Los indicadores económicos de América Latina

InterAmerican Dialogue
Washington, 3 agosto 2011
Por Inter-American Dialogue

Por Lisa M. Schineller is Director of Sovereign Ratings at Standard & Poor’s and an adjunct associate professor at Columbia University.-

“Standard & Poor´s espera que la combinación de demanda interna y externa continúe apoyando el crecimiento de la economía de América Latina, con un PIB real que se espera que aumente un 4,5 % en 2011 y el 4,2 % en 2012. Los cimientos de la demanda doméstica a medio plazo nunca han sido tan fuertes debido a la ampliación de la clase media, a la formalización del mercado de trabajo y al desarrollo de los mercados crediticios.

Sin embargo, los enlaces externos han proporcionado también apoyo en términos de mercado para los exportadores de productos básicos y los flujos de capital entre 2010 y 2011. México y Centroamérica han experimentado una recuperación más lenta debido a sus estrechas relaciones económicas con Estados Unidos, ambos en términos de exportaciones y remesas de trabajadores.

Mientras, América del Sur se ha expandido, por lo general, más rápido debido a su activo tráfico de exportaciones de materias primas, principalmente al elevado aumento de las que se destinan a Asia; lo que hace que se enfrente a riesgos como el descenso de las materias primas y la desaceleración económica en China.

La fuerte demanda global de materias primas y sus precios han moderado el deterioro del actual déficit de la región. Esperamos que el déficit medio en cuenta corriente se aumente el 1,5 % del PIB en 2011 y 2012. Pero según los estudios del FMI, estos déficits serían más elevados – posiblemente por cuatro puntos porcentuales para algunos países – destacando el riesgo de ajuste que podría hacer descender los precios de las materias primas.

Otro escenario negativo es la reversión de los flujos de capital en medio de la aversión al riesgo más alto, o un cambio en la salida de capitales, con un impacto negativo en el coste y la disponibilidad de financiación para los sectores público y privado.

En un escenario positivo, esto podría deberse a que los bancos centrales en economías avanzadas vuelven a la normalidad en su política monetaria. Un escenario más serio es el de las dificultades fiscales soberanas en Europa o Estados Unidos, lo que podría aumentar a largo plazo el rendimiento de los bonos.

La habilidad demostrada por América Latina para dirigir estos riegos globales es parecida a la que ha demostrado a lo largo del reciente periodo de recesión global, aunque tal vez un poco más débil hasta que los gobiernos retiraron sus políticas de estímulo, especialmente, en el ámbito fiscal; la mayoría de los déficit fiscales son proyectados hacía aproximadamente el 2 % del PIB, duplicando el nivel anterior a 2009.

Sin embargo, con las reservas internacionales por encima de los 600 mil millones de dólares, la deuda externa y los indicadores de liquidez son ligeramente mejores que en 2008.”

Lisa M. Schineller is Director of Sovereign Ratings at Standard & Poor’s and an adjunct associate professor at Columbia University.

Publicado por InterAmerican Dialogue

Comentar esta noticia

 

Cambiar a versión móvil