El rol de la mujer en la política argentina

Infolatam
Buenos Aires, 18 de julio 2007
Por Santiago Lacase

(Especial para Infolatam) .- “..Lo más probable es que no haya grandes cambios con respecto a la actual gestión, sino algunas diferencias de estilos. La campaña actual de la senadora Fernandez de Kirchner pone el foco en señalar que ella es lo nuevo y éste atributo se sostiene en la intención de transmitir una imagen más moderada que la de su esposo Nestor Kirchner”

 

Un destacado consultor político latinoamericano sostiene que uno de los elementos más importantes del cambio del mundo contemporáneo tiene que ver con los nuevos roles de la mujer en la sociedad y en la politica. Y contextualiza esto diciendo que el aporte más importante de las mujeres a la democracia es que, en general, tienen una visión más práctica de la vida y un gran sentido común.

La Argentina está en un proceso de feminización de la política como ocurre en diferentes lugares del mundo. Sin ir más lejos nuestro vecino país Chile tiene una mujer Presidente, Michelle Bachelet. Nuestro país se sube a esta tendencia global de revalorización del rol de la mujer en la política, quizás un poco tarde, ya que hay que tener en cuenta que hasta mediados del siglo XX la mujer no tenía el derecho a votar.

Tarde pero seguro… y con fuerza. El campo político argentino cuenta desde hace años con legisladoras (a nivel nacional, provincial y municipal) y en los últimos años las mujeres han ocupado nuevos espacios de poder. En el gabinete nacional había tres mujeres ministros (ahora dos con la renuncia de Felisa Micheli), dos miembros de la Corte Suprema de Justicia Nacional también son mujeres y el 24 de junio se consagraron dos políticas más: Fabiana Ríos como gobernadora de Tierra del Fuego y Gabriela Michetti como vicejefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires acompañando a Mauricio Macri. Este último caso es particularmente destacable, ya que la figura femenina de Michetti terminó por ablandar una imagen demasiado dura de Macri.

Pero el punto máximo de la escalada de la mujer en la política se da con la candidatura de Cristina Fernandez de Kirchner a la presidencia de la nación. Hoy las encuestas le dan una intención de voto de alrededor del 45%, con una diferencia de 35 puntos sobre quien ocupa el segundo lugar, Roberto Lavagna. Elisa Carrió es otra mujer que se presenta como candidata para el 28 de octubre, pero en este caso no supera el 8% de intención de voto.

Analizando estos números, podemos afirmar que lo más probable es que Cristina Fernandez de Kirchner gane en primera vuelta. Será la primera vez que la Argentina cuente con una presidente electa por el voto popular. Isabel Perón gobernó el país tras la muerte del Presidente Perón (la fórmula que gana las elecciones en 1973 estaba encabezada por Juan Domingo Perón e Isabel era su vicepresidente) hasta el golpe militar de 1976 y no existen antecedentes de otra figura femenina que haya accedido desde entonces a la primera magistratura.

Suponiendo que gane en primera vuelta como sugieren las encuestas, qué podemos esperar de un gobierno encabezado por Cristina Fernandez de Kirchner. Lo más probable es que no haya grandes cambios con respecto a la actual gestión, sino algunas diferencias de estilos. La campaña actual de la senadora Fernandez de Kirchner pone el foco en señalar que ella es lo nuevo y éste atributo se sostiene en la intención de transmitir una imagen más moderada que la de su esposo Nestor Kirchner. Los viajes al exterior son una de las herramientas utilizadas para respaldar esta imagen, ya que se la presenta como una política interesada en los problemas internacionales y además en cada viaje se realiza una presentación a la comunidad empresaria local, donde el mensaje es de apertura a las inversiones extranjeras. La conformación del equipo ministerial también será un elemento para traslucir que hay un cambio real y no solo de nombres.

El contexto económico no será muy diferente al actual. El borrador del presupuesto nacional que fue enviado al Congreso Nacional la semana pasada presenta un crecimiento del PBI del 4% para el 2008, pero proyecciones privadas anuncian un crecimiento más cercano al 6,3%. De los problemas que tiene el país actualmente, dos son de especial importancia para la opinión pública y que quedarán para resolverse en la gestión venidera: la inflación y la escasez de energía. Para estos temas no se conocen cuáles son las políticas que aplicará Fernandez de Kirchner de acceder a la presidencia.

La mujer, por mérito propio se ha ganado un lugar muy importante en la política argentina y latinoamericana y son altas las posibilidades de que una de sus representantes gane las presidenciales de octubre en nuestro país.

 

 

Comentar esta noticia

 

Cambiar a versión móvil