Palabras de buena crianza

Infolatam
Santiago, 16 de septiembre de 2008
Por Angel Soto

“…es evidente que no se avanzó demasiado salvo en lo relativo a palabras de buena crianza respecto de la democracia, el valor de los gobernantes legítimamente elegidos, el respeto a los derechos humanos, etc. …Todas ellas loables y aplaudibles, pero que sin embargo en nada concreto ayudan a frenar la crisis que vive Bolivia”.

Por más de cinco horas estuvieron reunidos en el Palacio de La Moneda, en Santiago de Chile, los Presidentes sudamericanos más el canciller de Perú, quienes fueron convocados a una reunión extraordinaria por el presidenta en ejercicio, Michelle Bachelet. Estrictamente es una forma de decir, pues el verdadero convocante fue Hugo Chávez quien adelantándose a la mandataria chilena lo propuso el viernes pasado.

Tras conocer la declaración emitida por los presidentes, quedan muchas dudas y ninguna respuesta, pues más allá del hermetismo de la reunión y la falta de comunicación con la prensa, es evidente que no se avanzó demasiado salvo en lo relativo a palabras de buena crianza respecto de la democracia, el valor de los gobernantes legítimamente elegidos, el respeto a los derechos humanos, etc. Todas ellas loables y aplaudibles, pero que sin embargo en nada concreto ayudan a frenar la crisis que vive Bolivia. Llamados a constituir una mesa de diálogo entre la oposición y el gobierno boliviano, con la presencia de personal de UNASUR y colaboradores de la OEA, en nada resuelven el conflicto, ¿por qué? Pues tal como señaló el columnista de La Tercera, José Rodríguez Elizondo, la reunión no estaba focalizada en el solidaridad respecto de los problemas internos de Bolivia, o ¿acaso alguno de los jefes (y jefas) de Estado apoyarían a la oposición al MAS?, sino que el foco de atención estuvo en su problema externo, es decir: Hugo Chávez, quien en víspera de las elecciones regionales venezolanas buscar utilizar cualquier instancia para revertir su baja de popularidad en Venezuela.

Queda la duda de cuál fue el papel de Brasil en esta reunión ¿jugó como contrapeso a Venezuela?

Por otro lado, ¿dónde esta la OEA?, que como acertadamente señaló el canciller peruano, es el organismo llamado a ser el foco por tener la institucionalidad, los instrumentos legales (mandato de carta democrática) y la experiencia necesaria.

La constitución de una comisión, que quizás fue idea de la gobernante chilena, esperemos que rinda algún fruto, pero lo claro es que Bolivia no tiene posibilidades de resolver su problema de manera soberana e independiente. Chávez es un factor fundamental y Morales no hará nada que “su padre” no le indique. Una especie de reedición de lado oscuro de la fuerza.

Estados Unidos seguramente siguió con atención la reunión en La Moneda, claro que no debiera ser mucha ya que éste no es un tema que le quite el sueño a la nación del norte,  que en medio del conflicto en Georgia y medio oriente, América Latina suena como un murmullo dentro de las preocupaciones de su política exterior. No obstante, debiera ser capaz de dar señales claras frente a los insultos del mandatario venezolano y no permitir que gratuitamente el dictador caribeño se haga de las suyas en la región. No hay que olvidar que Estados Unidos ha diversificado su matriz energética, y su dependencia del petróleo venezolano puede ser reemplazada, quizás en parte por la propia Colombia, en tanto que para Venezuela no es fácil reemplazar el mercado norteamericano y no tiene capacidad de almacenar el petróleo no vendido. ¿Rusia vendrá a salvar a Chávez como en el pasado lo hizo con Castro y el azúcar cubana?

Chávez hasta el término de la conferencia, aun no se robaba la atención de las cámaras, salvo por su desafortunado tributo a Allende, que los presidentes secundaron en la declaración.

En el entretanto, si bien se llama a la unidad de Bolivia, nada se dice del atropello a los derechos democráticos de la oposición. Lo más difícil esta por venir, ¿civiles contra civiles?, ¿militares contra civiles?, o ¿militares contra militares?, es el fantasma de la fragilidad democrática latinoamericana.

Comentar esta noticia

 

Cambiar a versión móvil