Investigación, desarrollo y rankings científicos para América Latina. Universidades TOP

Infolatam
Madrid, 1 abril 2012

Las claves

  • Sobre rankings y mediciones científicas se comenta mucho en los últimos años en el mundo hispano: la competitividad y producción científica es uno de los índices de desarrollo y de posibilidades de crecimiento económico y social. En épocas de crisis, el conocimiento científico es uno de los pilares que nos pueden sacar a flote.

(Especial para Infolatam, por María Luisa Alvarez de Toledo).- Hace pocos días el director del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) de México, Enrique Villa Rivera, manifestaba su preocupación por la escasa producción de patentes y la limitada producción científica de México en comparación con Brasil y, desde luego, a mucha distancia de China.

Sobre rankings y mediciones científicas se comenta mucho en los últimos años en el mundo hispano: la competitividad y producción científica es uno de los índices de desarrollo y de posibilidades de crecimiento económico y social. En épocas de crisis, el conocimiento científico es uno de los pilares que nos pueden sacar a flote. Por otra parte estar en el top de los rankings significa tener mayores posibilidades de financiación pública y privada, y mayor demanda en el mercado global, lo que es esencial para las propias instituciones investigadoras. Por eso el caso de Brasil es ejemplar y demuestra cómo un país emergente ha utilizado sus riquezas para producir conocimiento lo que a la larga generará más riqueza. Otros países latinoamericanos que utilizan su riqueza para gastos armamentísticos sólo tendrán un horizonte de pobreza social.

Tabla compartiva con Output científico de países de Iberoamérica según el informe de Scimago

Output científico de países de Iberoamérica según el informe de Scimago 2011

Los organismos que producen ciencia son los académicos: universidades e instituciones de investigación. La empresas participan en menor medida, porque financian y participan en las las investigaciones académicas, especialmente temas industriales y  médicos, y se convierten al final en propietarias de muchas patentes.  Los rankings de producción científica se basan principalmente en análisis de personal investigador y sus resultados: patentes, publicaciones científicas, participaciones en congresos, citas recibidas y usos de patentes. No obstante, esos rankings  hay que relativizarlos en función del PIB, de las inversiones en investigación, de la riqueza de cada país, de la población y del desarrollo social. Por ejemplo, un alto ranking científico en Bolivia es mucho más significativo que en México puesto México tiene muchos más recursos.

Es interesante consultar el portal RICYT, Red de Indicadores de Ciencia y Tecnología Iberoamericanos e Interamericanos. Ahí hay datos, análisis, informes, como el reciente “El Estado de la Ciencia.2011”, pero algunos datos no están totalmente al día, como los datos de patentes. Para realizar consultas sobre patentes en Latinoamérica se puede utilizar Latipat. Tal y como dicen en su portal  “es una base de datos sobre patentes en español y portugués de referencia internacional, que utiliza la plataforma de Esp@cenet.

En 2003 la OMPI, EPO, OEPM y numerosas oficinas nacionales de países latinoamericanos pusieron en marcha este ambicioso programa para difundir la información de patentes en español y portugués, contenida en los documentos de patentes publicadas por todas ellas.”. Para hacer consultas sobre patentes internacionales registradas en el Sistema Internacional de Patentes (PCT) es mejor consultar PatentScope de la WIPO(OMPI) que tambien informa de patentes nacionales, o consultar las estadísticas más recientes de este organismo como el informe World Intellectual Property Indicators. 2011 edition

Al ver datos de patentes, la cantidad de las que ya están concedidas desde hace tiempo lleva a México en 2008, con más de 73.000 patentes en vigor en ese año, al top de los 20 países propietarios de patentes. Pero, sin embargo en los  últimos años ha decaído en solicitudes y concesiones, lo que significa que pronto perderá el liderazgo.  De acuerdo con PatentScope en 2008 se publicaron 23.563 IPC pero en 2011 sólo 9.868. Por otra parte las patentes registradas en México pertenecen mayoritariamente a otros países.

