Uribe se la juega en Estados Unidos.

Infolatam
15/02/2006

El Presidente de Colombia se entrevistará hoy con Rob Portman, representante de Comercio de Estados Unidos, para la negociación del Tratado de Libre Comercio que afecta principalmente a los sectores avícola y agrícola que están a la espera de unos resultados inciertos.

Las claves

  • Colombia, Peru, Ecuador y Bolivia negocian con EE.UU la renovación de sus acuerdos comerciales.
  • Bush solicitó para la campaña 2007 contra las drogas en la región andina 727,1 millones de dólares, de los cuales el 64,4% irá a Colombia.

Una economía de clase mundial.

El análisis
Juan Carlos Echeverry

Juan Carlos Echeverry

Una asociación bizarra de unos pocos ricos e intelectuales se opone al TLC. El actual debate público sobre la eventual firma de un Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos está siendo dominado por un puñado de hombres adinerados que no quieren perder un enorme regalo que el Estado les ha entregado por décadas, y por un puñado de intelectuales de izquierda que, por razones ideológicas, se alinean en contra del comercio internacional, en particular de esa nación del norte. (El Tiempo. Colombia)

Esta es la primera vez que un presidente en funciones llega a Washington para participar y decidir directamente la suerte de una negociación de un tratado de libre comercio con Estados Unidos.

Asumir ese trabajo le ha significado a Alvaro Uribe dejar momentáneamente su papel de político en campaña para la reelección, intento en el cual es el favorito. Durante los últimos días se ha venido informando desde el Ejecutivo que éste podría no llegar a un acuerdo con el gobierno de Estados Unidos hasta no lograr acuerdos equitativos en varios temas sensibles de la economía colombiana, como son los sectores avícola y agrícola. De todo esto hablara hoy Uribe con Rob Portman y mañana con Condoleezza Rice.

Por su lado, el mandatario en declaraciones desde Wahington afirmó que Colombia entrará al mercado de Estados Unidos con café y tabaco, y que no quedará rezagado en la exportación de textiles. “Queda toda la posibilidad de entrar al mercado norteamericano con nuestros cafés industrializados, con el tabaco”, señaló el gobernante.

Y se preguntó: “¿Qué pasaría si el año entrante no pudiéramos exportar porque nos impongan aranceles aquí (en Estados Unidos) y que veamos que llegan con fuerza los textiles y confecciones de Centroamérica y otros países como China, y que nosotros quedemos por fuera?”.

Uribe dijo que el gobierno calcula que la negociación del TLC cuesta 1.100 millones de dólares al campo anualmente, y que eso representa un punto del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

Comentar esta noticia

 

Cambiar a versión móvil