Ecuador firma contratos petroleros con inversión de 1.700 millones de dólares

31 de enero de 2012 en el palacio de Gobierno en Quito (Ecuador). EFE

Correa saluda al ministro de energía, Wilsón Pastor durante la firma de nuevos contratos petroleros.

Infolatam/Efe
Quito, 1 de febrero de 2012

Las claves

  • Pástor describió los contratos como "inéditos" para Ecuador y destacó que los casi 1.700 millones de dólares de inversión total son "un monto nunca antes comprometido" en el sector petrolero de la nación andina.
  • A Petroecuador le interesa en especial el resultado de la perforación de un pozo exploratorio en la capa conocida como "pre-cretácico", prevista en los contratos firmados.

El Gobierno de Ecuador firmó el martes contratos con empresas petroleras de EE.UU., Argentina y el propio Ecuador para el aumento de la producción en dos campos en la Amazonía, con una inversión de casi 1.700 millones de dólares, la mayor en el sector petrolero de la historia del país.

El ministro de Recursos Naturales no Renovables, Wilson Pástor, describió a los yacimientos como “la joya de la corona” de Ecuador en la ceremonia de la firma, que tuvo lugar en el Palacio Presidencial en Quito.

Los convenios serán por 15 años y elevarán la producción en 16.600 barriles por día en total, lo que supondrá ingresos para el Estado de casi 3.530 millones de dólares, mientras que las compañías privadas se quedarán con unos 220 millones de dólares.

Se trata de los campos Shushufindi-Aguarico y Libertador-Atacapi, considerados “maduros” porque son yacimientos antiguos de alta producción, pero en declive, y que requieren de nuevas tecnologías para mejorar su rendimiento.

Suscribieron los contratos el gerente de la empresa estatal Petroecuador, Marco Calvopiña, y los representantes de los dos consorcios que ganaron la licitación, en presencia del presidente de Ecuador, Rafael Correa, como testigo de honor.

Petroecuador continuará a cargo de la operación y administración de los campos, mientras que las empresas contratistas recibirán una tarifa por cada barril bombeado por encima de las estimativas antes de la firma de los convenios.

El consorcio Shushufindi S.A., compuesto por la franco-estadounidense Schlumberger, la argentina Tecpetrol y la estadounidense KKR, se quedará con Shushufindi-Aguarico, uno de los principales campos del país, que llegó a producir 110.000 barriles por día en 1992.

Una inversión de casi 1.300 millones de dólares en ese yacimiento permitirá elevar la producción de 43.600 barriles diarios a 60.000 barriles y recuperar con ello casi 69 millones de barriles de petróleo.

En el campo Libertador-Atacapi trabajará el consorcio Pardaliservices S.A., integrado por Tecpetrol, la canadiense Canacol, Schulumberger y la ecuatoriana Sertecpet.

Invertirán más de 380 millones de dólares, el bombeo subirá de 16.200 barriles diarios a 16.400 barriles y recuperarán más de 14 millones de barriles.

Pástor describió los contratos como “inéditos” para Ecuador y destacó que los casi 1.700 millones de dólares de inversión total son “un monto nunca antes comprometido” en el sector petrolero de la nación andina.

Ecuador, que es el socio más pequeño de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP), bombea actualmente unos 500.000 barriles de crudo, que es su principal exportación, pero con las reservas actuales prevé un declive progresivo de su producción tras alcanzar su tope en 2013.

Por ello, a Petroecuador le interesa en especial el resultado de la perforación de un pozo exploratorio en la capa conocida como “pre-cretácico”, prevista en los contratos firmados.

Correa aseveró que si la experiencia tiene éxito “la magnitud de las reservas que pueden ser descubiertas cambiará la realidad petrolera del país”.

Comentar esta noticia

 

Cambiar a versión móvil