En cambio en Brasil “El Instituto Nacional de la Propiedad Industrial (INPI), organismo responsable del otorgamiento de patentes en Brasil, registró 30.088 solicitudes de patentes desde enero hasta el 15 de diciembre de 2011, frente a 28.052 requeridas en 2010 y 26.268 en 2009, lo que representa un alza de alrededor de 7,2 por ciento anual entre 2009 y 2011” Ahora bien, lo mismo que en Mexico, una gran cantidad de patentes nacionales están registradas por países extranjeros. Es decir, que al final, la riqueza generada por patentes se la llevan otros.

Patentes iberoamericanas datos WIPO 2010

Patentes iberoamericanas datos WIPO 2010

Analizar las instituciones academicas es más complejo: Los rankings universitarios más conocidos difieren en criterios de evaluación y sus resultados son tambien diferentes. Estos son ejemplos de las top latinoamericanas y al final del artículo ofrezco un enlace a un cuadro comparativo con las top 100 de varios rankings y su posición.

  • ARWU (Academic Ranking of World Univesities) realizado por  la Universidad Jiao Tong de Shanghai, analiza las 500 mejores universidades del mundo. Aparacer en ARWU significa aparacer en el mercado científico asiático, lo que es bastante importante. Los criterios se basen en cálculos sobre investigadores laureados, impacto científico en WOK, presencia en Nature y en Science, cantidad de alumnos y de profesores. En ARWU aparecen 24 centros:  7 de Brasil, 1 de Argentina, 2 de Chile, 1 de México, 11 de España y 2 de Portugal. Ocupa un puesto destacado la Universidad de Sao Paolo (entre las 150 mejores universidades del mundo), detrás de ella la famosa UAM. Universidad Autónoma de México que pierde  el liderazgo iberoamericano y la Universidad de Buenos Aires, ambas en el segundo tramo (puestos 151-200).
  • The Times Higher Education World Universities Rankings de la revista Times y del grupo Thomson Reuters, que analiza las 400 universidades mejores del mundo. Se basa en datos de docencia, investigación, impacto, pero igualmente en aspectos empresariales (inversiones y financiación) Es un ranking de consulta obligada para el mundo anglosajón, incluido el mercado científico de la India. De Iberoamérica sólo contempla  14 instituciones: 2 de Brasil (Universidade  de Sao Paolo, Universidade Estadual de Campinas) y 1 de México (Universidad Nacional Autónoma de México),  1 de Chile  (Pontificia Universidad Católica de Chile ), 8 instituciones de España y 2 de Portugal. Aquí, de nuevo la Universidad de Sao Paolo está muy por encima del resto, y además es la única de Iberoamérica (España y Portugal incluidas) que se encuentra igualmente en el ranking de las Top 100 que tienen mejor reputación.
  • QS Rankings. Es uno de mis preferidos porque analiza datos muy reales: tamaño, ratios profesores/alumnos, reputación académica, citas recibidas, influencia laboral, impacto web y calidad del staff de investigación. Utiliza para el análisis datos de producción científica y encuestas de evaluación. Además del ranking mundial tiene una dedicado a QS Ranking Latinoamérica con el análisis de 200 centros: (a Brasil le coresponden 63 centros, 35 a México, 25 a Argentina, 24 a Chile, 20 a Colombia y hay reflejadas algunas universidades de muchos otros países latinoamericanos) La Pontificia Universidad Católica de Chile se encuentra en segundo lugar tras la siempre líder de Sao Paolo, y todavía por encima de la Autónoma de México están de nuevo Brasil con la Universidade Estadual de Campinas, y de nuevo Chile con la Universidad de Chile.
  • Webometrics del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (España), es un ranking que evalúa la presencia en internet de más de 20.000 universidades de todo el mundo a partir de datos de visisbilidad en buscadores, indexación en Google Scholar y cantidad de ficheros ricos descargables con información. Es importante porque la presencia en Internet indica la posibilidad de ser visto, de comunicar trabajos y conocimientos, de difundir publicaciones científicos. A mayor visibilidad, mayor posibilidad de ser conocido y citado y, por lo tanto, de subir en los otros rankings de calidad. Sólo tres centros latinoamericanos se encuentran en el top 100 mundial (aquí no entran ni España, ni Portugal): Webometrics tiene un ranking específicamente Latinoamericano con las top 100 universidades en la red. Aparecen 12 de Argentina, 67 de Brasil, 14 de Chile, 6 de Colombia, 41 en México a pesar de ser el país en el que está el hombre más rico del mundo en cuestión de telecomunicaciones, y sólo 4 de Venezuela por mucho petróleo que tengan. Evidentemente destacan la Universidade de Sao Paolo y la UAM, pero la Universidad de Chile está en  el sexto lugar en éste ranking y el 13 lo ocupa la Universidad Nacional de Colombia.
  • Leiden Ranking: de la Universidad de Leiden es un ranking puramente bibliométrico basado exclusavamente en datos de publicaciones indexados en la Web of Science (Thomson Reuters). Sólo recoge publicaciones de ciencias y ciencias sociales. Analiza datos de publicaciones, citas, impacto, producción de publicaciones y colaboraciones. Es interesante el indicador de proporcion de publicaciones en el top 10% de cada área. Según eso, la Universidade Fedral de Santa Catarina (Brasil) aparece en primer lugar, aunque la Universida de Sao Paolo tenga muchas más publicaciones. En general en este índice sigue estando Brasil muy por encima del resto, seguido por Argentina  (2 centros, Buenos Aires y La Plata)y Chile (2 centros, Pontificia Chile y Univ. Chile).
  • Por último, el que me parece más importante desde el punto de vista de las publicaciones científicas, Scimago Institution Rankings, del grupo SCIMAGO, otro de los esenciales para el mundo Iberoamericano. Evalúa las universidades de todo el mundo en función de los indicadores de impacto de sus publicaciones, utilizando la base de datos SCOPUS (Elsevier) como fuente. Tiene varias ediciones de rankings, el global analiza hasta 3.042 universidades de todo el mundo, pero  el Ranking Iberoamericano SIR 2011 analiza 1369 instituciones de investigación de  España, Portugal e Iberoamérica. Es por lo tanto el más completo, tiene un análisis muy detallado y sus conclusiones son interesantes, por ejemplo “España con alrededor de 204 mil documentos científicos y Brasil con 163 mil siguen configurándose como la punta de lanza de la investigación universitaria en la región. Ambas cuentan con el núcleo de universidades más productivas y su producción combinada supone las dos terceras partes del total de la ciencia generada por las IES en Iberoamérica”. Países como México, Colombia y Perú tiene la producción científica muy centralizada, es decir sólo unas pocas instituciones son de interés.

