario El País confesaba que “somos interdependientes unos de otros, nuestra competencia no es tanto por los mercados sino por atraer la inversión que genera puestos de trabajo y riqueza, por eso nosotros no expropiamos, no es una palabra que esté en nuestro vocabulario, a todos los inversionistas extranjeros que vienen a Colombia les doy la bienvenida, son nuestros socios, si a ellos les va bien, a los colombianos y a su gobierno nos irá bien, este es un país con seguridad jurídica y solo les exijo dos condiciones, responsabilidad social y seguridad ambiental, también que actúen con total transparencia, pero nuestras reglas de juego son estables, la estabilidad me parece primordial”.

Colombia ya tiene firmado el TLC con EE.UU., se encuentra a la espera de que la UE lo ratifique por lo que para 2013 tendría más de una decena de tlc,s con más de de medio centenar de países.

El sendero de Perú y Chile

En el área atlántica hay un país, Uruguay, que rompe la tendencia al proteccionismo de Argentina y Brasil.  Su ministro de Economía Fernando Lorenzo calificó a esa tendencia de brasileños y argentinos como “la amenaza más importante sobre las posibilidades de crecimiento de nuestros países” ya que  “la mitad de las exportaciones uruguayas a Argentina”.

Chiley Perú, los dos países con más apertura comercial

“Para una economía abierta como la uruguaya, el avance del proteccionismo en los principales mercados, los principales socios comerciales, es una muy mala noticia y es lo que más capacidad tiene de hacerle daño a un proceso de crecimiento prolongado y con bases muy sólidas”, dijo Lorenzo.

En referencia a Argentina, el ministro aseveró que “estamos ante un mercado predominante sin alternativas en tiempo útil para redireccionar los flujos comerciales (…) Casi que te deja sin la disponibilidad de otros instrumentos de apoyo a la oferta como mecanismo de compensación”.

Chile es el país con más tradición en cuanto apertura comercial y el que más tratados de libre comercio tiene firmados. En esa línea ha ido también Perú.

De acuerdo con las cifras que maneja el Sistema de Información sobre Comercio Exterior (SICE), de la Organización de Estados Americanos, el país de Suramérica que tiene más acuerdos comerciales vigentes es Chile, con 23. El segundo lugar en el escalafón lo ocupa Perú, que posee 17 acuerdos comerciales vigentes. Colombia, con 10 acuerdos comerciales vigentes según el SICE, supera a Ecuador (9) y Bolivia (4).

No en vano, Chile, Perú, Colombia y México son la columna vertebral de la Alianza del Pacífico un proyecto de integración que como apunta Luis Xavier Grisanti en el diario El Universal “no deja de ser una iniciativa defensiva desde el punto de vista comercial, por la indiscutible penetración asiática a los mercados latinoamericanos; pero, sin miedo a la competencia y apostando a la competitividad de sus economías, la Alianza apunta a la libre circulación de bienes, servicios, personas y capitales, meta que sólo la Unión Europea ha logrado hasta ahora”.

La deriva proteccionista de Argentina y Brasil

Argentina y Brasil son, junto a Veenzuela, Bolivia y Paraguay, los países más proteccionistas de la región.

Argentina y Brasil son, junto a Veenzuela, Bolivia y Paraguay, los países más proteccionistas de la región.

Tanto es así que la UE y Estados Unidos, junto a otros doce países, han presentado ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) una queja por el cada vez mayor número de medidas restrictivas a las importaciones procedentes de un creciente número de países, hasta haber establecido “de facto” un nuevo sistema que opera restringiendo las importaciones de todos los productos.

“Queremos expresar conjuntamente nuestra continuada y profunda preocupación respecto a la naturaleza y aplicación de medidas comerciales restrictivas por parte de Argentina, que afectan negativamente a las importaciones procedentes de un creciente número de países miembros de la OMC”, exponía el comunicado suscrito por una cuarentena de países, en los que, además de la UE y EEUU, aparecen también Turquía, Japón, Nueva Zelanda o Australia.

En este sentido, los firmantes destacan el “uso excesivamente amplio” que hace el Gobierno de Cristina Fernández de los denominados como “requisitos no automáticos” en la concesión de las licencias de importación, así como el “enorme incremento” de los productos afectados.

Esta denuncia se suma a la reciente decisión de EEUU de expulsar a Argentina de su sistema de aranceles reducidos para mercancías procedentes de países en desarrollo en represalia por el impago de más de 300 millones de dólares (unos 225 millones de euros) en disputas del Gobierno de Cristina Kirchner con dos empresas estadounidenses.

Dilma Rousseff criticó el proteccionismo de EE.UU.

De este modo, Argentina queda fuera del Sistema General de Preferencias (SGP), que supone tasas menores para la importación de un millar de tipos de mercancías.

Esta expulsión por impago del SGP no tiene precedentes en Estados Unidos y será efectiva en un plazo de dos meses.

El  proteccionismo kirchnerista se basa en una serie de medidas arancelarias y de trabas burocráticas al comercio internacional, supeditadas a las “autorizaciones” de los gobiernos de modo a conseguir más dólares en la balanza comercial.

De igual manera, el Brasil de Dilma Rousseff ha decidido apostar por el proteccionismo para defender a su industrial. Ya en 2011 Brasil fue cuestionado por varios países en la Organización Mundial del Comercio por impulsar iniciativas “proteccionistas” como el aumento de los impuestos a los vehículos importados.

Dentro del conjunto de medidas presentadas por Rousseff está el incremento en las tasas cobradas a las importaciones, y una reducción drástica de las cargas laborales y del Impuesto a la Producción Industrial, para 15 rubros de la actividad fabril, que están amenazados por la “invasión de importaciones” según la Federación de Industrias de São Paulo.

Curiosamente, todas las críticas de Dilma Rousseff de “repudio al proteccionismo” de Estados Unidos (“no podemos volver a experimentar episodios del siglo pasado y todas las trágicas consecuencias que trajeron consigo”) contrastan  con sus propias medidas en casa (“con planificación y políticas acertadas estamos logrando proteger a nuestra economía, a nuestros sectores productivos y, sobre todo, al empleo, estamos transformando un momento de crisis en un momento de oportunidades”).

Un comentario a “América Latina: proteccionismo vs librecomercio, la nueva pugna que divide a la región”

  1. consuelo silva dijo:

    este articulo te va a servir

Comentar esta noticia

*