Bolivia: Evo defiende su relación con Siria y rechaza una intervención militar

Infolatam/Efe
Viena, 12 marzo 2012

Las claves

  • Morales denunció las violaciones de derechos humanos, pero insistió en que los países tienen que resolver sus problemas de forma interna, sin intervención extrajera.


El presidente de Bolivia, Evo Morales, reivindicó hoy en Viena el derecho de su país a mantener relaciones con Siria y denunció que “algunos países” creen conflictos internos para justificar intervenciones militares con intereses políticos.

Morales denunció las violaciones de derechos humanos, pero insistió en que los países tienen que resolver sus problemas de forma interna, sin intervención extrajera.

El mandatario respondió así a una pregunta en rueda de prensa sobre la negativa de Bolivia a respaldar en la Asamblea General de la ONU un proyecto de resolución contra Siria para que detenga los ataques contra la oposición, una resolución que tuvo 12 votos en contra y 137 a favor.

“Hay algunos países que usan cualquier pretexto con fines netamente políticos. Hasta crean conflictos internos para justificar una intervención de carácter militar, como en Libia”, denunció.

En rueda de prensa en Viena, donde participó en una cumbre de la ONU sobre lucha contra las drogas, Morales precisó que la operación militar en Libia se debió al interés del controlar su riqueza petrolífera.

“Los países antiimperialistas de América Latina somos acusados de terroristas, de autoritarios y de narcotraficantes. Por tanto, esa historia se repite en la historia”, indicó.

Respecto a sus buenas relaciones con países como Siria e Irán, Morales aseguró que Bolivia “tiene derecho a tener relaciones diplomáticas, de comercio, de inversiones, de cooperación con todo el mundo”.

“Venimos de una cultura del diálogo, de amistad, de solidaridad, y por eso tenemos una política de tener relaciones con todo el mundo. Nadie nos va frenar a tener relaciones con los países del mundo”.

Comentar esta noticia

 

Cambiar a versión móvil