De acuerdo con los indicadores de Scimago hay un dato muy interesante: la Universidad de Puerto Rico, una pequeña universidad, tiene crecimiento de colaboración internacional, producción científica, y participación en revistas de alta calidad, todos los indicadores de calidad positivos, algo que muy pocas tienen, ni siquiera las que están en el top. En general la participación internacional y la publicación de más del  50% en revistas de alta calidad es muy escasa

En resumen, cualquier universidad o centro de investigación debe actualmente competir en el mercado científico global. Para competir debe analizar el mercado, saber quienes están en el top y porqué. Debe conocer cuál es su puesto y en qué puede mejorar. Si es una pequeña y nueva universidad tal vez la especialización en temas emergentes sea una baza con la que puede jugar y situarse en un alto lugar. Es esencial situarse bien en la red, difundir bien sus publicaciones y patentes, conseguir colaboraciones y citas internacionales de zonas del mundo que tengan interés para ella. Conocer competidores y saber situarse. La ciencia de calidad es posible en Latinoamérica, pero el buen paño no se vende en el arca sino el mercado.

Para los que deseen ampliar información, en total he recopilado y comparado 201 centros porque no todos están en losTOP 100 en los  mismos rankings, en este documento compartido de Google Docs

2 comentarios a “Investigación, desarrollo y rankings científicos para América Latina. Universidades TOP”

  1. Claudio Benavente dijo:

    No es de extrañar que la USP sea la de mayor producción científica. Ahí se concentra el 30% de toda la investigación científica universitaria de Brasil. El presupuesto del estado paulista es mucho mayor que el de todas las universidades federales que hay en Sao Paulo.

  2. Tania Díaz dijo:

    Excelente trabajo, hay que considerar que en muchos países el estado y las universidades no han asumido el libre acceso al conocimiento….. Segura puedo estar que existen grandes producciones de conocimiento en Latinoamérica y por su puesto en Venezuela

Comentar esta noticia

 

Cambiar a versión móvil