Encuentro Derbez-Rice sobre inmigración.

Infolatam
Mexico.- 14/02/2006

Fox aseguró ayer que éste será “un año decisivo” para resolver los problemas de la emigración centroamericana a Estados Unidos. La secretaria de Estado Condoleezza Rice cenará el martes con los cancilleres de Colombia, México, Panamá y El Salvador para hablar de los problemas migratorios.

Las claves

  • En 2005 las remesas envíadas por los mexicanos fueron de 26 mil millones de dólares, segun el BID.
  • Las remesas que envían los mexicanos que trabajan en Estados Unidos, representan la segunda fuente de ingresos de México después del petróleo.

Un juego más amplio

El análisis
Macario Schettino

Macario Schettino

“Tenemos una frontera muy grande con el país más rico y poderoso del planeta, por donde ocurre la mayor cantidad de cruces fronterizos, se da el mayor comercio y regresa la mayor cantidad de remesas del mundo. Aunque tratamos diariamente de acabar con nosotros mismos, no lo hemos logrado, y este país es importante”. (El Universal. México)

La decisión de Estados Unidos de endurecer las fronteras para contener el flujo migratorio de los países centroamericanos ha sido analizada en la cumbre de cancilleres centroamericanos de Cartagena. El origen del problema está en el proyecto aprobado por la cámara de representantes de Estados Unidos para la construcción de un muro de más de 1.100 kilómetros en la frontera de EEUU con México para detener los flujos de inmigrantes indocumentados.

El canciller mexicano, Luis Ernesto Derbez, dijo hoy en Cartagena (Colombia) que es posible que los presidentes de 11 países latinoamericanos se reúnan para discutir la nueva política migratoria estadounidense. “No tengan la menor duda de que ese diálogo se realizará”, afirmó Derbez al término de una conferencia convocada en este balneario caribeño para buscar una “estrategia integral” frente a la agenda legislativa de Washington con respecto a la inmigración ilegal.

Fox confía en que este proyecto sea modificado en el Senado. “Hemos trabajado duro durante cinco años para que llegara este momento en que el Congreso de Estados Unidos debata una iniciativa migratoria y estamos en un punto en que no habíamos estado antes y cercanos a una resolución”, aseguró Fox aunque alertó sobre la gran actividad de algunos lobbies que “no quieren que se llegue a un acuerdo (migratorio) y buscan poner piedras en el camino”.

Washington también se ha quejado en los últimos días al Ejecutivo mexicano por la creciente violencia atribuida a los narcotraficantes y secuestradores en la región fronteriza. El Gobierno mexicano informó ayer sobre las detenciones de indocumentados: en el 2005 se detuvieron 240.269 emigrantes ilegales principalmente centroamericanos, lo que supuso un incremento del 11,39 por ciento respecto al 2004.

Los ministros de Relaciones Exteriores de México, República Dominicana, Guatemala, Belice, Costa Rica, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Panamá, Ecuador y Colombia también acordaron impulsar una cumbre hemisférica sobre migración a realizarse en México en el primer semestre de este año.

En la declaración conjunta emitida este lunes y firmada por los cancilleres se acordó también impulsar campañas en Estados Unidos y Europa en las que se dé a conocer la importancia que tiene en el mercado laboral de esos países la presencia de la mano de obra del migrante.

Los ministros de exteriores reunidos en Cartagena expresaron ayer su preocupación porque se confunda emigración y narcotráfico y resaltaron la importancia que para algunos países tienen las remesas de los emigrantes como una de las principales fuentes de riqueza de algunos de los países latinoamericanos.

La captación de fondos de los emigrantes se ha convertido en una actividad muy rentable para las entidades financieras en México, entre ellas el BBVA, que han puesto en marcha recientemente algunos productos específicos para los emigrantes (ver informacion de Infolatam).

Se calcula que en Estados Unidos viven y trabajan hasta unos 12 millones de inmigrantes indocumentados, de los cuales 4 millones son mexicanos. Sumados los inmigrantes de Colombia y los otros países centroamericanos el número ascendería a más de 7 millones, según fuentes diplomáticas.

Comentar esta noticia

 

Cambiar a versión móvil