Brasil en Cuba: Hacia una política más efectiva

Infolatam
Denver, 31 de enero de 2012
Por Arturo López Levy

La visita de la presidenta brasileña Dilma Rousseff a Cuba ha generado importantes debates en los medios noticiosos y políticos. Algunos cuestionan la conveniencia de la visita presidencial tras la muerte de Wilmar Villar mientras otros van más lejos criticando lo que identifican como una política de apaciguamiento y subestimación de los derechos humanos en la relación de Brasilia con la Habana. Es obvio que la política brasileña no es todavía tan efectiva como podría ser y que nuevas acciones podrían incrementar su impacto en el proceso de reformas en Cuba. Dicho esto, es importante reconocer también los meritos de una política diseñada en Itamaraty teniendo en cuenta la lógica de la liberalización política cubana como proceso diferente a una democratización y las sinergias existentes entre la transición a una economía mixta y la ampliación de derechos y libertades.

La política brasileña hacia Cuba no es unidimensional, en ella convergen intereses económicos, y estratégicos de liderazgo regional con valores de una izquierda brasileña comprometida con la gobernabilidad democrática. La cancillería brasileña también combina diferentes principios del derecho internacional. Como subrayó el entonces presidente Cardoso ante las crisis democráticas de Perú 2000 y Venezuela en Abril de 2002, la soberanía de los estados no es un escudo para violar los derechos humanos pero como principio debe ser respetada. Esa posición se ha reflejado en la distancia crítica que Brasil ha tomado desde la apertura democrática hacia la política estadounidense de confrontación para forzar un cambio de régimen en Cuba.

Una condena brasileña altisonante sobre asuntos internos cubanos puede crear una crisis en la relación bilateral y marcar puntos retóricos en la prensa norteamericana pero no haría diferencia positiva en la coyuntura política de la isla. A la larga, tal comportamiento solo dañaría las potencialidades de un curso a largo plazo, apenas ajustado en los márgenes por las administraciones de Lula y Rousseff, de promover cambios en Cuba a través del intercambio. Brasil no tiene ni la voluntad política, ni la habilidad para cambiar la situación de derechos humanos en Cuba a través de una política de confrontación.

El dilema brasileño no es entonces entre políticas de aislamiento o intercambio, sino que tipo de política de acercamiento es la óptima para balancear los intereses nacionales y los valores democráticos brasileños. Es importante en este caso tener consciencia de cuáles son los instrumentos disponibles en Itamaraty para lograr tal balance con efectividad. Brasilia es un socio estratégico de Cuba para las reformas económicas y su relevancia en los objetivos de política exterior cubana (integración latinoamericana) otorga al gobierno de Rousseff una capacidad negociadora significativa frente a Raúl Castro. Sin embargo ese contexto de cooperación es imprescindible: Brasil tiene influencia especial en la elite cubana no en abstracto, sino como acompañante amistoso de las reformas raulistas.

Brasil, Cuba y los derechos humanos.

¿Ha contribuido la política brasileña a mejorar la situación de derechos humanos en Cuba? Un problema para la discusión de este tema es la métrica adoptada para medir progresos en los derechos humanos en la isla. Una política que quiere mejorar los derechos humanos a través de un proceso de liberalización y reforma económica no puede ser medida con indicadores referidos a cuanto apoya la oposición política porque ese no es su objetivo ni compagina con las normas internacionales que Brasilia promueve.

¿Debe la diplomacia brasileña condenar al gobierno cubano si niega el permiso para viajar a Yoani Sánchez o por la muerte de un preso cubano en prisión? Depende. Nadie discute la conveniencia de intercesión discreta ante las autoridades cubanas ante estos casos simbólicos pero antes de crear un conflicto bilateral conviene tomar pausa. Si las vidas diarias de miles de cubanos mejoran como resultado de las reformas económicas apoyadas por Brasil, y se flexibilizan los derechos de viaje para los cubanos no comprometidos con una agenda opositora, un balance más integral es requerido.  La solidaridad con opositores políticos es importante en tanto estos afrontan la mayor cuota de hostilidad política pero la política brasileña debe ser medida por su efecto en la mayoría de la población, no solo en los casos de mayor atención mediática.

