Arco del Pacifico: Chile, Perú, Colombia y México se lanzan a la conquista de Asia

Infolatam
Madrid, 26 de abril de 2011

Las claves

  • Alan García: "creo que sería el acto más audaz que podría hacer nuestro continente en este tiempo y rescatar el concepto de integración que está, lamentablemente, en algunos casos en ruinas”.
  • Felipe Calderón: "es un espacio excelente para dialogar y para compartir principios económicos y políticos, pienso yo, para poder pensar en nuestra América Latina con una visión común de quien mira, precisamente, a todo el continente latinoamericano desde la posición de privilegio que nos da el estar bañados por las costas del Océano Pacífico”.
  • Santos respalda la iniciativa de García con miras a ser "jugadores más importantes en el escenario mundial, en especial de Asia Pacífico".
  • Sebastián Piñera: "queremos extenderla o hacerla abierta a todos los países que conforman el Arco del Pacífico, en especial con México y Centroamérica".

(Especial para Infolatam por Rogelio Núñez)-. Los presidentes de Colombia (Juan Manuel Santos), Chile (Sebastián Piñera) y México (Felipe Calderón)  llegan a partir de hoy miércoles a Lima invitados por el peruano Alan García para poner en marcha un nuevo proceso de integración regional, el llamado Foro del Arco del Pacífico .

Estos cuatro Jefes de Estado latinoamericanos tienen previsto suscribir durante la  Cumbre de Lima que comienza mañana jueves el Acuerdo del Pacífico por el cual se crea el Área para la Integración Profunda.  Su objetivo es impulsar políticas conjuntas en los sectores productivos, de servicios y de personas para conquistar diversos mercados, especialmente los asiáticos.

Felipe Calderón, presidente de México, será el primero en aterrizar en Lima este mismo miércoles 27. Mañana jueves llegarán a la capital peruana los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos y de Chile, Sebastián Piñera para ratificar un proyecto quen busca acelerar el proceso de integración económica en la zona Asia-Pacífico creando una región de libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas.

Como dice la analista María Teresa Romero en referencia a este proyecto “no todo en América Latina es populismo, demagogia y retórica integracionista. También hay iniciativas sensatas y maduras, basadas en la realidad de los mercados y sistemas políticos de sus miembros, que apuntan hacia la modernización común respetando las diferencias entre sus pares y sin caer a los pies de los países más desarrollados, más bien buscando el beneficio de sus crecimientos”.

¿Por qué el Arco del Pacífico es un proyecto ejemplar para la región? Porque responde a una realidad insoslayable: que el eje del mundo ha cambiado. Ya no pasa por el Atlántico, sino por el Pacífico y, por eso, esta iniciativa no hace sino reconocer la creciente importancia de la región Asia-Pacifico para las exportaciones latinoamericanas y como fuente de inversión extranjera directa.

La propia Cepal señala que “para la mayoría de los países de América Latina y el Caribe, Asia-Pacífico aún es un mercado sin explotar, a pesar de su impresionante desempeño en áreas como el crecimiento, el comercio internacional, la inversión extranjera directa, la modernización tecnológica y la capacidad de innovar, y de las crecientes reservas internacionales que posee. La dinámica actual de la demanda agregada de los países de Asia-Pacífico, principalmente China, ofrece oportunidades sin precedentes a la región de América Latina y el Caribe en el ámbito productivo y exportador, tanto de productos básicos como de manufacturas y servicios. Las autoridades de América Latina y el Caribe deberían redoblar los esfuerzos para identificar y aprovechar las nuevas oportunidades y ampliar las potenciales complementariedades de sus países”.

El Foro del Arco del Pacífico aspira a negociar con China desde una posición de igualdad, no de inferioridad producto de la desunión, como uno de los documentos de este proyecto deja entrever cuando asegura que persiguen “desarrollar una estrategia de vinculación que nos permita proyectarnos de manera coordinada y más competitiva hacia la región del Asia Pacífico”.

Alan García remarcó precisamente este punto en una entrevista al diario El Tiempo: “se acordará una hoja de ruta con metas y cronogramas entre Chile, Perú, México y Colombia (…) Los países que pertenecemos a Apec o que van a pertenecer.Y digo de frente: los países con frontera marítima con Asia, que compartimos el Pacífico, que creemos en la democracia, en la inversión modernizante (…) nos vamos a identificar y vamos a actuar juntos”.

