Ecuador: banqueros deben vender sus acciones en prensa

Infolatam
Quito, 20 de octubre de 2010

Las claves

  • El caso más importante es el de Teleamazonas que estaba controlado por el poderoso banquero Fidel Egas.
  • Todos los banqueros tendrán que presentar a la Superintendencia una declaración juramentada de que no poseen ninguna acción en medios de prensa.

Los banqueros ecuatorianos tienen hasta este miércoles para vender todas sus acciones en los medios de comunicación del país, en cumplimiento de una cláusula de la Constitución que pretende eliminar la influencia de los “grupos de interés” en las noticias.

“El plazo se tiene que cumplir a rajatabla”, dijo una fuente de la Superintendencia de Bancos y Seguros de Ecuador, que pidió no ser identificada. La medida afecta tanto a medios audiovisuales como escritos, aunque la presencia de los banqueros en el accionariado es más importante en televisiones y radios.

El caso más importante es el de Teleamazonas, uno de los principales canales del país, que estaba controlado por el poderoso banquero Fidel Egas. Egas ha anunciado el traspaso de sus acciones del canal, así como de Dinediciones, una editora de revistas, a un fideicomiso cuyos socios son empleados, amigos suyos, una empresa española y otra peruana, que no ha identificado.

Se desconoce aún qué hará la familia Eljuri con Telerama, un canal regional con sede en Cuenca. El grupo posee numerosas empresas, incluido el Banco del Austro, por lo que tendrá que deshacerse del banco o de la estación de televisión.

La medida también afecta a otras televisiones y radios regionales, según la Superintendencia de Bancos, que no ha publicado una lista porque por ley no puede divulgar el accionariado de sociedades anónimas, de acuerdo con la fuente.

Todos los banqueros de Ecuador, incluidos administradores de entidades financieras, miembros de los consejos administrativos y directivos, tendrán que presentar a la Superintendencia hasta el 30 de octubre una declaración juramentada de que no poseen ninguna acción en medios de prensa, detalló el funcionario.

A continuación, la Superintendencia de Bancos, junto con la Superintendencia de Compañías, de Telecomunicaciones y el Consejo Nacional de Telecomunicaciones verificarán si efectivamente ya no hay presencia de la banca en los medios ecuatorianos.

Quien desacate la orden se enfrenta a sanciones que van desde la suspensión de su condición de accionista hasta la subasta de su participación por parte del Estado.

La prohibición no sólo afecta a los bancos comerciales sino también a las cooperativas de ahorro y crédito, y a las mutualistas, cuyos socios tampoco podrán tener ninguna acción en la prensa.

Comentar esta noticia

 

Cambiar a versión móvil