En la lógica de opciones, Itamaraty no dispone hoy de ninguna alternativa viable para hacer una diferencia, apoyando a la oposición.  La oposición cubana no es fuente de la mayoría de los procesos de cambio que están teniendo lugar en Cuba.  Los que claman para que la presidenta Rousseff ahora, o el presidente Lula en 2009, condenen la muerte de los presos Orlando Zapata o Wilman Villar ignoran: 1) el costo de un enfoque de alto decibel para dialogar e influir a favor de cambios que  hacen la diferencia en un contexto de liberalización, aun cuando no marquen puntos retóricos. 2) la habilidad desarrollada por el gobierno cubano para transformar los encuentros retóricos con agentes externos en movilizaciones del espíritu nacionalista.

La naturaleza de la liberalización política como proceso implica secuencias en las cuales primero se amplían los derechos y oportunidades de la elite y la población general, de modo tal que los opositores reciben tales beneficios con retraso, cuando les es más difícil capitalizar sobre esos temas. La mayor garantía de progreso en Cuba a largo plazo es empoderar aquellos actores de la sociedad civil cubana que se han ganado un espacio en la política cubana a través de estrategias de compromiso, apoyando la transición a una economía mixta, un sistema político gradualmente más abierto y una sociedad civil con autonomía y fortaleza institucional. Más importante que Rousseff se entreviste con los opositores es que dialogue con el Cardenal Jaime Ortega y escuche sus visiones sobre como Brasil puede contribuir a esos procesos.

Desde el gobierno de José Sarney, pero especialmente desde la presidencia de F. H. Cardoso, cuando los derechos humanos fueron formalmente incluidos en los temas regulares de diálogo bilateral, Brasil ha procurado que Cuba institucionalice su intercambio con el orden internacional al respecto. Bajo el gobierno del presidente Raúl Castro, la Habana firmó los convenios internacionales de derechos civiles y políticos y derechos económicos sociales y culturales. El dialogo respetuoso y paciente con la cancillería cubana, entablado por Itamaraty, y algunos ministerios de relaciones exteriores de Europa Occidental, particularmente España, y Canadá jugaron un papel no despreciable en esa decisión.

Aunque esos pasos son aperturas mas diplomáticas que políticas, tienen relevancia pues el dialogo multilateral rebasa la discusión sobre el contenido de los derechos humanos para concentrarse en como son observados y si las condiciones nacionales e internacionales justifican desviaciones del paradigma aceptado. Tal dinámica ofrece espacio a voces reformistas dentro del régimen cubano y posibilidades para una mayor pedido de cambios en situaciones en que la política norteamericana de hostilidad cese.

Un área de ganancia mutua para intereses y valores brasileños en Cuba es la reforma económica pues no es difícil identificar un vínculo positivo indirecto entre la apertura económica y el mejoramiento de los derechos humanos. El apoyo brasileño, desde perspectivas diferentes a la matriz chavista, al desarrollo de la infraestructura cubana es un ejemplo. Inversiones como la modernización del puerto de Mariel (Mil millones de dólares), y la colaboración de corporaciones brasileñas agroindustriales en el cultivo de la soya y la reanimación de la industria azucarera y sus derivados, son bienvenidas por todos los actores cubanos, incluyendo el ala conservadora del gobierno, y los sectores reformistas no democráticos vinculados a las Fuerzas Armadas.

Tal incremento de los contactos a todo lo ancho del espectro político cubano brinda oportunidades de influencia política y en la clase empresarial; que racionalmente no han sido puestas en riesgo por excesos de retorica condenatoria que solo reflejarían falta de metódica y disciplina para alcanzar objetivos de mayor envergadura.