Moisés Bittan, experto en comercio internacional, señalaba en América Economía que “la intención (es) profundizar la integración y promover nuevos mercados en el Pacífico desde una plataforma común con acento latinoamericano…se busca enlazar más tratados con los países del Foro de Cooperación Económica de Asia Pacífico, para consolidar el crecimiento y la prosperidad de los países del Pacífico…orientado a la promoción y facilitación del comercio, las inversiones, la cooperación económica y técnica y el desarrollo económico regional de los países y territorios de la cuenca del Océano Pacífico”.

Alan García, padre de la idea de crear el Arco del Pacífico

Alan García, padre de la idea de crear el Arco del Pacífico

Además, el proyecto tiene otra virtualidad en lo que se refiere al tema de la seguridad energética de la región, como señaló Sebastián Piñera (la economía chilena tiene en su matriz energética un cuello de botella que puede estrangular su desarrollo): “estamos trabajando con las naciones del Arco del Pacífico, Colombia, Ecuador, Perú, Chile y Bolivia, que están avanzando hacia una integración de sus redes eléctricas dentro de un programa al amparo del Banco Mundial”.

El Gobierno de Piñera busca que el petróleo, gas natural, carbón y abundante energía hidráulica que poseen Colombia, Perú, Ecuador y Bolivia, llegue a Chile, creándose sinergias mutuamente positivas. Se calcula que esta interconexión regional haría bajar los costos eléctricos en, al menos, un 25%.

En resumen, José Briceño Ruiz, experto en temas de integración, en un reciente artículo en la revista Nueva Sociedad, aseguraba que “el Foro tendría una triple función. En primer lugar, actuaría como un bastión para defender las políticas económicas neoliberales aplicadas desde fines de los 80. En segundo lugar, sería una respuesta al eje ALBA y sus propuestas de crear un eje antisistémico, no capitalista y antiimperialista. Finalmente, constituiría una instancia para tratar de institucionalizar un espacio regional a partir del cual negociar con los países del Asia Pacífico, en particular con China…su enfoque comercialista no será novedoso, sí lo es, en cambio, la idea de constituir la primera iniciativa dirigida a articular posiciones comunes frente a los países de Asia y el Pacifico”.

Génesis de una idea

Esta iniciativa del Foro Arco del Pacífico fue ideada por Alan García al comienzo de su segunda presidencia y  ha cobrado fuerza desde el año pasado.

El proyecto de impulsar la creación de un área de integración comercial entre Perú, Chile y Colombia era una vieja aspiración de Alan García.  En declaraciones al diario El ComercioGarcía explicó en 2007 en qué consistía su iniciativa del “Arco del Pacífico”.

Alan García y Sebastián Piñera impulsan con México y Colombia el Arco del Pacífico

Alan García y Sebastián Piñera impulsan con México y Colombia el Arco del Pacífico

Aseguró entonces, en clara referencia a Hugo Chávez, que ”el mesianismo internacional no es un elemento de la política peruana. No pretendemos ningún liderazgo ni exportación de ideas, sino simplemente tener criterios comunes con los países de América Latina que pertenecen al APEC, con los países que tienen tratado de libre comercio (TLC) o están en vías de tenerlo con Estados Unidos y con los países que confían que la inversión y el comercio son instrumentos esenciales para derrotar a la pobreza… Este modelo, que llamo modelo social moderno, tendrá resultados mucho más claros y exitosos de los que podrán exhibir otros modelos ideológicos”.

En ese mismo año se celebró una reunión en Cali, en la cual se discutió la creación del nuevo bloque regional. Participaron Colombia, Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Panamá y Perú. Allí se formalizó la creación del Foro sobre la Iniciativa de la Cuenca del Pacifico Latinoamericano.

La reunión de Cali fue seguida por encuentros ministeriales similares en Lima (agosto de 2007), Cancún (abril de 2008), Santiago de Chile (octubre de 2008) y Puerto Vallarta (octubre de 2009) que abordaron el tema de la institucionalización de este nuevo mecanismo de integración.

Durante la reunión en Mar del Plata de diciembre de 2010, en plena Cumbre Iberoamericana, los presidentes se fijaron un plazo máximo de 90 días para contar con un documento formal sobre los objetivos y estructura del nuevo organismo. Cada país designó a un ministro a cargo de las negociaciones.

