El altavoz de Cristina Kirchner

Infolatam
BuenosAires, 2 de marzo de 2012
Por Julio Burdman

Estése o no de acuerdo con el gobierno de Cristina Kirchner, nadie puede dejar de reconocer la potencia de su discurso político. En principio, porque el sistema presidencial le da un micrófono privilegiado. Y ella, más que ninguno de sus predecesores, tomó posesión del mismo. Desde que llega al gobierno en 2003, Néstor Kirchner impuso el estilo de la “comunicación directa” con la opinión pública. Suprimió las conferencias de prensa, redujo a un mínimo la filtración de primicias exclusivas a los periodistas, y se basó en un atril desde el cual aprovechaba actos políticos y ceremoniales para transmitir anuncios y hacer declaraciones públicas toda vez que las cámaras se encendían.

La figura del “vocero presidencial” cayó en la irrelevancia. No obstante, Néstor Kirchner contaba con la ayuda de su esposa y de dos ministros destacados, que hablaban en su nombre en los principales medios de comunicación. “Los Fernández” -por Alberto F., el ex jefe de Gabinete, y Aníbal F., el ex ministro del Interior- mediáticos ambos, eran voceros de hecho, y por momentos la vanguardia comunicacional del kirchnerismo. Kirchner había asumido personalmente la comunicación pero, en el fondo, no le gustaba la tarea.

Esto fue cambiando gradualmente desde que Cristina Kirchner asume en 2007. A partir de la crisis del campo, que se desata poco después de asumir, Alberto salta a la disidencia y queda un solo ministro mediático, Aníbal F., con micrófono abierto. Y para cuando gana las elecciones de 2011, con aquél impactante 54%, ella queda como la sola voz. Néstor Kirchner había fallecido y Aníbal F. había pasado al Senado. El nuevo gabinete de ministros estaba conformado por funcionarios kirchneristas y tecnócratas que la defienden, pero no hablan por ella.

La centralidad que asume la voz presidencial, y el manejo que hace de ella la Presidente, se potencia por el hecho de que es una oradora talentosa. Ayer, en el mensaje de inauguración del período de sesiones ordinarias del Congreso -el State of the Union argentino-, habló durante tres horas y media, y sin leer. Entre las leyendas urbanas de sus detractores, no falta la aseveración de que la oradora es apoyada por un diminuto sistema de audio alojado en su oreja derecha, a través del cual un asistente le dictaría las cifras macroeconómicas a las que alude sin descanso. Nunca nadie pudo demostrarlo. Después de todo, ella siempre fue igual, aún cuando era una legisladora debutante en el Congreso Nacional a principios de los noventa.

Y es potente, finalmente, porque el kirchnerismo se convirtió en un discurso en sí mismo. Comienza con una reivindicación épica de los logros socioeconómicos de su gobierno, comparando reiteradamente el desempeño argentino con el de los BRICs. El crecimiento de China, India y Brasil es la vara de medida del relato argentino. Y es contrapuesto con el Consenso de Washington y la crisis de principios de siglo. Y, desde hace un año también, con la crisis financiera en Europa. La defensa del modelo a partir de un abrumador despliegue de indicadores y resultados, y el recuerdo de Néstor Kirchner, son lo mismo en las piezas de oratoria de la mandataria.

Esta defensa discursiva realizada por la misma Presidente es la forma en que el oficialismo establece su agenda pública y la inauguración legislativa de ayer fue, esencialmente, eso. Los pilares de la misma son la inversión pública y los servicios del Estado, el balance de la ANSES y la denuncia de los grandes medios de comunicación como enemigos políticos. En 2012 se sumaron dos temas, más allá de las repercusiones de la irreparable tragedia ferroviaria: la hipótesis de la nacionalización de Repsol – YPF (en rigor, de la compra de Repsol por parte del estado argentino) y la cuestión Malvinas. Dos vacas sagradas de la opinión pública que el kirchnerismo ubicó de su lado.

La oposición, y en eso reside una de sus debilidades centrales, carece de un altavoz similar, y va más allá de la cuestión de la oratoria. Con excepción de las denuncias de corrupción, carece de temas de agenda. El espejo que brinda desde las primarias el Partido Republicano, con su capacidad indiscutible de producir nuevos debates, sirve en estos días para poner esta carencia de la oposición argentina en perspectiva. Que hace ver, dicho sea de paso, al altavoz de Cristina Kirchner aún más potente.