Los cambios económicos hacia una economía mixta ya han creado mejorías en áreas como la libertad personal (de vender y comprar autos y casas, de emplearse, de reconstruir o edificar la vivienda, de tener propiedad privada, y hasta viajar). Lo mismo podría decirse sobre la expansión de las libertades religiosas. Aunque tales dinámicas son resultado de concesiones ineludibles que sirven al ajuste estratégico del sistema en una lógica post-totalitaria no democrática, tienen efectos favorables no solo al estado actual de los derechos humanos sino a la ampliación futura de los mismos.

Más libertades personales no implican un avance automático hacia la democratización política pero si la hacen más probable. La colaboración brasileña, no es responsables por esa transformación, pero si ha contribuido a la misma. Tómese en cuenta además que toda esa influencia a favor de cambios a través del dialogo es retardada por la insistente política norteamericana de continuar unilateralmente una política de hostilidad.

Hacia una política más efectiva:

Brasil puede hacer más efectiva su política hacia Cuba. Tal mejoramiento debe partir de la lógica de acercamiento diplomático y colaboración con el proceso gradual de reformas y aperturas. Un tema importante es la coordinación de esfuerzos de negocios con actividades encaminadas a crear un mejor clima legal, de anticorrupción y transparencia, de respeto medio-ambiental, acceso a las tecnologías de información y contra la discriminación racial. Brasil puede empoderar a los actores cubanos identificados con esas agendas a través de las políticas de sus entes corporativos en Cuba, y el intercambio educacional y cultural con la isla. Por ejemplo el papel brasileño en la formación de periodistas, economistas, abogados, y administradores y la interacción entre las sociedades civiles de ambos países son magros comparados con su potencial.

En la diplomacia hemisférica, Brasil debe ejercer su liderazgo maduro y ajeno a polarizaciones maniqueas para promover la integración cubana a las organizaciones hemisféricas, no solo la CELAC. Dada la revocación de la exclusión cubana del sistema interamericano desde la resolución en San Pedro Sula, en 2009, Brasil puede crear caminos para la colaboración ventajosa entre Cuba y los organismos hemisféricos, sin caer en la posición febril anti-estadounidense típica de los aliados cubanos del ALBA. Existen potencialidades a explorar en temas como el asesoramiento económico, la preparación del personal de salud y contra desastres naturales, la lucha contra la delincuencia, el narcotráfico, y el terrorismo.

Una integración de Cuba, a pedido brasileño, al Comité Interamericano contra el Terrorismo, completaría el esfuerzo hemisférico socavando la injusta inclusión cubana en la lista del departamento de Estado de países terroristas. Al relacionarse con un organismo multilateral, Cuba podría ofrecer la colaboración necesaria a los países miembros, sin hacer concesiones a EE.UU, que implicarían alguna aceptación de responsabilidad en haber sido incluida.   Es de esperar también que una colaboración activa cubano-brasileña en Haití, sirva para instrumentar acciones efectivas ante la crisis humanitaria que vive ese país, donde hasta el derecho a la vida, el más importante derecho humano, está en peligro.

La visita de la presidenta Rousseff a Cuba destaca no solo los meritos de una política regional más asertiva de Brasil sino también los retos que confronta.  Es evidente que Itamaraty está lejos aun de maximizar su influencia en la transición cubana. Es claro también que la diplomacia pragmática, sin renunciar a los principios, enunciada por la presidenta Rousseff en la ONU (“en materia de derechos humanos y democracia, todos tenemos progresos que hacer”) es no solo apropiada sino también realista.

