Cuba: la entrega de tierras en usufructo afronta retrasos y limitaciones

Infolatam/Efe
La Habana, 29 de marzo de 2012

Las claves

  • Otra dificultad es la "lentitud y retraso" en la explotación de las tierras entregadas por falta de "control y seguimiento", la escasez de insumos para trabajar el campo y la poca experiencia y capacitación de los usufructuarios.
  • Se calculan unos 14.000 casos a los que se ha retirado el derecho a la tierra posteriormente, ya sea por "renuncia" de los usufructuarios o por "incapacidad".

El proceso de entrega de tierras en usufructo en Cuba, iniciado en 2008 para reanimar la producción de alimentos, adolece de retrasos y limitaciones por motivos burocráticos y prácticos, como la falta de condiciones y experiencia de los nuevos agricultores.

El director del Centro Nacional de Control de la Tierra, Pedro Olivera, afirmó en La Habana que el proceso ha sido “entorpecido y limitado” por problemas como la demora en la aprobación de solicitudes.

También dijo que existen entidades estatales que no declaran toda la superficie ociosa bajo su administración.

Otra dificultad es la “lentitud y retraso” en la explotación de las tierras entregadas por falta de “control y seguimiento”, la escasez de insumos para trabajar el campo y la poca experiencia y capacitación de los usufructuarios.

Cuando el Gobierno del presidente Raúl Castro decretó las entregas en usufructo para reanimar la agricultura en 2008, un 51 por ciento del total de la superficie cultivable de la isla se encontraba ociosa o mal explotada.

Olivera indicó que actualmente se calcula que Cuba tiene más de dos millones de hectáreas “vinculadas” a este proceso, y más de 1,4 millones ya han sido adjudicadas para su explotación.

Hasta la fecha, las autoridades han recibido más de 194.000 solicitudes de usufructo, de las que un 92 por ciento fueron aprobadas y el resto está en trámites.

Se calculan unos 14.000 casos a los que se ha retirado el derecho a la tierra posteriormente, ya sea por “renuncia” de los usufructuarios o por “incapacidad”.

El 26,2 por ciento de los nuevos agricultores cubanos son jóvenes menores de 25 años con poca experiencia laboral y más del 70 por ciento del total no tiene experiencia en la agricultura, precisó Olivera.

El directivo señaló que las autoridades trabajan por implementar nuevas leyes que permitan ampliar en cantidad y en tiempo el régimen de entrega de tierras, que ahora se limita a unas 13 hectáreas por 10 años para las personas naturales.

Otro aspecto que se valora es la autorización para que los usufructuarios puedan construir viviendas en esos terrenos, con tal de dar “continuidad y sostenibilidad” a la medida.

En Cuba, la reanimación de la agricultura para aumentar la producción de alimentos es considerada un asunto de “seguridad nacional”.

El país gasta más de 1.500 millones de dólares al año en importar el 80 por ciento de los víveres que consume.

Comentar esta noticia

 

Cambiar a versión móvil