EE.UU. insiste en que Argentina resuelva sus deudas tras la “cálida” reunión en el G20

Infolatam/Efe
Buenos Aires, 10 noviembre 2011

Estados Unidos insistió hoy en la necesidad de que Argentina “resuelva” sus deudas y normalice las relaciones con sus acreedores, días después de que el presidente estadounidense, Barack Obama, y la mandataria argentina, Cristina Fernández de Kirchner, mantuvieran una “cálida” reunión.

El portavoz del Departamento de Estado, Mark Toner, rechazó en su conferencia de prensa diaria la idea de que Washington pretendiera “castigar” a Buenos Aires cuando el martes volvió a votar “no” a dos créditos para el país suramericano en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El voto, que no impidió la concesión de los créditos, se produjo apenas cuatro días después de una reunión bilateral, durante la cumbre del G20 en Cannes (Francia), que ambos mandatarios consideraron un relanzamiento de las relaciones que en los últimos meses no pasaban por su mejor momento, y que hoy Toner calificó de “cálida y productiva”.

Aunque no se pronunció específicamente sobre el voto en el BID, el portavoz recordó que el país continúa negándose a pagar las compensaciones que el CIADI, el organismo del Banco Mundial que dirime las disputas por inversiones internacionales, le ha exigido otorgar a las empresas estadounidenses Azurix y Blueridge.

“El Gobierno estadounidense insta al Gobierno de Argentina a resolver todos estos tipos de demandas arbitrales pendientes dentro de CIADI, además de tomar los pasos necesarios para normalizar entera y concluyentemente las relaciones con sus acreedores”, dijo Toner.

El Club de París continúa reclamando el pago de deudas al Gobierno de Fernández, al igual que los tenedores de bonos que no aceptaron el último canje de la deuda argentina.

Pese a estos asuntos pendientes, Toner subrayó que Estados Unidos espera “construir sobre la base de la sólida historia de cooperación” con Argentina para “profundizar en la relación”.

Argentina quiere dejar la vía abierta a retornar al mercado internacional si la crisis global, agravada por los problemas de la deuda en la eurozona, lo hace necesario, por lo que pide a Estados Unidos que deje de votar en contra de la concesión de créditos en su favor en organismos multilaterales como el BID o el Banco Mundial.

En la votación del martes, sin embargo, la negativa de Estados Unidos no impidió que el directorio del BID aprobara los préstamos, dado que únicamente requerían una mayoría simple.

Los créditos otorgarán 13 millones de dólares a un programa para fortalecer el Ministerio de Economía de Argentina, y otros 20 millones para financiar la construcción de centros logísticos en las localidades de Pilar y Escoba, en la provincia de Buenos Aires.

Comentar esta noticia

 

Cambiar a versión móvil