Expropiación YPF

Argentina: el Grupo Petersen, en el punto de mira por su deuda para adquirir el 25 % de YPF

Antonio Brufau y Enrique Eskenazi

Antonio Brufau y Enrique Eskenazi, en una imagen de archivo.

Infolatam/Efe
Buenos Aires, 18 de abril de 2012

Las claves

  • Elgrupo ingresó en YPF en 2008, con una compra inicial del 14 por ciento que luego completaría con un 11 por ciento adicional, de la mano del entonces presidente Néstor Kirchner, ya fallecido.
  • La prensa de Buenos Aires dedicó amplios espacios a la situación del grupo Petersen.

El Grupo Petersen aparece en el punto de mira del proceso de expropiación del 51 por ciento de las acciones de la petrolera española Repsol en YPF, ante la millonaria deuda que tiene el consorcio de la familia argentina Eskenazi desde que compró el 25 por ciento del capital.

El Grupo Petersen, que hasta ahora no se ha manifestado sobre la intervención estatal, deberá afrontar en mayo el pago de 400 millones de dólares como amortización de capital de préstamos bancarios adquiridos para ingresar como socio de YPF, hecho que genera preocupación en círculos financieros y el mercado de capitales, dijeron fuentes del sector consultadas por Efe.

El asunto ha saltado al Senado en el debate en comisiones del proyecto gubernamental de expropiación de acciones Clase D de YPF que pertenecen a Repsol y donde la oposición ha preguntado por qué la operación no incluye al Grupo Petersen.

Este grupo ingresó en YPF en 2008, con una compra inicial del 14 por ciento que luego completaría con un 11 por ciento adicional, de la mano del entonces presidente Néstor Kirchner, ya fallecido.

Kirchner (2003-2007) dio el visto bueno a una fórmula que permitió a los argentinos desembarcar en la petrolera abonando sólo 100 millones de dólares y con préstamos de Repsol y de bancos extranjeros que devolvería con cargo a los dividendos futuros.

Precisamente este acuerdo de financiación ha sido duramente criticado por el Gobierno de Cristina Fernández, viuda de Kirchner.

La calificadora Moody’s consideró esta semana que el mecanismo de pago de las deudas del Grupo Petersen “quitaba cierta flexibilidad financiera” de la compañía.

“Mientras que históricamente YPF ha mantenido un nivel alto de pago real de dividendos, Moody’s considera que la flexibilidad de dividendos de la compañía es decreciente debido a las altas obligaciones de su accionista minoritario Petersen”, agregó la agencia en su último informe sobre la petrolera.

Moody’s bajó el martes la nota de YPF a raíz de “la incertidumbre con respecto a la manera” en que el Gobierno administrará la petrolera, intervenida el lunes, al mismo tiempo en que se ponía el proyecto de ley de expropiación a consideración del Senado.

La prensa de Buenos Aires dedicó amplios espacios a la situación del grupo Petersen.

Medios locales informaron de que un grupo de ejecutivos de bancos extranjeros mostró su preocupación por la deuda del grupo en una reunión que mantuvieron el lunes con la presidenta del Banco Central argentino, Mercedes Marcó del Pont, extremo que fue negado por fuentes del instituto emisor consultadas por Efe.

Comentar esta noticia

 

Cambiar a versión móvil