21 comentarios a “Brasil en Cuba: Hacia una política más efectiva”

  1. Manuel Castro Rodríguez dijo:

    Una vez más el Sr. Arturo López-Calleja, alias Sr. Arturo López-Levy, le sirve de relacionista público a los hermanos Castro. Además de hablar de unas ‘reformas’ que solamente ven los defensores de la peor tiranía que ha sufrido América, el Sr. Arturo López-Calleja pretende que los lectores desconozcan que Orlando Zapata Tamayo y Wilman Villar Mendoza fueron presos de conciencia que realizaron huelgas de hambre por sus convicciones cívicas: Zapata Tamayo durante 85 días y Villar Mendoza durante 50 días. castroeducacion@yahoo.es

  2. Manuel Castro Rodríguez dijo:

    A pesar de la existencia de un régimen que intenta ocultar y silenciar todos sus desmanes a través del monopolio de los principales medios de comunicación y el férreo control represivo, hasta ahora han podido documentarse que son trece los presos políticos cubanos que han muerto mediante este tipo de protesta, una de las pocas -y muchas veces la única-, que les queda a los encarcelados opositores al Gobierno cubano de expresar su queja por los tratos inhumanos y degradantes a que son sometidos.

  3. Manuel Castro Rodríguez dijo:

    El Sr. Arturo López-Calleja, alias Sr. Arturo López-Levy, debiera saber que los presos políticos cubanos que han muerto como consecuencia de huelgas de hambre, son: Roberto López Chávez, de 25 años de edad, murió el 11 de diciembre de 1966 en la prisión de Isla de Pinos, sin haber recibido atención médica. Luis Álvarez Ríos, de 31 años, murió el 9 de agosto de 1967 en la prisión Castillo del Príncipe, La Habana, sin haber recibido atención médica. Francisco Aguirre Vidaurreta murió en septiembre de 1967 en la prisión Castillo del Príncipe, La Habana. Carmelo Cuadra Hernández murió el 21 de julio de 1969 en una prisión de La Habana en huelga de hambre, sin haber recibido atención médica. Pedro Luis Boitel, de 34 años, murió el 25 de mayo de 1972 en la prisión Castillo del Príncipe, La Habana, sin haber recibido atención médica. Olegario Charlot Spileta murió el 15 de enero de 1973 en la prisión de Boniato, Santiago de Cuba, sin haber recibido atención médica. Enrique García Cuevas murió el 23 de mayo de 1973 en la prisión provincial de Pretensado, Las Villas, sin haber recibido atención médica. Reinaldo Cordero Izquierdo murió el 21 de mayo de 1975 en una prisión de Pinar del Río, sin haber recibido atención médica. José Barrios Pedré murió el 22 de septiembre de 1977 en una celda de máximo rigor en la prisión Pretensado, Las Villas. Santiago Roche Valle, de 45 años, murió el 8 de septiembre de 1985 en la prisión Kilo 7, Camagüey. Sufrió un paro cardíaco, sin haber recibido atención médica. Nicolás González Regueiro, de 42 años, murió el 16 de septiembre de 1992 en la prisión de Manacas, Las Villas. Orlando Zapata Tamayo, de 42 años, murió el 23 de febrero de 2010. Horas antes de su muerte lo llevaron al Hospital Clínico Quirúrgico Hermanos Ameijeiras en La Habana. Wilman Villar Mendoza, de 31 años, murió el 19 de enero del 2012 en el Hospital Juan Bruno Zayas de Santiago de Cuba, a donde había sido trasladado desde una celda con baja temperatura de la prisión de máximo rigor de Aguadores donde contrajo una pulmonía.

  4. Manuel Castro Rodríguez dijo:

    El Sr. Arturo López-Calleja, alias Sr. Arturo López-Levy, también debiera saber el incremento de la represión realizada por el régimen de los hermanos Castro. Según un reporte del Comité Cubano de Derechos Humanos, en 2011 se realizaron más de 4 mil detenciones de opositores, algo menos de un 20 por ciento de las cuales tuvieron lugar en diciembre. castroeducacion@yahoo.es

  5. Maga dijo:

    Le sugiero al Sr Castro Rodriguez que se lea el cable más reciente de la AP sobre el caso de Wilman Villar. A propósito, AP ni trabaja para “los hermanos Castro” ni para el Profesor López Levy.

