Brasil-UE

La UE expresa su preocupación a Brasil por sus planes de salvaguardas al vino

Infolatam/Efe
Bruselas, 3 de abril de 2012

Las claves

  • La Comisión Europea está analizando todos los elementos del caso de los que dispone y que, sobre esa base, remitirán sus observaciones técnicas a las autoridades de Brasil para el próximo 24 de abril.

La Unión Europea ha manifestado a Brasil su preocupación por la posibilidad de que ese país introduzca unas medidas de salvaguarda para proteger la producción nacional de vino, lo que podría afectar a las importaciones que llegan desde Europa.

El comisario europeo de Agricultura, Dacian Ciolos, remitió una carta a las autoridades brasileñas el pasado 15 de marzo en la que expresó su “grave preocupación” por la investigación iniciada por ese país para determinar si debe actuar para proteger la producción vinícola nacional y las potenciales medidas de salvaguarda sobre el vino importado, según indicaron a Efe fuentes comunitarias.

Ese mismo día, el Gobierno de Brasil publicó una circular de la Secretaría de Comercio Exterior en la que anunciaba el inicio de dicha investigación, que afecta a los vinos embotellados de cualquier origen, excepto de Israel y del resto de países del Mercosur (Argentina, Uruguay y Paraguay).

“Los servicios de la Comisión ya han informado a las autoridades brasileñas de que la UE es una parte interesada en esta investigación”, indicaron las fuentes europeas.

Asimismo, aseguraron que la Comisión Europea está analizando todos los elementos del caso de los que dispone y que, sobre esa base, remitirán sus observaciones técnicas a las autoridades de Brasil para el próximo 24 de abril.

Chile, el principal abastecedor de vinos de Brasil, también ha anunciado que prepara para esa fecha sus argumentos de defensa.

La Dirección de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon) chilena explicó la semana pasada que entregará esos argumentos ante el Departamento de Defensa Comercial (Decom) del Ministerio de Comercio de Brasil, de acuerdo con los plazos del proceso que establece la legislación brasileña.

En caso de que Brasil decidiera igualmente establecer esas salvaguardas, Chile podría, en principio, protestar ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), según la Direcon.

Por su parte, los productores brasileños de vino ya han manifestado su confianza en que las salvaguardas que estudia el Gobierno a las importaciones de caldos extranjeros les permitan reorganizarse durante un periodo de tres años, a fin de aumentar su competitividad en el mercado interno.

El presidente del Instituto Brasileño del Vino (Ibravin), Carlos Raimundo Paviani, indicó en una entrevista con Efe el pasado día 26 que el objetivo de los productores de su país es la imposición de cuotas que impidan que los vinos foráneos se apoderen del mercado potencial que surgirá en Brasil en los próximos años.

Comentar esta noticia

 

Cambiar a versión móvil