Brasil: el partido de Lula reitera respaldo a candidatura de Rousseff pese a cáncer

Infolatam
Río de Janeiro, 26 de abril de 2009

La ministra brasileña de la Presidencia, Dilma Rousseff, a la que el presidente Luiz Inácio Lula da Silva defiende como su sucesora en la jefatura del Estado, anunció que se someterá a un tratamiento de quimioterapia luego de que le fuera extraído un tumor maligno. Varios líderes del partido de Lula reiteraron su respaldo a la candidatura de Rousseff pese su enfermedad.

Las claves

  • Líderes del partido de Lula reiteraron su respaldo a la candidatura de Rousseff pese a su enfermedad.
  • Rousseff dijo que, pese a la agresividad del tratamiento, sus médicos le garantizaron que podrá continuar con su rutina habitual y que no necesitará alterar su agenda.

El cáncer siembra de dudas el camino de Dilma Rousseff

El análisis
Josías de Souza

Josías de Souza

“… ¿Va a mantener Lula la opción prefencial por la ministra? ¿La disputa interna entre los supuestos presidenciales del PT, que se había interrumpido, no será reanudada? Son esas -y muchas otras- las dudas que provocarán “insomnios crueles” en Dilma y en las personas que la rodean los próximos meses. Para Dilma el calendario electoral se acortó dramáticamente. El año de 2010 irrumpe en el 2009 de la ministra. Antes de enfrentarse con los rivales, por ahora hipotéticos, tendrá que liquidar un adversario real e inmediato”. (Folha de Sáo Paulo. Brasil)

Rousseff, en una inesperada rueda de prensa que concedió este sábado en el Hospital Sirio Libanés de la ciudad de Sao Paulo al lado de sus médicos, dijo que hace pocas semanas sus doctores le extrajeron un linfoma, que es un tumor cancerígeno en los ganglios linfáticos, cuya existencia desconocía.

La ministra agregó que los exámenes no detectaron ningún otro foco de cáncer en su organismo y que se someterá a quimioterapia como "tratamiento complementario" durante unos cuatro meses para garantizar las mayores posibilidades de cura de la enfermedad.

Rousseff agregó que, pese a la agresividad del tratamiento, sus médicos le garantizaron que podrá continuar con su rutina habitual y que no necesitará alterar su agenda. La ministra, que no respondió a ninguna de las preguntas sobre su posible candidatura presidencial en las elecciones de 2010, aseguró que mantendrá todas sus actividades programadas.

"No respondo a ese asunto ni amarrada", afirmó la ministra al ser interrogada sobre sus aspiraciones electorales. Pese a que la candidatura no ha sido oficialmente lanzada, ya es dada como un hecho por Lula y por varios líderes de los partidos oficialistas, principalmente del socialista Partido de los Trabajadores (PT), que la tratan como precandidata.

Esos líderes han reiterado su respaldo a la candidatura presidencial de Rousseff, pese a su enfermedad. "No veo ningún problema en que ella sea candidata. Continuamos contando con ella", afirmó el presidente del PT, el diputado Ricardo Berzoini, al ser interrogado sobre si el diagnóstico de cáncer y el tratamiento podrían afectar las aspiraciones de Rousseff. "Ella continúa siendo nuestra candidata", agregó el diputado José Eduardo Cardozo, un importante dirigente del PT en Sao Paulo, el estado más poblado de Brasil.

Comentar esta noticia

 

Cambiar a versión móvil