Venezuela

Venezuela: Fitch bajaría a negativo el panorama de calificación por gastos electorales

Reuters
Caracas/Nueva York, 4 de abril de 2012

Las claves

  • "La probabilidad de una elección presidencial reñida y las preocupaciones sobre la salud del presidente Chávez aumentan la incertidumbre en el ambiente político", añadió la agencia.
  • El presupuesto del Gobierno central para 2012 es 46 por ciento superior al del 2011 y cuenta con la petrolera estatal PDVSA y varios fondos extrapresupuestarios -que por lo general tienen poca transparencia y en parte son financiados por China- disponibles para inyectar liquidez.

La agencia Fitch Ratings advirtió el miércoles a Venezuela que podría recortar su calificación crediticia en los próximos dos años, citando los enormes gastos estatales en el marco de la campaña del presidente Hugo Chávez para ser reelecto en las elecciones de octubre.

Fitch, una de las tres principales agencias de Wall Street, revisó el panorama de la calificación de Venezuela a “negativo”, lo que representa una advertencia para el país petrolero de que en dos años podría perder su calificación “B+”.

Menores calificaciones generalmente significan mayores costos para conseguir crédito.

“El riesgo de inestabilidad política y social sigue presente debido a la alta concentración de poder en las manos del presidente, un marco institucional débil y un alto grado de polarización política”, dijo Fitch en un comunicado.

Chávez, convaleciente del cáncer, busca otro mandato de seis años, tras haber llegado al poder en 1999.

“La probabilidad de una elección presidencial reñida y las preocupaciones sobre la salud del presidente Chávez aumentan la incertidumbre en el ambiente político”, añadió la agencia.

El Gobierno ha abierto las llaves del gasto público en el año electoral y ha destinado fondos a planes que van desde la construcción de viviendas hasta la entrega de dinero en efectivo para familias pobres y jubilados.

Es posible que la inyección de recursos ayude a un crecimiento del 4 o 5 por ciento en la economía en este año, pero también crearía importantes distorsiones.

El presupuesto del Gobierno central para 2012 es 46 por ciento superior al del 2011 y cuenta con la petrolera estatal PDVSA y varios fondos extrapresupuestarios -que por lo general tienen poca transparencia y en parte son financiados por China- disponibles para inyectar liquidez.

Fitch dijo que tenía poca información sobre esta “estructura paralela fiscal” de las entidades fuera del presupuesto, alimentado por créditos bilaterales y los ingresos derivados del la venta del petróleo.

Fitch señaló que la economía del país petrolero se está volviendo más vulnerable a cambios bruscos en los precios de las materias primas.

Pese a todo, la agencia ratificó la calificación de la deuda de Venezuela en “B+”, cuatro escalones por debajo del grado de inversión.

Venezuela es calificada en “B+” con panorama estable por la agencia Standard & Poor’s y en “B2″, un escalón más abajo pero también estable, por Moody’s Investors Service.

Comentar esta noticia

 

Cambiar a versión móvil