  6. Pablo Saínz Fuentes dijo:

    Es curioso, Arturo, que la “politización” del tema del viaje de Dilma a Cuba es algo realmente ajeno a la opinión pública brasileña. Por aqui no se debate prácticamente (por no decir absolutamente) nada en ese sentido, y se ve el viaje de Dilma a Cuba y Haití principalmente desde el punto de vista de negocios y comercio, y de intensificación de alianzas regionales para un mayor crecimiento económico y una mayor proyección internacional de Brasil.

    Yo mismo fui entrevistado por el principal periódico de Brasilia, el Correio Braziliense, que mandó ese mismo periodista a Cuba para cubrir la visita. Y sabes cuáles fueron las preguntas: nada de Yoani Sánchez ni muertes por huelga de hambre ni derechos humanos en Cuba; sólo querían saber sobre áreas y niveles de inversiones brasileñas en Cuba, posibilidades de intercambios comerciales, influencia de Cuba en la región latinoamericana, alianzas estratégicas en la zona…

    Creo que está en la hora de que algunos de tus lectores se den cuenta de que los tiempos cambian, o será que es apenas Brasil que está cambiando?

    Mil abrazos, y felicidades, hermano!

  7. Emilio Ichikawa » Prof. López Levy: “Brasil en Cuba: Hacia una política más efectiva” dijo:

    [...] existentes entre la transición a una economía mixta y la ampliación de derechos y libertades. (http://www.infolatam.com/2012/01/31/brasil-en-cuba-hacia-una-politica-mas-efectiva/) var a2a_config = a2a_config || {}; a2a_localize = { Share: "Compartir", Save: "Guardar", [...]

  8. iyamiami dijo:

    Ni ciertamente trabaja para la libertad y los derechos de los cubanos maga, sus corresponsales en Cuba no buscan sino conservar su plaza y evitar ser expulsados, por decir algo diferente al discurso del regimen que pueda ofenderlos…? Le sugiero que lea la lista que trajo el sr castro rodriguez, o es que va a esperar que la publique AP?

  9. Jose Julian dijo:

    En qué pais vives Sainz Fuentes y qué periodicos lees?

  10. elberraco dijo:

    El articulista Arturo LopezCalleja,@ Arturo Lopez-Levy(por que omite el Callejas?) es sobrino del yerno de Raul Castro que esta casado con su hija mayor y principal administrador de la fortuna Castro-Espin. En el exterior trabaja de agente de relaciones publicas de la gerentocracia castrista, con este enfoque de medias verdades pretende ocultar la otra mitad de la informacion. Analisa la informacion que para ser creible tendria que ser expuesta en su totalidad y no de la forma ama~ada, tesgisversada y aparentemente imparcial con que nos trata de dar la fruta envenenada de la desinformacion plantada desde La Habana por sus superiores direccionales…….El tipo es fotogenico, escribe bien pero y asume el manto de la inocencia pero no llega a ocultar su trastienda

  11. elberraco dijo:

    Luís Alberto Rodríguez López-CallejaNivel Escolar: Universitario. Casado con Deborah Castro Espín, hija mayor de Raúl Castro y Vilma Espín, y miembro del Grupo de Apoyo al Comandante en Jefe.
    López-Calleja es Coronel del MINFAR. Director Ejecutivo del Grupo de Administración Empresarial, S. A. (GAESA) que es presidido por el General de Cuerpo de Ejército Julio Casas Regueiro. El Grupo GAESA incluye empresas como Gaviota, Aerogaviota, Sermar, Transgaviota, Almest, Tecnotex, Antes, TecnoImport, Sasa, TRD, Agrotex, y la Empresa de Servicios La Marina, que en realidad se halla bajo la Contrainteligencia Militar, y es el apoyo personal de López-Calleja.
    Perteneció a la UJC y es actualmente miembro del Partido Comunista de Cuba, con cargos de dirección en su núcleo. Miembro de los CDR, participó en Zafras del Pueblo. Ha recibido Condecoraciones y Medallas por su labor en el MINFAR.

  12. elberraco dijo:

    Arturo López-Levy se abre y se suelta. Escribiendo desde Cuba –desde La Habana.