Intereses nacionales de un proyecto regional

Chile, Perú, Colombia y México comparten este proyecto regional que satisface, a la vez, intereses nacionales. Alan García es el gran promotor de esta inicitiva y de la cumbre de mañana jueves que representa su gran acto de despedida pues en julio deja la presidencia.

Felipe Calderón participa en esta iniciativa de génesis sudamericana

Felipe Calderón participa en esta iniciativa de génesis sudamericana

Para el peruano el Foro supone “una profunda integración entre los cinco países, una integración que mire el Océano Pacífico y que nos integre para mirar y trabajar mejor nuestra relación con el otro lado del Pacífico. Creo que sería el acto más audaz que podría hacer nuestro continente en este tiempo y rescatar el concepto de integración que está, lamentablemente, en algunos casos en ruinas”.

García, que busca igualmente dotar a Perú de mayor protagonismo internacional y regional, cree que este nuevo bloque significaría “una nueva forma de integración, no una intervención hacia adentro y de conflicto, sino la integración hacia afuera para ayudarnos y especializarnos en el gran comercio mundial”.

Los presidentes de Chile, Sebastián Piñera, y de Colombia, Juan Manuel Santos, respaldan este proyecto peruano porque, según admitió Piñera:  “nuestra intención es que todos los países de la cuenca del Pacífico podamos unirnos en torno al Arco del Pacífico y unir fuerzas para los desafíos futuros”.

Piñera dotó al proyecto de una visión mayor, latinoamericana y no solo sudamericana cuando dijo: “vemos con buenos ojos la iniciativa que planteó el presidente García y naturalmente que queremos extenderla o hacerla abierta a todos los países que conforman el Arco del Pacífico, en especial con México y Centroamérica”.

Colombia, que aspira a entrar en el APEC, quiere fortalecer su posición ante los mercados del Asia-Pacífico, y se plantea compartir oficinas y personal diplomático, así como posiciones unificadas sobre asuntos de interés común.

Juan Manuel Santos busca mejorar la relación con Asia a través del Arco del Pacífico

Juan Manuel Santos busca mejorar la relación con Asia a través del Arco del Pacífico

Juan Manuel Santos apoya igualmente la iniciativa integracionista de García con miras a ser “jugadores más importantes en el escenario mundial, en especial de Asia Pacífico”.

Para México es un nuevo intento de romper su tradicional aislamiento del resto de la región.

El Presidente Felipe Calderón ha mostrado el compromiso de su país a la iniciativa del Arco del Pacífico Latinoamericano  porque se convierte en  ”un espacio excelente para dialogar y para compartir principios económicos y políticos, pienso yo, para poder pensar en nuestra América Latina con una visión común de quien mira, precisamente, a todo el continente latinoamericano desde la posición de privilegio que nos da el estar bañados por las costas del Océano Pacífico”.

El avance de la iniciativa queda al albur de cómo evolucione la política peruana pues una victoria del nacionalista (y para algunos “antichileno” y “antiliberal”) Ollanta Humala representaría un obstáculo, al menos en principio, para el avance del proyecto.

Esa es la tesis, por ejemplo, del analista del diario La República, Mirko Lauer para quien “la iniciativa, y la propia cumbre, aparecen en un limbo, con probabilidades de que la participación peruana quede postergada para el próximo gobierno, y supeditada a algunos cubileteos sudamericanos. Uno más de los temas vinculados a la continuidad de estos cinco años de una política exterior peruana con alta aprobación”.

Por el momento, Humala ha apostado en esta campaña por “la integración regional de Latinoamérica, pero los alineamientos por procesos de integración no se deben basar en temas ideológicos, sino concretos, de resolución concreta de problemas regionales, inclusión social, lucha contra la pobreza y el narcotráfico”.

3 comentarios a “Arco del Pacifico: Chile, Perú, Colombia y México se lanzan a la conquista de Asia”

  1. viejolobodemar dijo:

    Es una estupenda idea, es de esperar que pueda llegar a buen fin, seria un gran paso al futuro prospero que todos esperamos.

  2. antena3 dijo:

    Pues parece una jugada muy inteligente y astuta. Creo que de alguna manera frena el avance del ALBA, pero tambien complica las aspiraciones hegemonicas de Brasil en Latinoamerica.

  3. viejolobodemar dijo:

    Desde el punto de vista de mejorar la infraestructura portuaria, no veo las dificultades de Brasil en este asunto.

Comentar esta noticia

 

Cambiar a versión móvil