Chile: BBVA propone fórmulas para mejorar sistema de pensiones.

Infolatam
Santiago, 27 de marzo de 2006

El grupo español Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) presentó hoy en Santiago varias propuestas para mejorar el sistema privado de pensiones en Chile, cuya reforma impulsa el Gobierno de la presidenta Michelle Bachelet.

El Gobierno de Bachelet creó una comisión especial para trabajar en la reforma del sistema de pensiones. Esta reforma es necesaria por la obligación de Estado de garantizar una pensión mínima y por el bajo monto de las pensiones, provocado por la escasa cotización de los trabajadores independientes.

Las propuestas del BBVA, dueño en Chile de la Administradora de Fondos de Pensiones (AFP) 'Provida', la mayor del país, se basan en un diagnóstico de largo plazo, elaborado por un equipo multidisciplinario en el que participaron profesionales de la entidad de toda América.

Según el gerente de Estudios del BBVA Chile, Joaquín Vial, tras 25 años de operación el sistema privado de pensiones 'ha justificado plenamente el reemplazo del antiguo sistema de reparto, en el que los beneficios no guardaban relación con los aportes y se generaba un elevado y creciente déficit fiscal'.

Vial admitió, sin embargo, que es necesario perfeccionar el sistema, para asegurar una mejor protección a los grupos vulnerables, en especial las mujeres y quienes sufren largos periodos de desempleo.

Añadió que también es conveniente generar instrumentos e incentivos para inducir a grupos que no están en el sistema (trabajadores independientes y asalariados por hora) a incorporarse.

Según el BBVA, lo más importante para mejorar las pensiones es promover el crecimiento económico, que se refleje en salarios más altos y mayores retornos de las inversiones.

También debiera mejorarse la frecuencia de cotizaciones y, en el caso de las mujeres, postergar la edad de jubilación a 65 años (actualmente de 60 años).

Asimismo, aumentar la cobertura de trabajadores independientes y, en el caso de empleos temporales, obligar a tasas de cotizaciones más altas, durante el período laboral, para acumular más dinero y acceder a una pensión mínima.

Otra propuesta del BBVA es que los empleadores de personas que tienen varios patrones, sin contratos de trabajo, hagan aportes provisionales de forma proporcional.

Además, propone flexibilizar el régimen de inversiones de las AFP, ampliando los límites de inversión en el exterior, de forma gradual.

Vial estimó que la combinación de estas medidas produciría efectos positivos para los afiliados con aumentos de las pensiones del orden de 30 por ciento real, y dejaría prácticamente a toda la población cubierta.

El pasado 23 de marzo, la presidenta Bachelet anunció un aumento de las pensiones mínimas y asistenciales para 1.216.000 personas, con un gasto anual de 92.100 millones de pesos (unos 180 millones de dólares).

Comentar esta noticia

 

Cambiar a versión móvil