    El ex oficial López-Callejas, con los apellidos cambiados y un currículum académico de poca monta, ahora se siente muy seguro y sobrado. En tono desafiante admite lo que todos ya sabíamos: que era seguroso y chivatón en los tiempos angustiosos del ‘período especial’.

    A confesión de parte, relevo de pruebas. Mientras los militantes del PCC entregaban masivamente los carnés a principios de la década de 1990, cuando en Cuba se abría un largo paréntesis de penurias, desilusiones y deseos de cambio, ALL optaba por hacerse represor policial en el más alto grado posible con su entrada en el Minint. ¿Habrá dicho la verdad al respecto –toda la verdad– en las entrevistas de inmigración? Mentir bajo juramento es un delito federal y razón suficiente para invalidar la ciudadanía o incluso un permiso de residencia en Estados Unidos.

  13. elberraco dijo:

    Lo más significativo, sin embargo, es que ALL pueda entrar y salir de Cuba como Pedro por su casa. A cualquier cubano en el exterior, por mucho menos, le niegan la entrada a la Isla. A este ex oficial del Minint radicado en el exterior lo dejan pasar por la aduana en el aeropuerto de Rancho Boyeros sin ponerle ningún pero. Tiene sin duda mucha suerte. Tanta, que hasta fue premiado con una invitación especial del arzobispado de La Habana a la X Semana Social concluida el domingo.

  14. elberraco dijo:

    sin pretender “matar al mensajero” sino poner en PERSPECTIVA su “mensaje” es que profundiso sobre los datos del profesor Lopez-Calleja @ Lopez-Levy: Por fin doy con varias personas que lo conocen íntimamente de cuando vivía en Cuba. La primera sorpresa es que no se llama Arturo López Levy, sino Arturo López-Calleja y es pariente del yerno de Raúl Castro. Interesante. Utiliza un alias. De dónde sacó el Levy, pregunto. De un bisabuelo materno, me dicen. ¿Por qué cambió de nombre? Para penetrar la colonia judía en Cuba, agregan. Luego se fue a Israel. ¿Penetrar? ¿Cumplía una misión? ¿Es un agente? Sí, afirman rotundamente. Lo reclutaron cuando estudiaba en el Instituto Superior de Relaciones Internacionales adscrito al Minrex. Entonces era un joven y prometedor comunista. Fue oficial de las Fuerzas Armadas. Quien esto alega lo conocía de aquellos años. ¿Esta información es record público, indago? No lo sé, me responden, pero sin duda el FBI y los israelíes están bien enterados.

  15. marcos altenhoffen dijo:

    ESta escrito en el articulo quarto de constituicion brasileña que las relacciones internacionales tienen que pactarse por el principio de la no intervencion. Si Brasil no critica a los derechos humanos en guantanamo, tanbien no los critica en Havana. Brasil no julga a los otros porque no acepta que se metan en sus asuntos internos.

  16. marcos altenhoffen dijo:

    Y el señor Arturo tiene derecho a emitir kos conceptos y la opinion que tenga. O por acaso EUA no es mas el pais de la libertad de expresion? Los cubano s, por ser cubanos, no tienen que ser todos anticastristas. Por acá se dice que toda la unanimidad es burra.

  17. Gabriela Argentina dijo:

    Es una falta de respeto contra Carlos Alberto Montaner repetir sus ataques contra Arturo Lopez-Levy firmandolos como “El Berraco”. Se esta insultando al afamado periodista que aunque se equivoco porque lo embarcaron en Miami no es ningun “El berraco”. La respuesta de Lopez-Levy fue muy respetuosa:
    http://progreso-semanal.com/4/index.php?option=com_content&view=article&id=1250:idonde-estan-las-ideas&catid=2:ultima-edicion&Itemid=7
    Estoy segura que el dia que esas dos personas decentes, a las que he conocido, se encuentren se trataran con mucho respeto, pues son dos caballeros. El que no lo es es “El Berraco”.