Un comentario a “El altavoz de Cristina Kirchner”

  1. Mario Victor Gomez Pose dijo:

    M.V.G.P (erermario@hotmail.com)
    Eviado:n sábado, 21 de enero de 2012 10:33:46 p.m.
    Para: ilo@ilo.org

    From: mavigopo@hotmail.com

    To: ai-info@py.amnesty.org; amnistiapr@amnestypr.org; caretas@adinet.com.uy; cdhcrr@parlamento.gub.uy; cndh@minjus.gob.pe; contacto@amnesty.org.ar; diegoplada@hotmail.com; dpublicaciones@presidencia.gob.ve; estefanyy_rj@hotmail.com.ar; eu_caris_46@hotmail.es; gpenades@parlamento.gub.uy; cuidado_con_la_perra@hotmail.com; info@amnistia.cl; info@barackobama.com; info@bo.amnesty.org; info@es.amnesty.org; info@messages.whitehouse.gov; jamorin@parlamento.gub.uy; laposta@apuba.org.ar; mail@usuarios.universia.net; mensajes@tn.com.ar; oficina@amnistia.org.uy; pabdala@parlamento.gub.uy; pbordaberry@parlamento.gub.uy; private@presidensia.gub.uy; publishing.promotion@unesco.org; noreply@boletinesoei.org; tviera@gmeil.com; laheber@parlamento.gub.uy; surayado@canal10.com.uy; fefedela@adinet.com.uy

    Subject: soy victima de moobing y persecución de familiar de sindicalista desaparecido

    Date: Tue, 30 Aug 2011 20:59:15 -0300

    me llamo Mario Victor Gomez Pose vivo en Montevideo Uruguay soy victima de moobing y persecución de familiar de sindicalista desaparecido. mi madre María Eva Pose aproximadamente en el año 1989 concurre a un sorteo para acedera a un trabajo en el hospital de clínicas doctor Manuel Quíntela propiedad de la universidad de la republica oriental del Uruguay en dicho sorteo mi madre junto a otras 6 personas ven como Griselda Borges extrae una bolilla del bolillero y la deja caer debajo de la mesa y la cambia por otra que llevaba en su saco es a si como una de los que presencia este echo es que uno de los testigos con un abogado presenta en juzgado una demanda presentando a mi madre y los demás como testigos del fraude.

    A lo que después de varias entrevistas con decanos de facultad de medicina llegan a hablar con el rector en aquel entonces Jorge Brrobeto el cual llega a un acuerdo con mi madre y los demás testigos de no presentarse a atestiguar lo que vieron presencialmente el día del sorteo el rector a si dispone que mi madre entre a un cargo dentro del hospital de clínicas y pone a los deñas testigos en cargos dentro de la universidad de la republica oriental del Uruguay.

    aviando mi madre trabajado 2 años en el hospital de clínicas es efectivamente presupuestada en el cargo es decir queda efectiva en el cargo es a si que mi madre comienza a militar como delegada del sector de higiene de dicho hospital para el gremio U.T.H.C HASTA LLEGAR A OCUPAR un lugar EN LA MESA REPRESENTATIVA de el gremio u.t.h.c.

    En el año 1999 setiembre 16 o 17 estando durmiendo una tía me llama y me comunica que mi madre sufre una aneurisma en el cerebro a lo cual le dejo dicho a mi tía que no muevan a mi madre de dicho hospital dado que mi madre estaba mal siendo sostenida su vida por aparatos de sostén de vida y inconsciente y estando en el hospital de clínicas los especialistas mejores del país en lo que corto la comunicación con mi tía y me empiezo a cambiar para ir a ver a mi madre al hospital de clínicas cuando llego me encuentro que sin mi consentimiento mi madre se avía trasladado a la sociedad medica israelita del Uruguay M.I.D.U EN la cual el 21 de setiembre de 1999 fallece y al hablar con mi tía le pregunto por que permitió el traslado de mi madre del hospital de clínicas a la M.I.D.U siendo que le pedí que dejara en el hospital de clínicas a lo que contesto que una mujer y Sergio Rodas; Diego Alonso hacían uso de un estatuto que decía que los funcionarios no podían atenderse en dicho hospital de clínicas y ella firmo el traslado de mi madre a este pedido de los compañeros comunistas y de sindicato esto convierte delito de omisión de asistencia.

    por una ordenanza de familiar fallecido entro en febrero del 2000 a trabajar en lugar de mi madre en cocina a los dos años soy presupuestado y tomo el cargo efectivamente. anterior a la muerte de mi madre fui testigo de varios ilesitos o fraudes y hoy actualmente soy testigo de otros y de confabulaciones en mi contra de parte de compañeros y sindicalistas y jefes y lo único que quiero es un juicio internacional con pruebas de bolígrafos o los llamados detectores de verdad o mentira que mas humano que el suero de la verdad o pruebas como el bolígrafo

Comentar esta noticia

 

Cambiar a versión móvil