Cumbre Americas

EE.UU: se elevan a once los militares investigados en escándalo sexual en Colombia

Colombia será un país con relación privilegiada en el segundo mandato de Obama

El Presidente de Colombia, J.M. Santos saluda al de EE.UU, Obama, a su llegada a la Cumbre de las Américas en Cartagena.

Infolatam/Efe
Washington, 20 de abril de 2012

Las claves

  • Los militares se encontraban en el mismo hotel que 11 agentes del Servicio Secreto que están acusados de comportamiento inapropiado tras haber llevado, supuestamente, a prostitutas a la habitación del hotel, una zona considerada de seguridad.
  • El escándalo, del que se han ido conociendo detalles poco a poco, salió a la luz después de la disputa que supuestamente tuvieron uno de los agentes del Servicio Secreto y una prostituta por el pago.

Once militares estadounidenses están siendo investigados por “conducta inapropiada” en Colombia durante la Cumbre de las Américas, según recogen medios estadounidenses, que elevan el número de militares implicados en el caso.

Una fuente militar reveló más detalles sobre los involucrados en la investigación que serían seis miembros del Ejercito, dos de Infantería de Marina, dos de la Armada y uno de las Fuerzas Aéreas, según recoge la cadena Fox.

Los miembros del cuerpo de Infantes de Marina y de la Armada son de San Diego (California), el de las Fuerzas Aéreas procede de Charleston (Carolina del Sur), mientras que el personal del Ejército es del 7º Grupo de Fuerzas Especiales, un cuerpo de élite.

La fuente indicó que no ha habido detenciones y los militares han vuelto a sus respectivas bases sin cargos.

Los militares se encontraban en el mismo hotel que 11 agentes del Servicio Secreto que están acusados de comportamiento inapropiado tras haber llevado, supuestamente, a prostitutas a la habitación del hotel, una zona considerada de seguridad.

Tres miembros del Servicio Secreto de EE.UU. -el cuerpo encargado de la protección presidencial- han presentado su renuncia tras su presunta participación en el escándalo y, según apuntan algunos medios estadounidenses, otros tres podrían perder su puesto de trabajo.

Según el canal de televisión, el abogado de dos supervisores del Servicio Secreto implicados indicó este viernes que la seguridad del presidente Barack Obama nunca se vio comprometida.

Dirigentes del Servicio Secreto se reunieron el viernes a puerta cerrada con miembros del Congreso para exponerles el caso.

El escándalo, del que se han ido conociendo detalles poco a poco, salió a la luz después de la disputa que supuestamente tuvieron uno de los agentes del Servicio Secreto y una prostituta por el pago.

Según el diario The New York Times, el agente acordó pagar 800 dólares a la mujer por una noche de sexo y a la mañana siguiente le ofreció 30 dólares.

Comentar esta noticia

 

Cambiar a versión móvil