La propuesta centroamericana de cooperación frente al crimen organizado


Por Sonia Alda

La Conferencia de Seguridad celebrada este miércoles en Guatemala, es desde su origen la propuesta de cooperación que va mas lejos, de las que se han formulado o puesto en práctica en América Latina hasta el momento. No obstante no pueden negarse avances en esta materia entre el año pasado y el actual. La principal motivación son las dimensiones que están adquiriendo el crimen organizado y su principal “negocio”, el narcotráfico. Por este motivo, no dejan de sucederse la firma de convenios.

El ejército de Guatemala encabeza la ofensiva contra los cárteles del narcotráfico

El ejército de Guatemala encabeza la ofensiva contra los cárteles del narcotráfico

Entre los últimos se encuentra el alcanzado entre Nicaragua y Costa Rica, mediante el cual se pretende combatir el crimen organizado en el área fronteriza de ambos países. Un convenio de particular importancia, si se considera que todavía en este momento se mantiene una disputa fronteriza entre ambos países. Sin embargo éstos son sólo algunos ejemplos y datos aislados de una tendencia creciente que, en el texto de estos convenios, compromete a los países firmantes a desarrollar una labor de colaboración en sus fronteras que, en la mayoría de los casos, nunca se había realizado.

El carácter transnacional del crimen organizado y el rápido desarrollo de amplias redes en la región hace que cualquier intento de combatirlo de manera particular, en cada territorio nacional, sea un gran esfuerzo en recursos pero finalmente inútil. Las nuevas amenazas están obligando a los gobiernos iberoamericanos a tomar conciencia de la necesaria colaboración y cooperación que ha de existir entre sus fuerzas de seguridad para poder combatirlas.

La pregunta es si realmente, aunque haya conciencia de esta necesidad de colaboración, se están dando los pasos necesarios. E incluso, aun cuando se toman iniciativas de colaboración, si éstas son suficientes. No cabe duda que ha habido importantes pasos, pero permanecen viejas desconfianzas y un excesivo nacionalismo que ha bloqueado y bloquea la progresión de esta colaboración y su alcance. No sólo eso, pues estos mismos factores podrían impedir la puesta en práctica de manera sistemática de la colaboración acordada.

Las preguntas no quedan aquí, ya que más allá de las posibles limitaciones de los convenios por su contenido o por su puesta en práctica, también ha de contemplarse su dimensión, ya que son de carácter fundamentalmente bilateral. En realidad, la multiplicación de convenios bilaterales desconexos, aunque es un síntoma positivo e indudable, no parece el mejor método para combatirla, cuando está comprobado desde hace tiempo que la naturaleza de esta amenaza es transnacional.

Álvaro Colom afronta una escalada de acciones de los cárteles

Álvaro Colom afronta una escalada de acciones de los cárteles

Frente a todas las limitaciones descritas cabría destacar la propuesta de cooperación de Alvaro Colom, Presidente de Guatemala, que de ser aprobado podría ser pionero y un referente para el resto de la región. La virtud del proyecto radica tanto en su alcance como en su dimensión. Esta propuesta se justificaría en la medida en que, como el mismo mandatario ha declarado, “ante la internacionalización del narcotráfico es necesario trabajar en conjunto, con acciones decididas y ejecutadas a nivel regional”.

Los carteles emplean el istmo centroamericano como ruta para el tráfico de drogas hacia los Estados Unidos y cabe el riesgo de que, además, se establezcan vínculos entre el narcotráfico y las pandillas o “maras”. Las palabras de Laura Chichilla, Presidenta de Costa Rica, expresan muy bien la situación en referencia a Costa Rica, pero se puede aplicar al área centroamericana: “El enemigo nos está rodeando, se desplaza desde Colombia, y se empieza a desplazar desde México”.

Ante esta situación, la propuesta consiste en crear un “comando regional”, que estaría integrado por grupos de elite de las unidades antidrogas de cada país y tendría un “mando central” que se encargaría de dirigir y coordinar sus operaciones. En palabras de Colom, su pretensión es crear una “especie de OTAN”.

Bajo esta estructura organizativa se superaría la actuación coordinada o la mera cooperación, como podrían contemplar los convenios citados, y alcanzaría la actuación en conjunto, lo que podría proporcionar un nivel máximo de cooperación y por tanto de eficacia. Pero si atendemos a su dimensión también es cualitativamente diferente a otros convenios, ya que supera el nivel bilateral para establecer una cooperación multilateral. Otra cosa es el peso que fundamentalmente se otorga a políticas represoras y no a políticas preventivas y de desarrollo integral para resolver el problema. Pero esto no le resta valor al alcance propuesto de cooperación.

Para su puesta en práctica se necesita la colaboración de México, Colombia y por supuesto Estados Unidos. Sin la implicación de estos países, las posibilidades de éxito están limitadas. Y sin los recursos adecuados aun más. La región tiene problemas económicos e instituciones estatales débiles, factores que se encuentran en el origen de la actual situación y que al mismo tiempo complican la solución.

Un comentario a “La propuesta centroamericana de cooperación frente al crimen organizado”

  1. suzana dijo:

    Deberias leer más sobre quién comanda el trafico de drogas en el mundo: EEUU y Reino Unido, son los que más ganan con el tráfico. Además, donde se meten los americanos diciendo combatir el trafico en una zona, ,más bien se ve el contrário. Se aumenta enormente este tráfico y se utilizan de combatiente de los narcotraficantes, pero esto son escursas para poner en marcha otros intereses en el país que quieren intervenir. America Latina tiene que alejarse de EEUU y de Reino Unido. No necesitamos de ellos, menos aún de la OTAN, que es un brazo operativo de los intereses de estos dos. Mire España que se mete a comprar armamentos, tanques, aviones, submarinos a cambio de invertir este dinero en su própio país, para atacar/bombardear países que a los EEUU les interesan atraparlos. Abrate los ojos! Abramonos nosostros!

Comentar esta noticia

 

Cambiar a versión móvil