  18. elberraco dijo:

    Gabriela Argentina: Respeto su comentario. Pero al yo exponer el “pedigri” oculto del profesor Lopez-Calleja, alias Lopez-Levy (que es informacion publica) solo se contribuye a completar su biografia y presentar en contexto su enfoque parcializado de la situacion cubana.? Por que omitir estos datos relevantes de sus origenes y trayectoria a la hora de sentar catedra? No se discute su derecho entre los hombres y mujeres libres a defender o justificar una posicion politica por pertenecer a la “nomenclatura oficial” sino el que lo oculte con animo quizas de aparentar imparcialidad para que su mensaje tenga mayor efecto e influencia……..Soy un berraco decente aunque usted opine lo contrario lo que NO SOY ES TONTO UTIL

  19. elberraco dijo:

    Gabriela Argentina: Sabe usted quien es “Progreso- Semanal”(la fuente que usa para su cita en la polemica entre profesor Lopez-Calleja y el sr. Montaner? Conoce el origen de los dineros que sostiene y financian su programacion radial? Le aclaro que el “director’ de dicha hora radial el sr. Francisco Aruca es un millonario cubano enrriquesido por ser parte del MONOPOLIO ESTATAL CUBANO que lucra de los viajes charters a Cuba llamado Mar Azul en que por un viaje a La Habana de 35 minutos carga a los infelices cubanos visitantes $445.00.

  20. elberraco dijo:

    Aunque la mayoría de los cubanos conocemos al economista Arturo López-Levy, pocos logran asombrarse y admirar su esfuerzo para desarrollar su teoría conciliatoria con el régimen de La Habana. Arturo López-Levy, conocido antes como Arturo López-Calleja (no es que su antiguo apellido lo inhabilite), pero es muy sospechoso que, valientemente, hay que reconocerlo, haya llegado a desarrollar en el ambiente académico una teoría muy cercana a la teoría de la convergencia que logró desarrollar Zbigniew Brzezinski.

    Para López-Levy o López-Callejas, las “reformas” que mencionábamos llevarán al cambio como un “proceso natural” y no traumático, donde el desgobierno comunista adoptará algo así como una social-democracia bananera que conducirá “naturalmente” a la reconversión de la economía isleña en una economía capitalista altamente competitiva. Es apreciable el intento de López-Levy de conciliar en el ambiente académico norteamericano a dos tendencias, quienes lo niegan TODO y los que TODO lo aceptan. Como se diría en inglés, “good try, Mr. López” . Pero no convence, aunque el producto provenga de una Universidad de Denver, Colorado. No logra vender muy bien el producto, allá quienes quieran comprarlo, perderán su inversión.

    Quienes están convencidos de que el levantamiento del embargo, el reconocimiento de hecho y de derecho en la arena internacional al régimen de La Habana por parte de Washington, que lo legitime definitivamente “contra legem”, y que lleva implícito en solo su abrogación, la suspensión unilateral de todas las sanciones impuestas al régimen (que no es a Cuba) es la solución al problema cubano, compraron muy gustosamente lo que QUERÍAN VER, con la decepción posterior de no haber recibido la dádiva que el poder absolutista del régimen, según ellos, estaba obligado a dar a sus súbditos. La dádiva migratoria nunca llegó ni llegará. Tanto intelectuales como cubanos de a pie no deben esperar NADA que signifique o se interprete por la tiranía, como un gesto suicida.

    El Miedo los paraliza. El Miedo que paraliza está muy bien sintetizado en esas palabras de Raúl Castro que resumen y representan lo que piensa: una generación fracasada, desmoralizada y acorralada por su propia ineficiencia.

  21. AMÉRICA LATINA: HISTORIA Y PRESENTE – UNIVERSITAT DE VALÈNCIA – Blog de Joan del Alcàzar » Brasil en Cuba: Hacia una política más efectiva dijo:

    [...] Leer el artículo completo. [...]

Comentar esta noticia

 

Cambiar a versión móvil