Paraguay: Lugo releva por cuarta vez comandantes militares

Lugo rechazó la víspera cualquier riesgo de golpe de Estado por parte de los militares.

Infolatam
Asunción, 4 de noviembre de 2009

El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, relevó a los comandantes del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea, un día después de que rechazara el riesgo de un un golpe de Estado, informaron fuentes militares. El relevo será el segundo del año y el cuarto que ordena Lugo desde su asunción el 15 de agosto de 2008.

Las claves

  • La asunción de los nuevos oficiales se realizará este jueves, en presencia del comandante de las Fuerzas Militares, Cíbar Benítez Cáceres.

El general Juan Óscar Velázquez fue apartado de la Comandancia del Ejército y en su lugar asumirá el general Bartolomé Ramón Pineda, según la orden general número 188 firmada por Lugo en su carácter de comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas.

Por su parte, el general Hugo Gilberto Aranda será jefe de la Fuerza Aérea en lugar del general Darío Dávalos, mientras que el contraalmirante Emérito Orué, comandante de la Armada, y sustituirá al contraalmirante Claudelino Recalde. El portavoz militar, el coronel José Manuel Cáceres, informó de esos cambios en un comunicado, en el que se detalla que la asunción de los nuevos oficiales se realizará este jueves, en presencia del comandante de las Fuerzas Militares, Cíbar Benítez Cáceres.

El cambio, el segundo del año y el cuarto que ordena Lugo desde su asunción el 15 de agosto de 2008, fueron anunciados tras la reunión que el jefe de Estado realiza los miércoles por la mañana con los altos mandos militares. Lugo, cuya llegada al poder al frente de una alianza de amplia base ideológica supuso la caída de un partido único después de una hegemonía de 61 años, rechazó en la víspera cualquier riesgo de una quiebra del proceso democrático al asegurar que las Fuerzas Armadas de su país "no se prestarán a ningún tipo de intentona".

"Yo les puedo asegurar, como comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de la Nación, que institucionalmente no existe ningún peligro de golpe de Estado, por los menos promovido por el estamento militar", afirmó. El gobernante se refirió así ante una consulta sobre unos rumores de un acuartelamiento de militares y policías que corrieron el fin de semana, en medio de versiones de amenazas de bomba en centros nocturnos de Asunción.

Lugo vinculó esos rumores al traslado de ocho tanques de fabricación brasileña que fueron reparados en una localidad del estado brasileño de Matto Grosso do Sul, en la frontera con Paraguay.
Los blindados fueron entregados la semana pasada en la ciudad paraguaya de Pedro Juan Caballero, a 540 kilómetros al noreste de Asunción, y fronteriza con la brasileña de Ponta Porá.
Sin embargo, el gobernante reconoció que pueden haber "pequeños bolsones (grupos)" de militares que podrían "ser utilizados por la clase política", pero aseguró que "institucionalmente las Fuerzas Armadas no se prestarán a ningún tipo de intentona golpista".

Comentar esta noticia

 

Cambiar a versión móvil