El raquitismo de la economía mexicana.

Infolatam
México.-16/02/2006
Por Luis Enrique Mercado

La economía mexicana padece una severa enfermedad desde cuando menos un cuarto de siglo: tiene raquitismo, la misma enfermedad que afecta el crecimiento de muchos niños mexicanos y que produce el mismo efecto en la economía.

Los datos que esta semana dio a conocer la Secretaría de Hacienda de México indican que en 2005 el Producto Interno Bruto Mexicano creció 3%, cifra que vista así, sola, parece satisfactoria.

Sin embargo, no lo es tanto y entramos en el terreno de los sustos, cuando sumamos este crecimiento al de los cuatro años anteriores y nos damos cuenta que en lo que va del gobierno de Vicente Fox, la economía mexicana ha crecido apenas un 1.9% anual promedio.

Y de los sustos pasamos a los desmayos cuando analizamos los datos de los últimos 25 años y encontramos que desde 1980 a la fecha, la economía mexicana apenas si ha crecido 0.9% promedio anual, crecimiento inferior a la tasa en que aumenta la población.

Ha sido tradicional que la columna vertebral del crecimiento económico de México, aún raquítico, sea el sector industrial. Pero el año pasado la industria mexicana creció apenas un 1.6%.

¿Por qué la economía mexicana tiene raquitismo?

Las respuestas están a la vista de muchos, pero no de los políticos:

En 25 de los últimos 30 años la economía mexicana padeció una severa inestabilidad, que se ilustra con el hecho de que la paridad del peso frente al dólar pasó de 12.50 pesos por dólar en 1975 a 10,500 pesos (10.50 ahora porque se le quitaron 3 ceros al peso en 1992).

Sólo hasta hace seis años la economía mexicana logró bajar la inflación a menos de dos dígitos y sólo hasta 2005, los precios subieron en promedio 3%, tasa inflacionaria que las actuales generaciones de mexicanos no conocían, ya que la última vez que México tuvo una inflación tan baja fue a finales de los años 60.

En un clima de inestabilidad es lógico que una economía no crezca y eso ha sucedido con México.

Pero más recientemente, otros factores están afectando el crecimiento: el más importante es la inseguridad que se respira en México y que inhibe las inversiones.

México ya resolvió el problema de la inestabilidad económica, pero cada día es una nación menos segura y si no resuelve también esto, la economía mexicana seguirá con sus mediocres tasas de crecimiento.

Comentar esta noticia

 

Cambiar a versión móvil